fbpx

Spike Lee se niega a entrar en el Madison Square Garden en lo que queda de temporada

No hace falta ser el mayor fan del baloncesto para saber que Spike Lee (Atlanta, 1957) es el seguidor más popular de los Knicks de Nueva York en el mundo.

Y es que desde hace casi treinta años (básicamente desde que el director puede permitirselo) el cineasta ha estado sentado en primera fila en el Madison Square Garden. Y no solo ahí sentado quieto.

Aunque su fama como mayor seguidor del equipo no viene solo por ser la cara visible en uno de los asientos más caros. Lee no ha tenido reparo en enfrentarse (utilizando el trash talking) a jugadores legendarios como Reggie Miller o Scottie Pippen cuando han venido a complicarle la vida a los Knicks. Al final la cosa ha sido tan representativa que pensar en los Knicks es casi pensar en Lee.

Si pensamos en los Knicks se nos viene a la cabeza Spike Lee

La cosa es que hay muchas personalidades (y fans anónimos) que están hartos de la última directiva del equipo neoyorkino, y así lo han ido haciendo saber a lo largo de los últimos tiempos.

Spike Lee ha sido simplemente el último, aunque también el más relevante debido a su peso histórico como seguidor y su fidelidad inamovible… Gasta ahora. Durante el partido contra los Houston Rockets, Lee quiso entrar en la cancha por un lugar que en teoría no le correspondía y al que había llegado por casualidad.

Parece que la seguridad de la directiva del equipo fue tan tajante y poco flexible que impidieron a Lee seguir su camino, con lo que el cineasta comenzó a gritar que gastaba casi 300.000 dólares al año para tener ese asiento y ese era el trato que recibía como agradecimiento, casi como si fuese un delincuente.

Por si fuese poco, Lee declaró que está siendo acosado por James Dolan (actual dueño del equipo) y que no volvería al popular Madison Square Garden en lo que queda de temporada. Una noticia que es más importante para los fans, el público y toda la idiosincrasia de los New York Knicks de lo que puede parecer.

El enfado de Lee no hace sino acrecentar una situación absolutamente negativa de un equipo que, si bien se sostiene en lo económico (el turismo en la ciudad de los rascacielos mantiene al equipo siempre arriba en venta de entradas y camisetas), no lo hace en lo deportivo.

La polémica con el director de cine ha sido la guinda del pastel de una directiva que intuimos acabará en dimisiones mayúsculas. O al menos eso dicta el sentido común. Desde luego los Knicks sin Spike Lee son cualquier otra cosa… Pero no el equipo de la ciudad de Nueva York.


Te dejamos de paso por aquí algunas películas que posiblemente no sabías que eran de Spike Lee.

1 1583421614 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Eminem lanza sin previo aviso el lyric video de 'Godzilla'
Anterior → Nake: de la cueva del productor a girar con los grandes