Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Quién es Roddy Ricch: la última perla de Compton

Por Jose Trives / 08/05/2020
Quién es Roddy Ricch: la última perla de Compton

Volver a hablar de Compton resulta gratificante, más aún después de tanto tiempo. La cuna de Dre, Eazy E y compañía para los nostálgicos y, cómo no, Kendrick Lamar para los no tan nostálgicos, ha visto nacer a un nuevo miembro que, de continuar así, va camino de convertirse en alguien tan grande como las leyendas de la zona. Su nombre es Roddy Ricch y, si todavía no sabéis quién es, tenéis un serio problema.

¿Quién es Roddy Ricch? El conglomerado de zonas

La cantera de Compton brilla una vez más con luz propia. A sus 21 años, Roddy tiene el honor de haberse convertido en uno de los pilares fundamentales de la industria musical actual gracias a multitud de temas que han acumulado millones y millones de reproducciones. Ha llegado del 0 al 100 en cuestión de minutos, pasando de ser un artista transparente para el panorama internacional a convertirse en uno de los mayores ídolos.


La carrera de Roddy es tan corta como prometedora y, pese a llevar a Compton en el corazón, su sonido no refleja de ninguna forma el estilo de su zona. Su música -aquí hablamos de estilo más que de letras-, se podría traducir como un híbrido perfecto entre la Atlanta de Future o Young Thug y ese drill de Chicago del que tanto presumen Lil Durk, Chief Keef y compañía.

Coger dos escuelas tan potentes y mezclarlas entre sí no es algo común, menos aún contando con otro ídolo como Kendrick Lamar como abanderado de la zona. De hecho, hablando de Kendrick y, como dato curioso, ambos artistas tuvieron un encuentro en la iglesia a la que acudía la familia de Roddy, cuando él todavía era poco más que un niño.

Pese a que ambos compartieron una conversación -Ricch incluso llegó a mostrarle algunas de sus skills-, ni mucho menos esta influyó en la forma de rapear de Ricch, cuyas letras se alejan bastante de lo que predica el señor Lamar.

Sí que lo hizo, en cambio, una vez alcanzada la fama, y es que el de ‘Good Kidd, M.A.A.D. City’ se ha erigido como uno de los maestros del jovencísimo artista en la toma de decisiones respecto a su carrera musical. Al fin y al cabo, Kendrick es un buen tipo, habrá que hacerle caso.

Roddy Ricch: Una vida dedicada a la calle

Y es que la vida de Rodrick Moore Jr. poco o nada tiene que ver con la del de ‘Swimming Pools’. El punto de vista de Kendrick es el del chico modélico que sobrevive pese a los peligros de la gran ciudad. Sin embargo, la historia de Roddy es la del chico malo que se busca la vida para adueñarse del caos, tal y como relata un artículo sobre él en Rolling Stone del que, además, se puede extraer una frase suya que resume, básicamente, el por qué de su música:

“I been through a lot,” he says. “Going through shit like bullets flying, it’ll fuck you up a little bit. It triggers something else in you. This fame shit is new to me. Being in rooms where you don’t have to worry about shit, I don’t get that side of life yet. I’ll be in the room with millionaires and billionaires and still be like, ‘What’s going on? Who’s that at the door?’”

«He pasado por mucho. He pasado por mierdas del rollo de balas volando de esas que te joderían un poco. Esta movida de la fama es nueva para mí. Estar en habitaciones en las que no tienes que preocuparte sobre ninguna mierda, todavía no comprendo este lado de la vida. En el futuro, estaré en la misma habitación con millonarios y billonarios y seguiré estando como, ‘¿Qué pasa? ¿Quién es el que está en la puerta?»

La historia de Roddy es la historia de un adolescente que se movía por las profundidades de Compton sin más pretensión que la de no recibir una bala perdida al día siguiente. Un joven que, después de darlo todo por perdido a los 18 años tras una serie de problemas con la justicia, decidió tomarse en serio la música y empezar a escribir las primeras líneas de un futuro que, a día de hoy, se está cumpliendo a rajatabla.

¿Queréis saber quién es Roddy Ricch realmente? Pues bajad un poquito más para conocer su trayectoria musical.

