Logo de The MedizineLogo de The Medizine

“The Last Dance” o un publirreportaje de Habanos S.A.

Por JD Romero / 31/05/2020
“The Last Dance” o un publirreportaje de Habanos S.A.

En las últimas semanas he visto algo que podría ser natural y orgánico, pero que no parece así. A través de las redes sociales, he notado cómo varios amigos y conocidos se han acercado a su estanco más cercano, han entrado a la cava de cigarros puros, le han preguntado a la dependienta por un habano y se lo han llevado para probarlo.

Aunque en realidad el término está mal, cuando decimos «habanos» nos referimos a los puros de origen cubano normalmente cosechados en la región de Viñales y manufacturados en las majestuosas fábricas de La Habana, de ahí el nombre.

Digo que está mal porque muchas veces llamamos así a puros realizados en Nicaragua o República Dominicana, cigarros de gran calidad igualmente.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pero tampoco vamos a engañarnos, este repentino boom por los cigarros es por los provenientes de Cuba (los que siguen teniendo mayor fama mundial) y se debe al documental de diez partes sobre Michael Jordan que Netflix ha ido soltando cada semana a razón de dos capítulos cada siete días.

«The Last Dance» y los puros habanos

En «The Last Dance» (nombre de la magnífica serie documental) vemos a Michael Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman o Phil Jackson fumando continuamente cigarros puros, en el caso de Pip y Jackson cuando celebraban algo y en el caso de Jordan y Rodman durante todo el tiempo. No vamos a andarnos con eufemismos.

Y es que Jordan reconocía en una interesantísima entrevista a la reconocida revista «Cigar Aficionado» (con ese título no hace falta decir la temática de la misma) que fumaba seis puros al día, y también que sus marcas favoritas son Cohiba y Partagás, ambas cubanas.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Hay dos cosas curiosas en la afirmación anterior: la capacidad económica que hay que tener para fumar seis puros de calidad al día, y la segunda, que la comercialización y venta de cigarros cubanos en Estados Unidos es ilegal, por tratarse de un país comunista bloqueado económicamente por Estados Unidos.

En «The Last Dance» vemos imágenes de archivo de Jordan fumando Cohibas y en las actuales les ha quitado la anilla en la mayoría de tomas.

Bien es cierto que Yvette Prieto (la actual esposa del legendario exjugador) es de origen cubano y que Jordan ha estado (al menos una vez que sepamos) de visita en el país de su mujer, de modo que tendrá una manera de que le lleguen esos puros sin necesidad de llegar al contrabando habitual en Estados Unidos para este preciado producto, aunque eso tampoco es sencillo.

Barack Obama estuvo a punto de cerrar acuerdos para la entrada de artículos cubanos al país de las barras y las estrellas, pero Trump canceló toda posible negociación al respecto a su llegada.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Ahora cualquier persona puede meter puros de origen cubano en Estados Unidos si su valor es menor de 100 euros, cosa que estuvo prohibida desde el presidente Kennedy hasta 2014.

De ese modo y al ritmo que fuma Jordan, intuyo que ha encontrado cualquier otro modo, probablemente en el mercado negro de habanos, que es gigantesco en Estados Unidos y mueve incluso falsificaciones mediante cigarros de cualquier otro origen y anillas logradas que copian a las originales.

Dicho esto, no deja de ser llamativa la tremenda afición de Michael Jordan por los puros, hasta el punto de llegar a cada entrenamiento y partido con uno en la boca, fumarse otro al salir, otro al llegar al hotel e incluso (lo más curioso de la serie documental) encenderse uno en un descanso a la mitad de un entrenamiento con los Bulls.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

No cabe duda de que alguien tan absolutamente influyente a escala mundial (y que deja a los nuevos influencers como unos don nadie) como Michael Jordan ha vuelto a poner de moda los cigarros habanos.

Marcas como Cohiba, Montecristo, Romeo & Julieta, Partagás, Hoyo de Monterrey o Simón Bolivar vuelven a estar en boca de todos gracias al mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos y una de las personas (y logotipos) más conocidas del mundo.

Jordan ha demostrado lo mismo que viene haciendo desde que salieron las zapatillas Jordan 1: pocos seres humanos en el mundo son capaces de generar un impacto tan grande y ser imitados como él mismo, aun llevando casi 20 años retirado de las canchas.

Al César lo que es del César: prende tu Cohiba que también quieres ser como el rey.