Tres películas perfectas para un finde de los 90 (Parte 1)

Hace unos años, cuando se había sacado todo el jugo a la nostalgia de los ochenta y cuando la distancia del tiempo era suficiente, empezamos a reivindicar los años noventa.

Y, como ocurre siempre con la puesta en valor de alguna época en concreto, mucha gente se sentía molesta porque sentían a los ochenta como muchos más suyos, como si no estuvieran haciendo exactamente lo mismo que los que sentían nostalgia de los noventa: sentir especial un momento en el tiempo por el hecho de que les recuerda a lo mejor de su infancia o de cualquier otra grata época de sus vidas.

Y ese es sólo uno de los problemas de los noventa, que en cuanto a cultura pop siempre ha sido sobrepasada por la década anterior y tendemos (tendíamos) a menospreciarla, hasta que el paso del tiempo ha puesto suficiente distancia como para valorar objetivamente las cosas buenas. Y una de esas cosas muy a rescatar es, cómo no, el cine.

michael - Tres películas perfectas para un finde de los 90 (Parte 1)

Podemos decir que el cine en la década de los noventa siguió la estela de lo dictado en los ochenta pero yendo un poco más allá. A grandes rasgos, se oscureció y siguió ofreciendo gran parte de ese espectáculo para toda la familia (aunque lógicamente se hizo de todo) pero con un nivel menos de ingenuidad.

Es por ello que a nivel cinematográfico queríamos rendir homenaje a una época algunas veces denostada por comparativa, y hacerlo con una sesión de cine perfecta para un fin de semana en que disfrutemos todos los valores de las películas de los noventa. Como es lógico, podíamos haber seleccionado doscientas películas, pero por algo hay que empezar y este primer ciclo no puede ser sino maravilloso y casi revolucionario cinematográficamente:

«Seven» (David Fincher, 1995)

Cuando parecía que en cuanto a cine policial y de detectives (y de asesinos en serie) estaba todo dicho, llegó un joven David Fincher (que venía de dirigir vídeos musicales a Madonna o Michael Jackson) y subió tanto el listón que puso de moda de nuevo todo un género.

Brad Pitt y Morgan Freeman (y más secundarios que casi se consideran spoilers) en una obra maestra oscura, siniestra y tan bien dirigida e hilada que uno no puede sino volver a ella una y otra vez. «Seven» es una genialidad siempre disfrutable y siempre reivindicable.

«Terminator 2, el juicio final» (James Cameron, 1991)

La película de acción perfecta, así de simple. El icónico James Cameron (que luego haría «Titanic» o «Avatar») mostraba su absoluta destreza con la cámara -y su habilidad para hacer caja- en la segunda parte de una película sci-fi que él acabaría convirtiendo en saga legendaria.

Casting, historia, dirección, banda sonora, efectos visuales o localizaciones, todo parece perfecto en «Terminator 2» y no podía faltar en nuestro ciclo de fin de semana noventero.

«Pulp Fiction» (Quentin Tarantino, 1994)

Los cómics Pulp, el giallio, las películas de los cincuenta y muchas más influencias mezcladas con el casting más fabuloso, la(s) historia(s) más hilarante(s), los mejores diálogos de la historia del cine, una música fantástica y una dirección inmejorable. «Pulp Fiction» es todo eso y mucho más y nunca dejará de ser reivindicada.

Tarantino llegaba a lo más alto con su segundo largometraje y su cinta acabaría como una de las mejores (y casi revolucionarias) películas de la historia y como el broche perfecto a nuestra sesión de cine de los noventa.


¿Te van más los 80s que los 90s? Aquí preparamos el recopilatorio de películas que necesitas para una maratón perfecta.

1 1570369839 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente ¿Es "Los Soprano" la mejor serie de todos los tiempos?
Anterior → Rich Brian y Chung Ha cambian de época en el clip de 'These Nights'