Todo sobre Juice WRLD: el último sueño lúcido de un joven de Chicago

La verdad es que hablar de alguien que ya no está entre nosotros no es plato de buen gusto pero, por otro lado, está bien que sepáis quién es Juice WRLD. Porque sí, por desgracia, vivimos en un mundo en el que la repercusión mediática de los artistas se multiplica por mil cuando llega su fallecimiento.

El nuevo miembro del club de los 21 ha tenido una carrera exitosa a la par que corta. Nacido el 2 de diciembre de 1998 en Chicago, Illinois, Jarad Higgins, su tendencia musical no se dirigió hacia el rap hasta el instituto. En lugar de con un micro en la mano, Juice creció tocando la guitarra, el piano y la batería -algo que explica bastante de dónde viene su pasión por las instrumentales que se asemejan a auténticas bandas de música-.

¿De dónde viene su aka? Pues es fácil. Si prestáis atención a sus primeros sencillos -por ejemplo, ‘Forever’-, publicados desde 2015 en SoundCloud, veréis que su alias original era JuicetheKidd. Este nombre vino inspirado por la interpretación de Tupac en la película llamada «Juice», mientras que WRLD, bueno, para conquistar el mundo, primero hay que empezar por los pequeños detalles.

Si tenéis curiosidad por conocer un poco más de cerca la trayectoria de la última joven estrella de la escena que se ha ido antes de tiempo, echadle un vistazo a las líneas posteriores.

El sueño lúcido de un joven de Chicago

¿Por dónde íbamos? Ah claro, por su idilio con el SoundCloud. Como muchos otros artistas que iniciaron su andadura en la música en la segunda mitad de la presente década, Juice pasó varios años publicando su contenido musical en dicha plataforma.

Así fue hasta junio de 2017, fecha en la que un todavía más joven Nick Mira, en compañía de Sidepce, se unieron a WRLD para traer su primer EP llamado ‘9 9 9’. ¿A que no sabéis qué tema se encontraba por ahí escondido en las profundidades del tracklist? Si habéis dicho ‘Lucid Dreams’, estáis en lo cierto.

‘Lucid Dreams’ representa el inicio del boom en la carrera musical del recientemente fallecido artista de Chicago. Bajo un sample de Sting -por el cual tuvieron más de un problema-, WRLD maduró la seña de identidad de su sonido. Tristeza, relaciones amorosas que no terminaron demasiado bien, y un dolor punzante que atravesó los oídos de millones de oyentes. Había nacido una leyenda.

A día de hoy, este banger se ha convertido en una de los hits de la década por un importante factor: la identificación que sintió el público joven con cada una de las líneas que se pronuncian en dicha canción.

Cuando se habla de triunfar en la música, lo más difícil de todo no es sacar un tema que pegue. Lo más jodido de todo es mantenerse en la cima. Por eso, acto seguido, en diciembre de ese 2017, WRLD regresó con tres canciones más envueltas en otro EP titulado ‘Nothings Different’.

Superar el éxito de ‘Lucid Dreams’, por supuesto, siempre fue una tarea casi imposible. Sin embargo, Jarad consiguió sacar su varita mágica y presentar dentro de la referencia un tema llamado ‘All Girls Are the Same’, otro de esos himnos en el que relacionaba los demonios de su cabeza con las chicas.

¿Conseguir dos bangers en menos de un año sin la ayuda de un sello? Sí, él lo hizo, Por supuesto, el crecimiento de Juice WRLD dentro de la escena llamó la atención de varias compañías discográficas, algo que le llevó a firmar por Interscope Records a la velocidad de un rayo.

Otras de las metas a las que tiene que llegar cualquier artista que se precie es la de alcanzar el cotizado top 100 de Billboard. Así lo hizo y, además, por partida doble, consiguiendo llegar hasta esa lista gracias, precisamente, a ‘Lucid Dreams’ y ‘All Girls Are the Same’ consiguiendo el puesto 74 y 92, respectivamente.

El chico de SoundCloud había conseguido dar un golpe en la mesa. ¿Queríais saber cuál es el proceso que sigue un artista para convertirse en estrella? Este es el mejor ejemplo.

De promesa a estrella en cuestión de meses

Llegamos hasta 2018 y, con él, se acerca la confirmación definitiva de Juice WRLD dentro del panorama. Empieza con fuerza, lanzando el videoclip de ‘Lucid Dreams’, el hit con el que empezó todo. Como no podía ser de otra forma, el tema se transforma directamente en una de las canciones del año, a pesar de haber sido presentada el año anterior.

Pero faltaba algo. Sí, había dos EPs, pero nunca nos cansaremos de decir que el bautizo definitivo de cualquier voz que se precie dentro de la música debe ir acompañado de un álbum debut. Así fue como llegó ‘Goodbye & Good Riddance’, un proyecto de quince cortes y dos skits que tenía como única colaboración ‘Wasted’, junto a Lil Uzi Vert.

Si bien es cierto que se trataba de un álbum al uso, ‘Goodbye & Good Riddance’ contiene varios de los temas que hicieron triunfar a Juice WRLD, junto a otros como ‘Lean Wit Me’, que mostraban cómo esa energía negativa que tenía dentro de sí mismo era posible exteriorizarla y convertirla en carne de banger. Sacar provecho de la tristeza siempre fue su especialidad.

