Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Todos los momentos son buenos para recordar a Sean Price

Por JD Romero / 18/06/2020
Todos los momentos son buenos para recordar a Sean Price

Sea por su habilidad para escupir raps de un modo que parecía tan sencillo, por su aspecto corpulento y serio o por las razones que sea, hablar de Sean Price es hablar del rap en mayúsculas y casi no podemos disociar una cosa de otra. Su imagen es rap y el rap se representa perfectamente en su imagen.

Nacido en Brooklyn en 1972, pronto destacó dentro de uno de los colectivos underground más respetados de toda la costa este: Boot Camp Click , apareciendo en el magnífico álbum «Dah Shinin'» de Smif-N-Wessun.

Pero no fue realmente hasta que formó el dúo Heltah Skeltah cuando todos empezamos a hablar de él, claro que por aquel entonces se hacía llamar Ruckus y su voz ya nos daba miedo.

Con su muerte se fue una gran parte del rap más real

Las bases minimalistas, los bajos, cajas y bombos potentes y los raps de Rock y Ruck fueron la carta de presentación de un grupo que sonaba tan auténtico que oirlos era como teletransportarse a la Nueva York de los noventa. Y aunque el grupo siguió adelante y tenían todo el respeto del gremio y los fans, en 2005 Sean Price dio un paso adelante con su propio disco en solitario «Monkey Barz», y comenzaba con ello a afianzarse la leyenda.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Los LP’s «Jesus Price Supastar» y «Mic Tyson» (este debería ser premiado como uno de los mejores títulos de la historia del rap) lo establecieron en esa especie de status de icono del rap. Y es que se trataba de un tipo que respetaba esa conexión con la calle que de algún modo se estaba perdiendo y esa autenticidad se la llevó a la tumba y hoy es un icono, una leyenda la palabra respeto se queda corta para representar lo que sentimos por su figura y su música.

Price representaba el rap que estaba desapareciendo

Price continúo hasta su repentina muerte (mientras dormía) con su carrera enfocada a evitar el mainstream, prueba de ello es el grupo Random Axe o su idea de lanzar un proyecto junto a Ill Bill, otro de los iconos del underground.

Para entender el dolor y el impacto por la pérdida de Price hay que entender lo que representaba en toda su extensión. Un tipo con un talento natural inmenso que nunca quiso seguir las directrices de la industria más mainstream, aun teniendo las habilidades para haber conseguido hacerse un camino por esa senda.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Su fallecimiento representa la ida de otra porción de ese rap real, nacido en las calles y cuya espontaneidad y naturaleza se aleja de los grandes despachos de las multinacionales. Con Price no solo se fue un tipo de casi uno noventa de Brooklyn, sino que se fue gran parte de ese rap que aun aguantaba con dignidad los designios del destino. Aun así, Price seguirá vivo en nosotros porque sus raps no dejarán de ser reproducidos.

Larga vida a Sean Duval Price.


Y si lo tuyo es quizás la costa oeste, te gustará repasar las mejores frases de Tupac Shakur.