La pregunta del millón: ¿es Suge Knight un ángel o un demonio?

Mucha gente no sabe que Marion «Suge» Knight llegó a jugar en la NFL, como suplente en los Rams de Los Ángeles, para luego ser guardaespaldas de artistas como Bobby Brown y -se dice- que incluso de Michael Jackson (Will Smith contó cómo Knight le presentó al rey del pop).

Fue en su etapa protegiendo a nombres de la industria musical cuando descubrió lo lucrativo del negocio y fue de lleno a por hecho.

Y tanto fue así que siempre se ha dicho que obligó (cogiéndolo por los pies y amenazando con dejar caer al vacío en un edificio) a Vanilla Ice a ponerlo como co-autor en los derechos de ‘Ice Ice Baby’, el super éxito del rapero blanco mainstream y que con ello ganó su primera pequeña fortuna.

Dinero que empleó para fundar Death Row Records y saber leer la mala relación de Dr. Dre con los miembros de NWA (especialmente con Eazy-E) hasta convencerlo de que firmara con él.

Knight no paró hasta tener su tajada del negocio

A pesar de la imagen de tosco que podamos tener de Knight, el tipo supo hacer dos cosas magistrales para la compañía que acababa de fundar.

La primera era llegar a un acuerdo de distribución con un gigante como Interscope Records, y la segunda ser capaz de convencer al -muy probablemente- mejor productor de rap del mundo (hablamos de Dr. Dre) para que se uniera a su proyecto.

Con lo primero se aseguraba que sus discos estuvieran en todas las tiendas, y con lo segundo que esos discos tuvieran la calidad suficiente como para venderse como churros.

Una lección básica de negocios, marketing y comunicación que un tipo rudo como él entendió sin necesidad de matricularse en un máster de negocios.

Suge era sin duda más hábil de lo que se suele pensar

Y el resto vino rodado. Dr. Dre sacó ‘The Chronic’, que no sólo se vendió por millones, sino que su calidad era objetiva, atrajo a Snoop Doggy Dogg (ahora Snoop Dogg) y le produjo un primer álbum llamado ‘Doggystyle’ que también es histórico, a su vez Snoop trajo a Tha Dogg Pound y la maquinaria no paraba de moverse ni de facturar.

Con Suge como millonario, realizó otra jugada maestra: sacar a Tupac de la cárcel pagando su fianza a cambio de producirle un disco doble, y ese trabajo también pasó a la historia (por ventas y por calidad) y se llamó ‘All Eyez On Me’.

Pero luego vinieron los problemas, y hablamos de problemas en mayúsculas. El ambiente violento y de constante vicio hastiaba a Dre (la mayor baza del sello), Tupac empezó a sentir que no era dueño de nada, Knight insultó en directo a Puff Daddy (ahora P. Diddy) y un sinfín de problemas a diario que acabaron por ir hundiendo el barco cada vez más, empezando por la muerte de Pac y acabando por la huída de la mayoría de artistas.

El barco empezó a hundirse antes de lo que Knight se esperaba

Y casi de un día para otro, Death Row pasó a ser una de las discográficas de sonido urbano más importantes del mundo a Dr. Dre demanda a Death Row Records por más de tres millones de dólares, y Suge a ser encarcelado una y otra vez.

Y es que a pesar de su habilidad nata para los negocios, Knight nunca tuvo la inteligencia emocional suficiente para comportarse y no ser un matón hiperpeligroso una y otra vez, probablemente por tener una psicopatía grave. Sólo él y sus psicólogos lo sabrán.

Pero aun así, fue Knight el que juntó a Dre y Snoop o a Dre y Pac en el estudio y el que juntó a una cuadrilla de productores destacados de California a realizar los mejores discos de la historia de la costa oeste.

Y es que hablamos de ‘The Chronic’, ‘All Eyez on Me’, ‘Doggystyle’, ‘Tha Doggfather’, ‘Dogg Food’, la banda sonora de «Above the Rim», la de «Gridlock’d», la de «Murder Was the Case» o «Kuruption», la mayoría de ellos absolutamente fantásticos.

La astucia de Knight derivó en algunos álbumes maravillosos

Es por ello que estamos de acuerdo en que Knight es un matón, el tipo más peligroso de la industria, pero también un genio capaz de poner a unos productores y unos rappers en el mismo estudio y habernos dado algunos de los discos que más hemos disfrutado en nuestras vidas.

Se da lo mismo que en el caso de Joe Jackson (padre de Michael Jackson) que obligó de una manera muy dura a su hijo a convertirse en un artista y no paró hasta que se transformaba en el mayor cantante de la historia, entonces, ¿hicieron bien o mal?

¿Es Suge Knight un ángel o un demonio?, ¿un matón peligroso o un talento para la industria musical?, probablemente todo a la vez, aunque la respuesta está en cada uno de vosotros.


Échale un ojo aquí a los álbumes más esperados de 2020.

1 1577891468 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente "Zombie Camp": la divertidísima película de zombies de la que nadie te habló
Anterior → 3 discos de rap para empezar el año en paz y harmonía