Por si fuera poco -como si hacer todo esto fuera poco-, como remate a dos años de carrera increíble, casi de la nada, un tipo llamado Future -os suena, ¿verdad?- decidió hacer combo con un chaval que, a esas alturas, tan solo contaba con un aval: un futuro y techo inimaginables.

De ahí surgió ‘Wrld on Drugs’, un proyecto conjunto que no paró de hacer ruido desde el momento de su lanzamiento y del cual destacamos, además de su genial material visual, la existencia de ‘Fine China’, un tema bastante pegadizo que, sin embargo, no consiguió terminar de satisfacer la imaginación de la fanbase, que esperaba algo completamente diferente de su unión.

Y es que, si bien sus seguidores estaban muy acostumbrados a ese idilio con el dolor que acompañaba la melodía de cada uno de sus temas y beats, este trabajo sirvió para conocer una nueva faceta de Juice mucho más positivista.

Hasta ahí todo bien. Sin embargo, por desgracia, los fans en ocasiones creen que tienen el poder de decidir sobre la vida de un artista. A raíz de este disco y, por supuesto, del inicio de una relación sentimental, sus seguidores comenzaron a arremeter contra él -incluso llegaron a pedirle que terminara con su relación – con el objetivo de hacerle regresar a su temática original, dejando de lado su experimentación con nuevos sonidos.

Por supuesto, su respuesta no se hizo esperar demasiado:

A esos hijos de puta que dicen «rómpele el corazón y así podremos disfrutar de más música de corazón roto» o «cuando ellos rompan sacará el álbum» Cerrad la puta boca. ¿Qué tipo de fans sois todos vosotros? Eso es amor falso, no me queréis ver feliz.

Dos álbumes de estudio y el mundo entero a sus pies

Una pena que 2018 terminase con el pie izquierdo, la verdad. Por suerte, la expresión de «borrón y cuenta nueva» llegó a su máxima expresión a inicios de este presente año ya que, tras un par de meses de no prodigarse demasiado en el apartado musical, Juice regresó con la noticia del lanzamiento de ‘Death Race for Love’, su segundo álbum de estudio.

Así pues, llegados a marzo, fecha en la que presentó dicho trabajo, el hype que previamente había preparado con mimo gracias a algún que otro videoclip de adelanto como el de ‘Robbery’, el jovencísimo artista quemó una de las últimas etapas que le aseguraban un lugar en el Olimpo de voces de la generación: el número uno del top 200 en Billboard.

Si bien ‘Wrld on Drugs’ no alcanzó el nivel que se esperaba, ‘Death Race for Love’ sí cumplió con todos los pronósticos. Juice repitió la misma fórmula que con ‘Goddbye & Good Riddance’, escogiendo una vez más un listado de temas bastante largo y escaso de colaboraciones.

Lo más curioso es que, a pesar de que entre ambos álbumes en solitario hay menos de un año de distancia, se aprecia una diferencia de nivel bastante notoria en su sonido. Y es que no hay nada mejor que la confianza en uno mismo para conseguir exprimir al máximo el talento propio.

‘Hear Me Calling’, ‘Fast’, la previamente mencionada ‘Robbery’… Prácticamente cualquier tema de la referencia es una auténtica maravilla y, mejor aún, entre todas forman un trabajo compacto, algo que se echaba en falta en su álbum anterior.

Resulta curioso pensar que, cuando se puso WRLD, es posible que jamás se planteara seriamente el llegar a alcanzar esa repercusión mundial que había conseguido. Ahora, tirando de ventajistas, diremos que le habría venido mejor un aka que se ajustase más a su nivel. Juice GLXY, por ejemplo.

Las estrellas no permanecen en el firmamento para siempre

Lo tenía todo en la mano. Una relación de amor real, dos álbumes de estudio, múltiples EPs, giras por todo el mundo, la posibilidad de vivir de la música y el respeto de toda la escena musical. Por desgracia, lo que para algunos es el sueño de toda una vida, para otros es un simple atenuante del dolor interno.

Hace cuestión de días, concretamente el domingo 8 de diciembre, el reloj que mueve a la escena musical internacional volvió a romperse por la pérdida de Juice WRLD.

Irónicamente, y saltándonos un poco el orden cronológico de su trayectoria musical, un día después de la muerte de XXXTentacion, Juice presentó ‘Legends’, un tributo al propio X y a Lil Peep, dos jóvenes artistas con alma de leyenda que se dejaban la vida por el camino demasiado pronto.

Mientras alguien se atreve a ofrecer su propio homenaje al último diamante de la siempre activa cantera de artistas de Chicago, vamos a dejar que sea su propia voz la que guíe su camino allá donde esté. RIP Juice.


Si queréis saber un poco más de otro joven artista, no os perdáis la trayectoria de A Boogie Wit Da Hoodie

1 1576922348 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Gucci Mane adelanta las navidades con 'East Atlanta Santa 3'
Anterior → Recycled J nos da '2 Tazas' de sus mejores barras en su nuevo clip