Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Kanye West vs. Taylor Swift: 3, 2, 1… ¡Fight!

Por N. Warrior / 28/02/2016
Kanye West vs. Taylor Swift: 3, 2, 1… ¡Fight!

Está el ambiente calentito entre estrellitas y ya se sabe que tienen el ego disparado, y donde hay mucho ego acaba floreciendo el beef. Kanye West y Taylor Swift han protagonizado los últimos días toda una serie de puyitas que se han ido lanzando mutuamente y que pone en evidencia que el ambiente está más que crispado.

El pasado 11 de Febrero, y para promocionar su último disco ‘The Life of Pablo’, Kanye aprovechó el evento de lanzamiento de la Yeezy Season 3 para dar un pequeño espectáculo. La sorpresa entre algunos asistentes y el resto de público que estaba visualizando el streaming del evento, fue enorme cuando de golpe ‘Ye esputaba: «I feel like me and Taylor might still have sex/Why? I made that bitch famous/Goddamn, I made that bitch famous.» (Siento como si yo y Taylor aún pudiéramos tener sexo… ¿Por qué? Hice a esa zorra famosa. Maldita sea, hice a esa zorra famosa).

Lógicamente esta frase no tendría que haberle hecho ninguna gracia ni a Taylor Swift, la principal afectada, ni a Kim, la esposa de Kanye, ni al sector femenino en general, por lo despectivo del mensaje. Incluso el hermano de Taylor publicó en Instagram un vídeo al que acompañaba el pie «Haciendo limpieza de armario…» en el que se veía cómo tiraba unas Yeezy a la basura. A pesar de todo, el Sr. West se adelantó a la explosión de la crisis explicando que había llamado previamente a Taylor para preguntarle qué le parecía ese verso, e incluso le había pedido su visto bueno a Kim, y que ambas estuvieron de acuerdo en que lo lanzara y no se sentían afectadas por ello.

Por su parte, el equipo de Taylor tiene otra versión de la historia: «Kanye no llamó para la aprobación de Taylor, sino que le preguntó si podía anunciar el single ‘Famous’ en su cuenta de Twitter. Ella rechazó y le advirtió sobre sacar una canción con un mensaje misógino tan fuerte. Taylor nunca supo qué decía en realidad la letra«.

Turno para Swift. Lógicamente la cantante pop no iba a resignarse a escuchar el tema de ‘Ye sin hacer nada, así que aprovechó su triunfo en los Grammy para lanzar un mensaje a Mr. West durante su discurso. «Como la primera mujer en ganar dos veces el Grammy a ‘Álbum del año’, quiero decir a todas las chicas que hay ahí fuera: habrá gente a lo lago del camino que intentará cortar tu éxito y llevare el mérito de tus triunfos o tu fama».  Claramente, la de 1989 no siente que le deba nada a Kanye. Mucho menos su fama.

Entre todo este lío van los de Page Six y filtran un audio que supuestamente es del 13 de Febrero, y que parece ser una grabación del backstage de Kanye tras acudir al programa Saturday Night Live. En este podemos escuchar al rapero decir cosas cómo: ¿tú sabes quién soy yo? Y comparándose a sí mismo con personajes como Pablo Picasso o Stanley Kubrick. Aprovechó su ataque de cólera para soltar algunas perlas sobre Swift, acusándola básicamente de ser una falsa (o, mejor en sus palabras, fake ass).

Paralelamente a esto, entra en acción Bob Ezrin. El tipo es un productor veterano de Rock que ha trabajado con grupos de la talla de Pink Floyd o Kiss. Pero lo que nos importa de verdad: hace poco escribió en la revista Lefsetz Letter sobre Kanye y a Yeezus no le ha hecho ni puta ninguna gracia. «A diferencia de otros creadores de su género como Jay-Z, Tupac, Biggie, o incluso M.C. Hammer, es improbable que de aquí 20 años sigamos citando frases de las canciones de Kanye. (…) Él no ha abierto nuevas líneas de discurso al público como sí hicieron NWA, ni ha introducido al mundo a una nueva forma de arte como Grandmaster Flash, ni siquiera ha tratado sobre temas importantes y memorables y de gran importancia social en su música como sí han hecho Marshall, Macklemore y Kendrick.» El producto incluso llegaba a cuestionar en su artículo si lo que hace Kanye se puede considerar arte, o es más «como ese tipo que interrumpe el momento crítico del partido corriendo en pelotas por el campo».

Kanye, cómo no, explotó en cólera y decidió contestar al productor por su red social favorita:

‘¿¿¿Alguien ha oído alguna vez hablar de Bob Ezrin???’

‘¿Qué cojones sabe él de rap…?’

‘Estoy cansado de gente mayor que no tiene ninguna conexión con nada intentando opinar sobre música.’

‘Haz algo relevante… ¡¡¡Por favor no hables de mí nunca más hermano!!!’

‘Tus hijos están avergonzados de su padre… Perdón por hablar de niños… Pero imagináos ser un hijo de Bob Ezrin…’

‘Me siento muy mal por ellos… ¡Les voy a mandar Yeezys gratis para compensarles por la vergüenza que has causado en tu familia!’

‘Hermano dijiste que Macklemore era más importante musicalmente que yo… Sin ofender a Macklemore, es una buena persona.’

‘Bob por favor no hables nunca más en público… Representas todo lo que es erróneo de los puristas…’

‘¡¡¡Son los tipos como tú que dirigen las compañías y no invierten en ‘Ye incluso aunque soy el ídolo de tu hijo!!!’

En fin, la rivalidad y el dinero alimentan el ego hasta niveles insospechados, capaces de conseguir que dos (supuestamente) buenos amigos y colaboradores, se conviertan en enemigos de la noche a la mañana. Kanye o Taylor, ¿quién ganará la batallita de egos?