Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Multa millonaria a un padre y un hijo por falsificar Supreme

Por JD Romero / 10/07/2021
Multa millonaria a un padre y un hijo por falsificar Supreme

La importancia de Supreme como firma en los últimos años ha sido tan grande, que casi es imposible de ignorar. Aunque seas la persona que menos se preocupa de la moda y las marcas del planeta tierra, has visto el logo en alguna parte. Sea original o no, sea en ropa o en cualquier otro objeto: la ascensión de Supreme ha sido tan estratosférica que es difícil encontrar otros casos de éxito similares. Al menos en ese espacio de tiempo.

Y como pasa con todas las marcas que se viralizan en los últimos años (quizás, décadas) hay artículos de imitación por doquier. En el caso de Supreme es tan llamativo y exagerado, que el 90% de lo que vemos por la calle es fake. No solo se ha convertido en una marca inmensa, sino que ha hecho muy ricos a muchos que la han falsificado.

Para muestra un botón: un padre y un hijo -que se dedicaban a falsificar la marca- acaban de ser sentenciados a varios años de prisión y más de 10 millones de dólares (10.4, para ser exactos) por un juez de Londres. Y es que, por muy normalizado que pueda estar la compra y venta de falsificaciones, no deja de ser un delito y muy grave.

Falsificar marcas como Supreme puede llevar a multas millonarias

Michele Di Pierro (de 53 años de edad) y Marcello Di Pierro (de 24 años) irán a prisión durante 8 y 3 años respectivamente por el delito. Los dos condenados abrieron tiendas de la marca (sin tener ningún tipo de relación real con la firma neoyorkina) en diferentes ciudades de Europa y de China. Surrealista, cuanto menos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Además, habían registrado la marca en Italia, Singapur, Indonesia y España. Para rematar la historia (que parece de película), los dos cabecillas de la trama ni siquiera se presentaron en el juzgado cuando estaban citados, con lo que se tuvo que proceder a su búsqueda y posterior detención.

Lo bueno de esta noticia es que acabará dando la vuelta al mundo y muchos delincuentes se pensarán si seguir adelante con las falsificaciones o no. No en vano, si dañamos directamente a la industria (y a las personas tras las firmas reales) llegará un momento en que todo se vaya a pique, y entonces es cuando nos daremos cuenta del talento real tras la mayoría de estas grandes marcas.

De momento, Michele Di Pierro y su hijo, ya han aprendido la lección.