Logo de The MedizineLogo de The Medizine

«Crack: cocaína, corrupción y conspiración» de Netflix: ¿merece la pena?

Por JD Romero / 17/01/2021
«Crack: cocaína, corrupción y conspiración» de Netflix: ¿merece la pena?

Puede que ya te hayas cruzado en Netflix con «Crack: cocaína, corrupción y conspiración», y te hayas planteado si merecería la pena verla.

El absoluto apogeo de las plataformas digitales ha traído muchas cosas buenas, cosas que se han amplificado aún más con una cuarentena que nos ha obligado a pasar —mucho— más tiempo en casa. La competencia entre las distintas opciones (Netflix, Amazon Prime, HBO, Disney +…) ha conseguido que se suba el nivel de las opciones disponibles y no sólo para series de acción real, de animación y de largometrajes, sino también para los documentales. Algo fantástico para los que disfrutamos de algo más que la ficción.

Y dado que HBO es quien tiene mejor fama del mundo en el formato documental (a pesar de que se la colaran con «Leaving Neverland»), Netflix ha decidido subir el listón y ofrecer cada vez más y mejores opciones en ese campo. De ese modo, los seguidores de los documentales estamos de enhorabuena.

¿Qué se ganaba, aparte de dinero, con la proliferación del crack en las calles?

Y es que precisamente el último gran documental de Netflix es este «Crack: Cocaína, corrupción y conspiración» , y no solo es un magnífico y crudo largometraje sobre la realidad de esa droga en Estados Unidos, sino que se acerca a lares mucho más valientes de lo que han hecho otros.

Es decir: a cómo Ronald Reagan permitía la entrada del crack en los barrios más desfavorecidos mientras se mostraba como parte de la solución. Algo que siempre se ha sabido, y no todo el mundo ha sido lo suficientemente valiente de decir en público.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Dirigido por alguien experimentado como Stanley Nelson (responsable de los magníficos «Miles Davis: Birth of the Cool» o «The Black Panthers: Vanguard of the Revolution»), «Crack: Cocaine, Corruption & Conspiracy» sigue esa estela de sinceridad, arrojo y conciencia social envuelta en un acabado absolutamente profesional y accesible. El documental es tan crudo como honesto, pero está tan bien acabado que puede ser consumido por cualquiera.

Durante los noventa minutos de duración, vemos entre imágenes de archivo, datos contrastados y todo tipo de reflexiones en primera persona (de exconsumidores, celebridades, políticos, activistas…) la devastación que el crack hizo durante los ochenta en los barrios más desfavorecidos de Estados Unidos.

Pero quizás esa no es la parte más relevante del largometraje, sino la explicación de quién, cómo y por qué se introducía esa droga en aquellas calles.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«Crack: Cocaína, corrupción y conspiración» es un documental que cuenta unas verdades tan incómodas que debes saber a lo que vas. Es decir: si prefieres ser feliz en la ignorancia, es mejor que no tomes la pastilla roja de Morfeo, porque eso precisamente es lo que narra este trabajo de Netflix dirigido por el maestro Nelson.

Tuya es la elección.