«Sextillizos»: la última ¿película? de Marlon Wayans y Netflix

Cuando uno piensa en Marlon Wayans, lo hace como el que fuera uno de los cómicos más deslenguados de Estados Unidos y miembro de la familia de humoristas más conocida y exitosa de América.

Más allá de series y monólogos, Wayans ha tenido una carrera inmensa en el cine y en prácticamente todos los cargos posibles, tanto junto a sus hermanos como aparte. «Más pelas», «Above the Rim» (junto al fallecido Tupac Shakur), «Los colegas del barrio», «El sexto hombre», «Scary movie», «Dos rubias de pelo en pecho'», «Ladykillers» (de los hermanos Coen, ahí es nada) o «G.I. Joe» son algunas de las películas en las que ha aparecido, lo cual no está nada mal para tratarse de un comediante de sal gruesa.

Wayans han protagonizado comedias tan hilarantes como exageradas («Los colegas del barrio» o «Dos rubias de pelo en pecho»), que siguen funcionando, así como filmes que dan vergüenza ajena, caso de «Fifty shades of black» o «Naked».

sextillizos netflix 500x313 - "Sextillizos": la última ¿película? de Marlon Wayans y Netflix

Sorry, Marlon, but it’s true.

Y es que el gran problema del humorista no es que no sea gracioso interpretando papeles, sino que debe ser otro el escritor de la cinta. De ahí que cuando él (junto a su compañero Rick Alvarez) se ponen tras el guión y colocan tras la cámara a Michael Tiddes, debemos esperar lo peor de lo peor, y ese es el caso de «Sextillizos», la última película que les ha producido Netflix.

Una filmografía extensa de la que ya esperamos poco

Y lo hacemos partiendo de la base de que su humor (o el que esperamos) es grosero e impredecible pero a su vez valiente y muy ghetto, cosa que ya no encontramos ni de lejos en sus películas. Cuando vamos a «Sextillizos» intentamos encontrar la sinceridad, la exageración y el talento de «Los colegas del barrio» o el arribismo honesto y espontáneo de «Más pelas», pero no encontramos nada que se parezca a eso.

«Sextillizos» es vaga y perezosa y parece estar escrita en una hora y a desgana. Sí, tiene un par de frases ocurrentes, pero no es suficiente para casi cien minutos de largometraje escrito y protagonizado por un supuesto nombre propio. De hecho, la mayor razón para acercarse a la cinta sigue siendo el hecho de que Wayans interpreta a seis actores diferentes e incluso eso nos deja con sabor a decepción, a lo que pudo ser y no fue.

La caracterización del actor y comediante de seis roles distintos, lejos de llevarlo más lejos como intérprete, nos hace acordarnos de «El príncipe de Zamunda» (John Landis, 1988) y todas las interpretaciones de Eddie Murphy (en la escena de la barbería o en la del concierto de «Chocolate Sexy») y la diferencia del chispa y la magia entre cada uno.

«Sextuplets» es una cinta muy menor con la que es difícil esbozar una sonrisa, pero también entretenerse, empatizar con alguno de los hermanos y encontrar cualquiera de los requisitos mínimos que le exigimos (o exigíamos) al apellido Wayans. No hay frescura, ni espontaneidad ni la más mínima magia ni talento, y las muecas y sobreactuaciones del multiprotagonista no te harán gracia si tienes más de seis años.

De la película no esperábamos nada, pero incluso así ha rebajado nuestras expectativas. Marlon Wayans… Tocado y hundido.


Si te quedas con ganas de otro tipo de actividad cultural que no sea ver esta película, zos.

1 1567289100 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente 5 samples vocales que nunca podremos olvidar aunque queramos
Anterior → Siempre es un buen momento para leer los cómics de "Hellboy"