2017: el punto de inflexión de Roddy Ricch

Por si quedaba alguna duda de que la música de Roddy Ricch no iba a estar ligada, estéticamente, a su zona de origen, el joven artista se presentó al mundo en 2017 con ‘Feed tha Streets’, una mixtape un sonido hiperfamiliarizado con Atlanta y Chicago, achacado por el propio artista a sus viajes a aquellas dos ciudades en épocas en las que voces como Young Thug o Chief Keef estaban dando sus primeros pelotazos musicales.

Al igual que ocurre con muchos artistas contemporáneos a él, la línea que separa la West Coast y la East Coast se ha difuminado tanto para ellos que, en muchas ocasiones, cuesta distinguir el lugar de procedencia de un artista solo con escuchar su último álbum. Por supuesto, no ocurre lo mismo con Future o Lil Durk, prácticamente pioneros en el sonido de sus zonas respectivas.

¿Quiere decir esto que la música de Roddy Ricch no se identifica con Compton? Para nada. Puede que su sonido no se asemeje a Kendric, N.W.A. o The Game, pero lo verdaderamente importante, lo que realmente relaciona a un artista con su zona es el lugar en el que narra su historia. Y la localización del largometraje de Ricch se situaba, cómo no, en la ciudad del condado de Los Ángeles.

Así pues, tras dar rienda suelta a su imaginación durante un tiempo, Roddy llegó en noviembre de 2017 con un trabajo que sonaba a Chicago y a Atlanta, sí, pero que también guardaba en su interior un pedazo de la locura, el caos y la inestabilidad que solo alguien que ha pasado su infancia en Compton puede entender.

2018: generando una identidad propia

La semilla ya había sido plantada con ‘Feed Tha Streets’. Una vez roto el hielo, ya era cuestión de ponerse manos a la obra y seguir desarrollando, poco a poco, una identidad artística propia. Si bien es cierto que su primera tape atrajo la mirada del público, no fue hasta ‘Die Young’ cuando, realmente, el mundo entero comenzó a saber quién era Roddy Ricch.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

‘Die Young’ representa, por así decirlo, el comienzo de todo. Es, quizá, el tema que mejor representa la música de Roddy, ya que la letra está basada completamente en su vida, su miedo a perderla y, cómo no, en el sufrimiento interno que padece por haber perdido tanto a amigos muy cercanos como a artistas -XXXTentacion- demasiado pronto.

Tell me, why the legends always gotta die quick?

Dime, ¿por qué las leyendas siempre tienen que morir tan rápido?

Esta es un poco la idea sobre la que gira ‘Feed Tha Streets 2’, mixtape  que llega un año después de su predecesora y que se erige como una continuación fantástica. El dolor de Roddy se compensa con sus ansias por salir del fango. Esa historia tan recurrida por parte de múltiples artistas. Out the mud. No cabe duda de que la influencia de Atlanta estaba ahí.

Es quizá esa mezcla entre la dureza de su pasado con sus sueños por salir de la mierda en la que estaba metido donde residía el encanto de Roddy Ricch. Ser capaz de colar en un mismo tracklist dos himnos tan diferentes como ‘Down Below’ y ‘Every Season’ y, por si fuera poco, colocarlos uno después del otro, es de ser un jodido superclase.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

2019: la confirmación de la estrella

Con dos trabajos casi sin colaboraciones a sus espaldas, un estilo cada vez más propio y, por supuesto, un sinfín de motivos y razones que le respaldaban como, posiblemente, el artista con más talento y futuro de la new wave de la música actual, Roddy se plantó en 2019 lleno de esperanza.

¿Quién se fijó en él? El artista de Compton, pese a su edad, era respetado por la amplia mayoría del panorama y es que, cuando cargas con una historia como la de Ricch a las espaldas, lo mejor que puede hacer la gente de tu alrededor es desearte la mayor de las suertes.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

El respeto se tradujo en admiración, y dicha admiración le llevó a conseguir, sin buscarlo, dos padrinos: Meek Mill y Nipsey Hussle. Curiosamente, dos de los perros viejos de la escena que más se conocen las calles de toda América y que, a su vez, saben bien del sufrimiento de vivir día tras día en una situación de peligro constante.

