Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Rihanna: «Estoy aquí para superar sus expectativas»

Por N. Warrior / 19/10/2015
Rihanna: «Estoy aquí para superar sus expectativas»

Sus labios eran rojo brillante, sus uñas largas de color lavanda irisado, su máscara era a la vez blanca y negra aunque yo todavía no puedo entender cómo. Un collar de brillantes dejaba leer en su cuello «FENTY», su apellido.

El pasado 12 de Octubre, Rihanna fue entrevista para New Youk Times Magazine por Miranda July, en una entrevista realmente cercana y personal, como hacía tiempo que la de Barbados no concedía. Algunas preguntas absurdas que dan lugar a respuestas curiosas, y otras preguntas personales que dan lugar a respuestas reveladoras, en las que RiRi habla sobre su duro trabajo, familia, la imagen de sí misma o sus relaciones personales. Os la dejamos traducida, para que la leáis, estudiéis, os sorprendáis y le contéis a vuestros colegas.

¿Buscas en Internet? Y si lo haces, ¿qué buscas?

Oh, cosas aleatorias. Por ejemplo, podría estar sentada buscando en Google cosas sobre partos.

Podría ser algo más aleatorio que eso.

Bueno, buscaba lo que miden ciertas cosas, y cómo crecen, y qué pasa después…

Estará bien. Tienes un cuerpo especial. Nada de lo que puedas buscar en Google se aplica a ti. ¿Qué tipo de aplicaciones tienes en tu teléfono?

Squaready. Sirve para poner una imagen de cualquier dimensión en un cuadrado, para subirla a Instagram.

¿Así que usas tu propio Instagram?

Sí, sí. En realidad es la única manera de que funcione bien. Mis fans huelen la mierda desde muy lejos. No puedo timarles.

En tu Instagram muchas veces llevas conjuntos que son como bikinis, y te ves genial. Un cuerpo tan perfecto como el tuyo realmente nunca se puede sentir desnudo o vulnerable.

No hay ninguna regla sobre cómo tienes que ir vestido o no. Yo quiero ver a una mujer que ni siquiera sea consciente de su desnudez.

Cierto. Sólo la pura joya de un cuerpo.

Sí. Y los hombres van a hacer lo que hacen, y yo voy a seguir haciendo lo que hago.

¿Puedes decirme cómo te sientes en tu cabeza?

Eres una persona que piensa en lo que va a pasar… No una persona que piensa en este momento.

Sí.

Yo soy igual. Sólo ahora hay cosas que me golpean… Es decir, las siento muy emocionalmente. Me solía sentir insegura en el momento de un logro, sentía que el suelo se caía bajo mis pies porque podría ser el final. E incluso ahora, mientras todo el mundo lo celebra, yo estoy en la siguiente cosa. No quiero perderme en todo este tornado de éxito.

Y así es como pasas de ser una niña con buena voz a vender 54 millones de álbumes en 10 años. No os creáis las fotos, por cada imagen de RiRi en una fiesta en la piscina, hay una que nadie ha sacado mientras trabaja. Casi todas las noches, mientras tú duermes, Rihanna está en el estudio. […] Ahora mismo no tiene tiempo para cosas fuera del trabajo, y eso incluye las relaciones.

Los tíos necesitan atención. Necesitan esa nutrición, ese empujoncito a su ego de vez en cuando. Se lo daría a mi familia, se lo daría a mi trabajo… Pero no se lo pienso dar a ningún hombre ahora mismo. Todavía estoy buscando un hombre que no se sienta amenazado por mi poder.

¿Qué te enciende?

Me encienden los tíos que tienen cultura. Que me van a mantener intrigada. No tienen que tener ni un simple graduado, pero deben hablar otros idiomas o conocer cosas sobre otras partes del mundo o historia o conocer a ciertos artistas o músicas. Me gusta que me enseñen. Me gusta sentarme a ese lado de la mesa.

Oye… ¿No estarás apunto de quedarte embarazada, no? Internet explotará cuando publique que buscas en Google cosas sobre partos…

No voy a tener a ningún niño pronto, mi miedo era algo generalizado. Voy a buscar en Google si hay un miedo para eso. «Fobia de una vagina grande»… «Profunda»… Esto es asqueroso. No puedo creer que esté escribiendo esto.

Espera. El problema no es la profundidad… Es el ancho.

¡La profundidad es un problema! ¡Hola! […]

¿Cuándo fue la primera vez que tuviste curiosidad por el sexo?

Bueno, siempre está ese instinto humano, incluso desde una edad muy, muy temprana. Pero hacia la edad de los 11 años, las chicas hablaban sobre lo que habían y no habían hecho. Yo ni siquiera había besado aún a un chico, así que eso siempre me hacía sentir insegura, como si nunca fuera a ser buena o a estar preparada o a saber qué hacer cuando llegara el momento… Ni siquiera tenía tetas. Cinco años más tarde, cuando ya las tuve, viajé de Barbados a Nueva York para grabar una demo. Creo que eso es algo que nunca podría hacer. Mandar a mi única niña a otro país aleatorio a vivir con gente que acaba de conocer. Debió ser Dios que paralizó las emociones de mi madre y le dejaron decir: «sí, ve». No sé qué paso ese día, pero agradezco a Dios que fuera así.

¿Qué impresiona a tu madre?

Siempre se impresiona cuando me ve ser un poco descarada o agresiva, cuando me ve defenderme. Le hace sentir segura, como que no tiene que preocuparse por mí.

¿Cuando te mudaste a Nueva York, empezaste a tomar una consciencia de que te trataban diferente por tu raza?

Sabes… Cuando empecé a experimentar la diferencia, o cuando empecé a ver que mi raza destacaba, era mayormente cuando quería hacer tratos de negocios. Y, a propósito, eso nunca termina. Sigue siendo un problema. Y ese problema me hace querer demostrar a la gente que están equivocados. Casi me excita; sé lo que esperan y no puedo esperar para enseñarles que estoy aquí para superar sus expectativas. Pero tengo que tener en cuenta que esa gente te está juzgando porque estás etiquetado de cierta manera, están programados para pensar que un hombre negro con una sudadera significa agarrar más fuerte tu bolso. Para mí, viene desde detalles muy pequeños, situaciones donde la gente asume algo sobre mí sin conocerme solo por mi envoltorio.

El taxista que me ha traído me ha dado una pregunta para ti… ¿Cuándo vas a visitar África Occidental? Muchas celebridades no quieren ir porque son muy pobres, pero él dice que confía en tu buen corazón.

¿Sabes qué? Si alguna vez voy a África Occidental probablemente sería para hacer un concierto gratis. Me gustaría hacer algo por la gente de allí. Tal vez podríamos hacer un gran evento, quizá como lo hubiera hecho Bob Marley. Sólo por la gente. Y si se ponen a trepar por la entrada para colarse, dejadles hacerlo.

___

Entrevista original de Miranda July para The New York Times Style Magazine