fbpx

5 razones para volver a oír el ‘Temples of Boom’ de Cypress Hill

Cypress Hill es sin lugar a dudas una de las bandas más grandes y legendarias de la historia del hip-hop, tanto que sus propios hits (algunos como ‘Insane in the brain’ de calado mundial y atemporal) han tapado el verdadero peso de un grupo mucho más importante que una serie de exitazos globales salteados a lo largo de su larguísima carrera. B-Real, Sen Dog y DJ Muggs (a los que podríamos sumar Eric Bobo como percusionista) han vendido cincuenta millones de discos físicos y su iconografía es conocida a todas las escalas y niveles.

Y de sus celebrados álbumes de estudio hay uno que destaca por diversas razones, quizás no es el más vendido ni el que más hits incluye, pero si es el más oscuro, complejo y perfecto de todos ellos: ‘Temples of Boom’. Y es que corría ya el año 1995 y el grupo debía sacar a la venta un disco mucho más maduro que una simple amalgama y exitosa mezcla de temas fumetas y otros hardcore que contentara al mundo del rap. Mobb Deep, Wu-Tang y Nas habían entrado en escena y no cabe duda de que las influencias actuales de la banda para este nuevo trabajo correrían por la costa este.

De ese modo y al sacar ese maravilloso larga duración llamado ‘Temples of Boom’ callaron las bocas de todos aquellos que mantenían que la banda no sería capaz de sostenerse con discos mucho más oscuros, enrevesados y complejos a nivel lírico y musical. Cypress Hill demostró que no eran sólo un grupo de moda para adolescentes fumetas y que cuando se trataba de hacer rap DJ Muggs podía mejorar casi a quien quisiese en la producción y B-Real era capaz de rapear superando a los mejores.

Es por eso que ‘Temples of Boom’ es un disco a reivindicar ayer, hoy y siempre y hoy desde The Medizine nos gustaría destacar los cinco puntos por los que seguimos oyendo un disco tantos años después:

1. Las instrumentales

Claramente influenciados por Wu-Tang y el rap más oscuro de Nueva York, DJ Muggs hizo para este disco las mejores producciones de toda su carrera. Si bien ‘Temples of Boom’ no es el álbum con éxitos más sonados de Cypress Hill, sí es el mejor trabajo del grupo, siendo un disco en que absolutamente todas las canciones siguen una línea y en que el adjetivo oscuro cobra un nuevo cáliz. Sólo con ver la portada podemos dilucidar lo que encontramos en el interior a nivel instrumental, un orgasmo musical para los amantes del hip hop más sombrío y un trabajo estudiado, medido y equilibrado dentro de la linea que mantiene.

2. Los raps

Con este disco, B-Real se consagró como uno de los mejores MCs de Estados Unidos (lo que vienen a convertirlo en uno de los mejores raperos del mundo). Su habilidad para rapear sobre instrumentales con todo tipo de BPM’s y su dinamismo para hacer ameno un disco tremendamente oscuro lo llevaron al siguiente y merecido nivel y su carrera también como artista individual fue mucho más arriba.

3. Colaboración estelar

Si el álbum estaba claramente influenciado por Wu-Tang Clan, no podía faltar una parte de esa banda en este disco. RZA produce ‘Killah Hill Niggas’ y U-God colabora en forma de rap en una de las canciones más celebradas del LP. Con una intro de alguien imitando a Fidel Castro nos encontramos ante una de las canciones más hardcore y agresivas de un disco que ya es así per se. Muggs, Sen Dog y B-Real eran tan conocedores del sonido del álbum que llamaron a parte de Wu-Tang poniendo la guinda del pastel a un disco redondo.

4. La evolución a mejor

Los dos discos anteriores de Cypress Hill eran muy buenos, pero este es aún mejor. La banda quería consagrarse con un disco maduro, completo e inteligente más allá de centrarse en varios hits puntuales, y vaya si lo consiguieron. Si uno oye el álbum se da cuenta del sobreesfuerzo realizado por la banda para parir uno de los mejores LP’s de la historia del género se analice por donde se analice.

5. Consagración y colabos para otros

Como era de esperar, la calidad objetiva del disco hizo que el grupo fuera al siguiente nivel. B-Real era llamado para bandas sonoras, cameos en películas y colaboraciones con los mejores artistas del género y DJ Muggs empezó a ser reclamado (aun más) para producir a raperos y también a cantantes y grupos de diversos estilos. Cypress Hill pasó de ser una buena banda a leyendas del hip-hop y eso se lo deben a este maravilloso y denso disco llamado ‘Temples of Boom’.


Échale un ojo también a nuestro repaso de los mejores discos de los 90s.

1 1527443532 1519776000
Compartir
Tweet