Inciso: la corta -pero estrecha- relación de Roddy con Nipsey

Todo iba bien, joder. Su relación con Nipsey Hussle le permitió cumplir el sueño de todo joven artista que viene de luchar a diario en la calle: conseguir una colaboración con él. Quién diría que, un mes después de presentar el videoclip de dicho banger, Nipsey iba a perder la vida de tan terrible manera.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

A la postre, ese ‘Racks In The Middle’ se materializó en el primer Grammy de Roddy Ricch. ¿La reacción de Roddy al enterarse? Pues agridulce, obvio. ¿Cómo alegrarse de haber conseguido uno de los galardones más importantes de la carrera musical de un artista si, a cambio, no tienes la oportunidad de disfrutarlo con la persona que te ha ayudado a hacerlo?

Pero bueno, vamos por partes. Obviamente, el galardón del Grammy es el desenlace, pero todavía hay que hablar, por supuesto, del momento que define la carrera de todo artista: su álbum debut.

La carrera de Roddy Ricch se caracteriza, principalmente, por ser tan corta como llena de éxitos. El reconocimiento le llegó muy pronto, pero lo único que provoca el reconocimiento temprano es que la exigencia diaria sea mayor. Roddy había demostrado mucho, pero todavía le quedaba el paso final.

Un antisocial como ídolo social

Ese paso final que, realmente, representa el verdadero principio de todo, llegó con ‘Excuse Me For Being Antisocial’. Desde adolescente, y tal y como cuenta Billboard , los problemas diarios del joven artista de Compton le llevaron a desarrollar estrés postraumático.

Pues bien, con estrés postraumático o sin él, el caso es que el trabajo debut de Roddy Ricch fue, sin lugar a dudas, uno de los mejores proyectos de 2019. Tanto es así que tiene el orgullo de quitarle a 50 Cent un récord propio: el de más semanas en el Top 1 de Billboard para un álbum debut.

Curiosamente, algo que se destacaba de Roddy en los inicios de su carrera -hablamos de dos años de antelación, tampoco es que fuera un siglo antes-, es la ausencia de colaboradores en sus proyectos. Sin embargo, con ‘Excuse Me For Being Antisocial’ se giran las tornas.

En un tracklist formado por un total de 16 cortes, encontramos colaboraciones de Lil Durk, Gunna, Meek Mill, A Boogie Wit Da Hoodie, y varios más. En lugar de centrarse en una zona del mapa de Estados Unidos, Roddy deja que el sonido de Chicago, Atlanta, Nueva York y demás zonas ofrezcan su particular punto de vista y complementen así el sonido de su álbum.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Con temas tan reclamados como ‘War Baby’ o ‘High Fashion’, era difícil imaginar que, finalmente, el corte que se llevaría el título de banger del álbum sería ‘The Box’. Quién diría incluso que, coincidiendo en línea temporal con ‘Yummi’ de Justin Bieber, conseguiría arrebatarle el primer puesto de Billboard.

Una canción que mezcla el amor por las armas -con ‘The Box’ se refiere al cargador de una pistola-, el sueño recurrente de una vida llena de éxitos y, además, múltiples referencias a diversas personalidades que le añaden ese tono ácido y de crítica social tan demandado por cualquier público.

Una historia a medio escribir

La verdad es que, teniendo en cuenta la fecha en la que estamos -mayo de 2020-, el parón musical que seguimos sufriendo en nuestras carnes por motivos de fuerza mayor, y el tiempo que ha pasado desde el estreno de ‘Excuse Me For Being Antisocial’ -diciembre de 2019-, parece que todavía es pronto para pedirle nada nuevo a Roddy Ricch.

Sin embargo, teniendo en cuenta que va a proyecto por año, no sería de extrañar que, en los próximos meses, cuando todo vuelva un poco a la normalidad, tengamos la posibilidad de escuchar de nuevo su voz en un trabajo completo.

Lo bueno de Roddy es que no se pone etiquetas, ni se ciñe a un estilo delimitado por una zona. Su música es libre y su identidad musical va más allá de un territorio pero, a pesar de todo esto, la historia de su vida sigue a medio redactar. Ya ha pasado por todas las fases oscuras, ahora solo queda rematar con un final feliz.


Si os habéis quedado con ganas de conocer la historia de otro artista emergente, ¿por qué no pasáis por aquí y aprendéis un poco más sobre Dababy?