¿Os acordáis de la carrera de Shaquille O’Neal en el rap?

Hubo un tiempo -y ese tiempo fue a lo largo de los noventa- en que las estrellas de la NBA querían estar con los rappers, y los rappers querían salir con los jugadores de la NBA.

Los jugadores de basket tenían el status económico que querían los artistas de hip hop, y los segundos tenían el reconocimiento callejero y la imagen cool que querían los primeros. Y de ese binomio nacieron fiestas locas, peleas, polémicas en los medios y varios jugadores de máximo nivel que hicieron sus pinitos en la música: el más exitoso de todos ellos (en los dos niveles) fue el gigante Shaquille O’Neal.

O’Neal era (es) un tipo de 2,16 metros nacido a principios de los setenta en New Jersey y conocido por estar casi siempre de buen humor. Y como casi todos los de su generación, si le hubieran preguntado entre hacer carrera en el rap o en el baloncesto, hubiera dudado.

La cosa es que, como consiguió llegar a la NBA y convertirse casi desde el principio en uno de los mejores jugadores de la historia, pues pudo conjugar y hacer las dos cosas. En realidad también tiene una olvidable carrera en el cine, pero eso es otra historia.

Hubo un tiempo en que los ballers estaban siempre con los rappers

Shaq sacó a la venta su primer álbum ‘Shaq Diesel’ en octubre y fue todo un éxito, quizás incluso más de lo que ellos mismos se esperaban.

Editado por Jive Records y con producciones de los históricos Eric Sermon o Ali Shaheed Muhammad (¿será por dinero?) el álbum llegó a ser disco de platino y dos de sus singles (las más que decentes ‘(I Know) I Got Skillz’ y «I’m Outstanding», tuvieron bastante éxito.)

El tercer single cuyo nombre era ‘Shoot Pass Slam’ fue utilizado por una campaña de Reebok y gozó de cierto reconocimiento callejero. Otras canciones como ‘Where Ya At’ (con Phife Dawg de ‘A Tribe Called Quest’) o «What’s Up Doc» (con los rapidísimos ‘Fu-Schnickens’) también tuvieron su gracia y vimos cierto talento en ellas.

Visto el inesperado éxito de su primer trabajo, O’Neal tuvo una relativamente larga carrera en la música. En 1994 sacó a la venta ‘Shaq Fu: Da Return’ con el que consiguió ser disco de oro y tener un par de singles sonados, en el 96 fue el momento para ‘You Can’t Stop The Reign’ y ‘Respect’.

E incluso de un recopilatorio de grandes éxitos que funcionó bastante bien: «The Best of Shaquille O’Neal». Para rematar la faena, no podían faltar las bandas sonoras, aunque ésta vez eran para apoyar películas protagonizadas por él mismo, hablamos de «Kazaam» (1996) y «Steel» (1997), de la calidad de las películas mejor no hablar.

Fueron muchos los jugadores de la NBA que, a lo largo de esa década (y entrados los 2000), intentaron hacer carrera en el rap, pero solo Shaq logró tener una carrera decente, no sólo a nivel ventas sino también a nivel de cierto talento y habilidades.

Allen Iverson, Metta World Peace, Kobe Bryant, Chris Webber o Steve Francis son sólo algunos de los que se acercaron a la música y tuvieron que dejarla. Al final Shaq no sólo es grande en tamaño, también lo es para otras cosas.


Volvemos al presente para traerte lo último de Juice WRLD: no te lo pierdas aquí.

1 1567266634 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Nike y Supreme presentan las nuevas zapatillas SB Dunk Low
Anterior → Juice WRLD y Benny Blanco crean un himno de instituto en 'Graduation'