Se cumplen 18 años del crossover de Allen Iverson a Michael Jordan

El  12 de marzo de 1997 se enfrentaban los Chicago Bulls  a los Philadelphia 76ers en el Wells Fargo Center. Esa noche Allen Iverson era tan sólo un rookie, aún sin tatuajes, y la afición de Philly apenas lo conocía.

La gente había acudido a ver al campeón de la temporada pasada, los Bulls, pero sobretodo querían ver jugar a Michael Jordan. A pesar de ser un partido más de regular season desde el primer momento se notaba un ambiente especial. Iverson estaba teniendo una gran noche, de hecho acabó el partido con 37 puntos, el máximo en su carrera hasta esa fecha. Aun así, el rookie de Georgetown necesitaba un momento decisivo que le hiciese emerger como una estrella, y ese momento llegó.

En una jugada del último cuarto Jordan cambió su marcaje y se puso a defender a The Answer. Todo apuntaba a que algo grande iba a tener lugar en ese instante, y el púbico empezó a animar como si fuese una final. AI hizo un pequeño crossover hacia la izquierda, vio que podía continuar y realizó otro crossover hacia la derecha dejando a MJ atrás. Se levantó, tiró… y encestó. Ese momento marcó la carrera del de Virginia.

Allen Iverson fue mucho más que un simple jugador de baloncesto. Introdujo toda una nueva cultura en la NBA, y fue una clara infuencia para todos los jugadores que llegaron después de él. Fue el primero de la liga en empezar a llenar su cuerpo de tatuajes y en vestir diferente. Iverson es un icono del baloncesto y del Hip Hop. Todos queríamos tener su camiseta. El final de su carrera quizás no fuese el mejor, pero desde luego su trayectoria nos marcó a todos.

Compartir
Tweet
Comentarios

Relacionados