Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Lil Xan lo cuenta todo con respecto a su adicción a las drogas

Por JD Romero / 14/08/2021
Lil Xan lo cuenta todo con respecto a su adicción a las drogas

Aunque se ha achacado a los artistas y a la música, lo cierto es que el consumo de drogas se ha incrementado notablemente en los últimos años. La única diferencia es que antes se consumían drogas ilegales y ahora hemos pasado a medicamentos recetados, ya sean conseguidos de manera legal (mediante un doctor) o no.

Las constantes crisis económicas y de valores, las tensiones de todo tipo e incluso la pandemia han hecho que varias generaciones vivan prácticamente sin esperanza. Y, al final, esa desesperanza y esa tristeza se traduce en un dolor y en un vacío que calman con las drogas. Lo sepan o no, solo se trata de eso: poner una tirita en la aflicción y la melancolía.

Y eso mismo es lo que ocurrió con Lil Xan (nacido como Nicolás Diego Leanos), que casi muere de sobredosis por Xanax, curiosamente un medicamento al que era adicto y del que sacó su propio nombre artístico. La realidad supera (siempre) a la ficción.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Tanto es así que en una entrevista con «60 minutes» , el artista se abrió en canal acerca de sus adicciones, de cuando se dio cuenta de que podía acabar muriendo y de cuando tuvo ese momento de claridad (tal como lo llaman los alcohólicos) y vio que necesitaba ayuda urgentemente.

Lil Xan y sus problemas con los tranquilizantes y otras drogas

Estas fueron las palabras del artista de 24 años en el programa:

«Estaba tomando suficientes benzodiacepinas como para tumbar a un elefante. De hecho, tomaba entre 12 de dos miligramos al día y 14 de dos miligramos al día. Estaba realmente mal, realmente mal. Entonces me miré al espejo y me di cuenta de que sí seguía haciendo eso iba a morir muy pronto»

¡Suscríbete a The Medizine TV!

La parte buena de algo tan triste es que parece que Xan lo ha superado y ahora utiliza su experiencia para ayudar a otros, a pesar de que su nombre artístico parece incitar a los más jóvenes al consumo de medicamentos contra la ansiedad y los ataques de pánico.

A pesar de todo ello, la historia de Lil Xan es una historia de éxito. Una persona que se enfrenta a sus problemas, los reconoce públicamente (aunque sea consciente del daño que puede hacer a su imagen como artista) e intenta reparar el daño causado mostrando lo peligroso de las drogas… Sean legales o ilegales.

De modo que nuestra más sincera enhorabuena por ser capaz de darle la vuelta a una situación tan difícil.