Logo de The MedizineLogo de The Medizine

¿Han destrozado completamente las redes sociales el hip hop?

Por JD Romero / 14/03/2021
¿Han destrozado completamente las redes sociales el hip hop?

En la magnífica serie documental «Hip Hop Uncovered», el productor ejecutivo Big U declaraba que el rap se ha convertido en algo bastante diferente, un género que ya no se trata sobre la competición de escribir y rimar mejor, y que se ha vuelto algo más visual que musical.

Big U (todo un veterano en el negocio del rap en la zona de California) decía que desde la llegada de las redes sociales, el hip hop se ha convertido en algo en lo que prima lo visual sobre lo musical y que los nuevos artistas están más en eso: en vídeos llamativos y en redes en vez de mejorar escribiendo y trascender.

¿Qué influencia han tenido las redes en el hip hop?

Es cierto que las redes han cambiado el rap, aunque en realidad han cambiado a la sociedad entera. Porque las redes han traído una democratización y una globalización de la información que es muy necesaria, pero también ha cambiado nuestra capacidad de percepción y de concentración.

Redes como Instagram reducen cuestiones a menudo complicadas a una sola imagen y un texto mínimo. Cuando acostumbramos a nuestro cerebro a que la comunicación se establezca de manera rápida, visual y con fecha de caducidad breve y cercana, nos afecta en cómo nos relacionamos con todo o casi todo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Es decir: nos cuesta mucho más leer un libro porque nuestra capacidad de concentración es solo para un tiempo mínimo, y lo mismo ocurre con el cine: nos será más difícil disfrutar de una película larga y compleja, con lo que acabamos prefiriendo las series.

No se trata solo de que nuestra capacidad de concentración se esté malacostumbrando, sino que también se acomoda al reduccionismo de la imagen, el meme y el titular y no a la información más densa, completa y compleja.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

En el rap -o mejor dicho, en el trap- no ha sido diferente, con el añadido de que hay más factores que se benefician de la reducción al mínimo de su mensaje.

Por un lado, los vídeos son cada vez más coloridos y llamativos mientras que las letras tienen menos mensaje y están menos trabajadas, por otro gran parte de la industria está encantada con ello. Y lo está porque se ha eliminado de raíz todo el mensaje social.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Por ejemplo, no todos los nuevos artistas se mojaron con el movimiento Black Lives Matter , mientras que gran parte de los antiguos sí. Podemos achacarlo a que los más jóvenes están más centrados en la proyección de su éxito mediante las joyas y los coches, pero eso siempre ha estado ahí y es casi inherente al propio rap.

La diferencia es que cuando rappers como Ice Cube, KRS One, Nas, Tupac Shakur, Chuck D o Talib Kweli eran jóvenes, entendían la importancia de utilizar su status para influenciar y cambiar las cosas a mejor.

No se trata de superioridad moral, se trata de que las cosas están muy jodidas en los barrios pobres de Estados Unidos (y del resto del mundo) como para quedarse únicamente con la parte lúdica, superficial y caduca.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Porque, no nos engañemos, esa carencia de pretensiones también hará que las canciones se olviden antes, por muchas reproducciones que tengan en el momento. Quedarse solo con la parte fácil también hace que no cale en lo más profundo de cada ser, por eso nadie recuerda a las Spice Girls, pero sí nos acordamos cada día de Marvin Gaye, Curtis Mayfield o Michael Jackson.

La culpa quizás no es de los artistas más jóvenes, que viven de acorde a los estándares de cada momento. Pero sería muy triste mirar atrás y decir que una parte de la música negra se convirtió durante años en algo tan alejado de la poesía, de la cultura, de la mejora de la sociedad y de sacar el máximo provecho al talento… Y al cerebro.