Tres películas imprescindibles para un finde de los 80s

Cuando uno piensa en el cine (en todo lo que rodea) a los años ochenta solemos tener sentimientos encontrados. Por un lado el cine se elevó en niveles creativos debido al boom del VHS, junto a la coincidencia de un serie de directores tan accesibles como maravillosos: Steven Spielberg, George Lucas, Robert Zemeckis, John Carpenter o Ron Howard son solo algunos de los ejemplos de una lista interminable que responde a estas características.

De momento, el cine no solo era más fresco y divertido para toda la familia, sino que era una especie de mundo por descubrir en que cada carátula era mejor que la anterior y cada póster superaba al de al lado.

vhs - Tres películas imprescindibles para un finde de los 80s

Las cintas de vídeo eran toda una odisea, that’s forreal.

Porque los ochenta no sólo fueron el apogeo del cine familiar (que se mantuvo de algún modo en la primera mitad de la década siguiente), sino también una especie de súmmum artístico para el cine comercial de calidad. Todo ello es un hecho, pero quizás la amplificación y mitificación de la época ha convertido la nostalgia por aquellos años en algo sobreactuado, cosa que por otro lado nos deja ser neutrales y objetivos y seguimos reconociendo la calidad de muchísimas de las producciones de la época.

La distancia crea la nostalgia y el embellecimiento del recuerdo de épocas pasadas, pero no es excusa para dar o quitar valor a las cuestiones que lo tienen. Por esas y muchas más razones, hoy en The Medizine nos gustaría dejaros con tres películas tan conocidas como reivindicables de una década de la que se habla, se escribe, se produce y se rememora a diario y queremos hacerlo con una sesión bastante definitoria de lo mejor de aquellos años.

Tres clásicos para volver a los ochenta y tres filmes para hacerlo de manera inmejorable:

Los Goonies (Richard Donner, 1985)

Probablemente la mejor película con grupo de niños de todos los tiempos, a lo que podríamos añadir que también es una de las mejores cintas de aventuras de la historia. Se dice que Steven Spielberg se pasó prácticamente todo el rodaje en los sets y que por ello la película es tan absolutamente maravillosa. Pero Donner tampoco era manco, no nos engañemos, el tipo había dirigido nada más y nada menos que «Superman» y «La profecía», dos clásicos del cine en mayúsculas.

«Los Goonies» es una película con humor, mensaje social, diálogos realistas y coherentes, un casting genial, una banda sonora imprescindible, unas localizaciones fantásticas y una dirección inmejorable.

Es por todo ello que pasan los años y seguimos volviendo a ella, así que no podía faltar en una buena sesión ochentera que se precie.

Dentro del laberinto (Jim Henson, 1986)

Jim Henson, el genio de las marionetas se ponía tras las cámaras en una película deliciosa, apasionante y maravillosa a todos los niveles. La historia de una joven que debe buscar a su hermano pequeño hasta el castillo de los Goblins, al que hay que llegar por un inmenso laberinto.

El amor y la pasión por llevarnos a mundos fantásticos se elevan al máximo en «Dentro del laberinto» en una historia fascinante en la que todo parece perfecto. Una historia genial con una protagonista fantástica (una jovencita Jenniffer Connelly), un villano aun mejor (David Bowie) y unos escenarios y personajes secundarios completamente fascinantes.

Una cinta perfecta para continuar nuestro ciclo de los ochenta.

Los Cazafantasmas (Ivan Reitman, 1984)

En 1983, Harold Ramis y Dan Aykroid alquilaron una casa en el campo, se encerraron allí y no pararon hasta que vio la luz el guión de «Los Cazafantasmas». En entrevistas promocionales antes de sus estreno, Bill Murray decía que no se trataba de una películas más, sino que estaban haciendo historia… Y vaya si fue así.

Sucesos paranormales, terror, humor, buena música y unos de los cástings protagonistas más carismáticos de todos los tiempos en una película revolucionaria a muchos niveles y que sigue siendo imprescindible. Una supuesta cinta comercial y accesible con unos diálogos fascinantes (que incluye referencias a Mao Tse-Tung o a numerosos casos paranormales históricos) en la que uno descubre una cosa nueva, distinta e interesantísima con cada nuevo visionado.

«Los Cazafantasmas» es probablemente el broche perfecto a una sesión respetable de los ochenta porque tiene lo mejor de la década y, sin embargo, deja en el arcén algunos de los peores tics y costumbrismos del momento. Maravillosa ayer, hoy y siempre.


¿Te van los clásicos? ¿No has visto nunca antes «New Jack City»? Tal vez deberías echarle un ojo, y te contamos el porqué aquí.

1 1569086320 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Chris Brown "photoshopea" su cara en fotos de Rihanna en lencería
Anterior → Jacquees, Young Thug y Gunna unen fuerzas en 'Verify'