¿Dónde se hacen los mejores puros y más caros del mundo?

No deja de ser curioso que los más ancianos de la isla de Cuba te cuenten que fueron los canarios los que les enseñaron a hacer puros y a fabricar ron. Es llamativo, porque aquella pequeña isla caribeña de apenas once millones de habitantes, vive prácticamente de vender esos dos productos al resto del mundo, mientras que la facturación de producto propio en España es casi nula por esos dos artículos.

Parece casi toda una oportunidad de negocio perdida, o bien aprovechada por otros. Hoy casi se da por sentado que Cuba ofrece al mundo los mejores, más caros y exclusivos puros del mundo, aunque eso tampoco es 100% exacto. Aunque hay muchas marcas cubanas como Montecristo, Romeo & Julieta, Partagás, Bolivar, H. Uppman, Trinidad u Hoyo de Monterrey, la que se lleva la palma en fama y precios es Cohiba. Tanto, que hasta JAY-Z tuvo su propia línea dentro de la firma cubana.

mood 500x440 - ¿Dónde se hacen los mejores puros y más caros del mundo?

Icon.

Cohiba era originalmente una marca no comercializada cuyos puros se regalaban a los altos mandatarios internacionales que visitaban al gobierno cubano. La línea de puros se acabó haciendo tan buscada y deseada (incluso hay imitaciones) que decidieron convertirla en una marca comercial y proceder a su venta, por supuesto con unos precios elevadísimos.

Incluso JAY-Z tuvo su propia línea de Cohibas

Tal es la fama de los puros cubanos, que se dice que su producción está firmada y vendida a diez años en el futuro, es decir: si un nuevo país quiere cigarros de esta isla, debe esperar a que se caduquen los acuerdos ya firmados a muchísimos años después, y eso no quiere decir que se consiga el trato.

La isla caribeña fabrica alrededor de diez millones de puros al año, casi la misma cantidad de población que vive en el lugar. Y como era de esperar, muchos países querían parte de la tajada porque contaban con climas parecidos y tradición en el negocio, ya que muchos empresarios huyeron con sus conocimientos tras la victoria de Fidel Castro en aquella navidad de 1959.

República Dominicana o Nicaragua son los dos países que más se están esforzando en tener una industria (que ya es todo un hecho) con la que hacer sombra a los puros cubanos y lo hacen con una estrategia sencilla: mucha calidad, precios más competitivos y un marketing menos conservador.

Muchos países luchan por la fama de Cuba en el negocio de puros

Mientras que los puros cubanos basan su imagen en una idea clásica, relajada y lujosa del puro (a pesar de ser un artículo artesano y puramente del campo), muchas de las firmas de otros países se hacen su hueco ateniendo a asociaciones con exjugadores de la NBA, a una estética más motera, más cool e incluso más enfocada al público rap, que como saben es ampliamente consumidora de ese producto.

Con estas técnicas más adecuadas a estos tiempos o quizás por querer hacerse un hueco en otros nichos de mercado, numerosos países luchan por hacerse con la mayor parte de la tajada de un negocio que (al contrario de lo que se pueda pensar) va en aumento.

Todos esos países que compiten con hacerse con la fama mundial del puro cubano tienen una ventaja: poder entrar y vender en Estados Unidos, cosa que a la isla socialista se le prohibe con lo que -aún teniendo difícil hacerse un monopolio- las posibilidades de negocio son inmensas.

Jay-Z, Rick Ross, Ghostface Killah, Nas, Busta Rhymes, Ice Cube o Diddy son sólo algunos de los rappers que mencionan los cigarros cubanos en sus letras, un negocio que cada vez es compartido por más países y en que está una apasionante disputa en juego: el compendio perfecto entre calidad, precio, imagen, marketing y comunicación.


No te pierdas nuestra playlist «#TBT90s: J’s & Baggies». La lista de Spotify para los amantes de la época dorada del rap.

1 1571505253 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente ¿Podrá DMX volver de nuevo a lo más alto de su carrera musical?
Anterior → Tekashi 6ix9ine tendrá una serie documental de su vida realizada por Showtime