Logo de The MedizineLogo de The Medizine

5 razones para (volver a) ver «Love, Death + Robots»

Por JD Romero / 26/07/2020
5 razones para (volver a) ver «Love, Death + Robots»

A pesar de las críticas de mundo del cine (referiéndonos al de las salas de proyección) y de ciertos sectores conservadores, lo cierto es que las plataformas como Netflix han hecho más mal que bien a los fans del séptimo arte. Hoy hablaremos de «Love, Death + Robots» y sobre qué la hace interesante.

Es cierto que han acomodado aun más a unos cinéfilos que cada vez les costaba más moverse e ir un centro comercial para ver una película, pero también eso pasó con el boom del VHS en los ochenta y noventa… Aunque no era tan absolutamente sencillo, fácil, barato y orgánico como ahora.

¿Dónde y por qué ver «Love, Death & Robots»?

Netflix ha financiado películas como «El irlandés» (de Martin Scorsese) cuyo casting principal podría haber sido un riesgo a nivel financiero para productoras tradicionales, lo cual prueba que su interés va mucho más allá del consumo rápido. También han financiado (y esto ni hacía falta decirlo) cine independiente, rarezas, películas para el sector afroamericano, animación y series, muchas series.

Y una de las mayores pruebas de ese interés por crear contenido llamativo, de calidad e incluso arriesgado es «Love, Death + Robots» (2019) una antología de capítulos de animación de entre 8 y 12 minutos cada uno, diferentes en historia, dibujo y dirección. Vamos, completamente inconexos excepto por dos cosas: animación y temática ciencia ficción.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aunque la media del nivel de calidad es muy alta, cada uno de los capítulos es tan diferente del resto que cada persona tendrá su favorito. Propuestas tan diferentes que un episodio podría dejarte un poco frío y el siguiente parecerte una obra maestra, su visionado es tan poco lineal que el resultado es tan subjetivo como a su vez maravilloso a grandes rasgos.

Era por tanto obvio que desde The Medizine acabaríamos recomendando «Love, Death + Robots» y lo hemos hecho de la mejor manera posible: desglosando las cinco principales razones para darle al botón de Netflix y no parar hasta terminarla entera.

1. La calidad de la animación

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Por mucho que estemos acostumbrados al altísimo nivel de la animación actual, «Love, Death + Robots» consigue lo imposible: sorprendernos.

Aunque cada capítulo tiene una guía de estilo diferente, todos están tan maravillosamente hechos que resultado es hipnótico. Incluso en algunos episodios puede permitirse ser perezoso en el guión, cosa que hace.

2. Los diferentes directores

Un director diferente por capítulo, lo que hace que cada enfoque, visión, diálogos, historia y mensaje sean completamente distintos de uno a otro.

Es de ese modo un placer darle al play y no tener ni idea de la perspectiva que va a tomar el episodio. Una magnífica lotería sci-fi.

3. Las historias

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Historias completamente diferentes desde el nexo en común de la animación y la sci-fi.

Si una te apasiona debes aceptar que se acaba y ya, si en otra no entras… También sabes que no va a durar mucho más de diez minutos. El tiempo perfecto para que en dos horas te des un atracón de capítulos.

4. Ciencia ficción desde muchas perspectivas

Normalmente se ha utilizado la ciencia ficción para darnos una moraleja sobre tal o cual asunto, sirviendo esa distancia de la fantasía como la idónea para ser incluso más claros y concisos.

Cada capítulo de «Love, Death + Robots» ofrece una perspectiva tan absolutamente diferente que no solo nos da un montón de maravillosos divertimentos, sino también mensajes sociales diferentes.

5. La duración

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aunque al principio pueda hacerse raro (los capítulos de animación normalmente no suelen bajar de los veinte minutos), lo cierto es que cumple su cometido con creces: darnos un montón de visiones diferentes de un mismo género. Y de camino compite con esas series de nueve temporadas en las que cada capítulo dura una hora.

Lo bueno si es breve, dos veces bueno.