‘Southernplayalisticadillacmuzik’: aquella obra maestra de OutKast

En la primera mitad de los noventa, el rap era la música más poderosa (en términos de influyente para los jóvenes) en todo Estados Unidos y se debatía entre las estrellas de las dos costas.

En la Oeste estaba Ice Cube, Dr. Dre, Cypress Hill, Tupac, Snoop Doggy Dogg y muchos otros y en la este estaban Nas, Wu-Tang Clan, Notorious Big, Mobb Deep y una lista interminable de talentos cuyas caras eran más que conocidas y vendían millones de álbumes. El resto del país casi no había grandes estrellas, o al menos no en el sur… Aunque luego llegaron todas a la vez.

Pero casi de un día para otro, empezaron a emerger talentos descomunales de ciudades sureñas y unos tipos que rapeaban como Dios comenzaron a mezclar las influencias musicales de su contexto con una habilidad objetiva para rimar. Y de todos los que salieron casi de la nada (o eso debieron pensar en Nueva York y Los Angeles) muy probablemente los más talentosos eran el dúo OutKast.

Andre 3000 y Big Boy, cuyos nombres reales son Andre Benjamin y Antwan Patton, se conocieron cuando iban al instituto y ya en aquellos tiempos decidieron comenzar a escribir, rimar y finalmente formar el grupo. Tras hacerse con bastante fama local, llamaron la atención de los muy respetados productores Organized Noize también de Atlanta, que venían de hacer hits para grupos más y menos mainstream.

Tal fue el hype del grupo, que poco después fueron fichados por la discográfica LaFace Records (propiedad de Babyface, toda una leyenda del R&B) y sacaron comercialmente el single ‘Player’s Ball’ que acabó siendo nada más y nada menos que disco de oro en 1994. Tal fue el éxito que Babyface les encargó un larga duración para que saliese ese mismo año, y así vio la luz ‘Southernplayalisticadillacmuzik’: un álbum tan genial a todos los niveles como su propio título.

De ser casi desconocidos a referentes del rap

El disco tenía todas las influencias funk y groove del sur (aunque quizás menos que las que tenían otros artistas locales) pero si destacaba por algo era por los raps. Andre 3000 y Big Boi cabalgaban sobre los beats con una habilidad y frescura descomunal y acabaron convirtiéndose en todo un referente mundial del género desde el primer álbum, que fue reconocido por la crítica, multipremiado y con unas muy buenas ventas.

Canciones maravillosas como la que da título al álbum, el single «Player’s Ball» o «Ain’t No Thang» son sólo algunos de los ejemplos de la genialidad de estos dos tipos, en cortes como ‘Funky Ride’ dilucidaríamos el destino musical que ellos mismos se labrarían en el futuro, lleno de inquietudes que irían mucho más allá que el rap clásico, o mejor dicho: el rap sureño.

Escuchar en plenos 2019 ‘Southernplayalisticadillacmuzic’ sigue siendo igual de fresco, espontáneo, divertido, real y sincero que en 1994, o incluso más. Más porque el hecho de que el rap no esté pasando por su mejor momento creativo nos hace valorar más discos atemporales y con una calidad impresionante como el debut de OutKast.

Suponemos que ya lo has escuchado mil veces, pero en caso contrario busca ‘Southernplayalisticadillacmuzic’, dale al play y bienvenidos al sur de la mano de Andre 3000 y Big Boi.


Volviendo al 2019, Nicki Minaj anuncia su nuevo disco a pesar de haberse «retirado».

1 1568850733 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Mac Miller dejó 11 millones de dólares a familiares y amigos
Anterior → Las UNDERCOVER x Nike GYAKUSOU Pegasus 36 Trail están al caer