fbpx

¿Nadie te ha dicho que tenías que ver «The Neighborhood»?

Como todos sabemos, el mundo de las series ha mejorado y evolucionado tanto que para mucha gente ese formato es ya mejor que el del cine.

No solo superior porque te permite ahondar más en una historia, sino porque en cuanto a calidad ha subido tanto el nivel que casi estamos ante un fenómeno apabullante. Obviamente esto es subjetivo, también una película te permite tener la historia entera (introducción, nudo y desarrollo) en un espacio de tiempo más acotado.

Y la culpa la tiene en gran parte HBO (aunque también muchos otros) que con series como «The Wire» o «Los Soprano» elevaron tanto el listón que el resto de cadenas, productoras y plataformas acabaron haciendo lo mismo. El resultado fue la moda del formato serie para todo el mundo, en la que incluso aquellos que más renegaban del cine o la televisión han acabado enganchados a cualquiera de las múltiples propuestas que hoy tenemos.

El nivel de las series ha subido su listón a lo más alto

El problema de todo ello es que se ha intentado ir tan allá en la pretenciosidad de la mayoría de opciones que casi se ha dejado de lado la opción breve, sencilla y simplemente entretenida.

Pues bien, eso es básicamente lo que ha traído de vuelta «The Neighborhood», protagonizada por Cedric the Entertainer y Max Greenfield, entre otros.

La serie trae de nuevo el sabor de las series de afroamericanos que amábamos (y tanto echamos de menos) en los noventa. Y lo hace con una premisa sencilla y que casi nos suena a deja-vu a la inversa: una familia de blancos del medio oeste se muda a un barrio negro de Los Ángeles por cuestiones laborales. Por supuesto, sus vecinos (una familia afroamericana conservadora) tendrá sus recelos sobre el buenismo de los nuevos vecinos y sus costumbres.

En capítulos de menos de treinta minutos, «The Neighborhood» nos trae comedia de situación, mensaje social, diferencias culturales y chistes de sal gruesa recuperando la mejor esencia de clásicos como «El príncipe de Bel-Air», «Cosas de casa» o «Malcolm & Eddie», lo que no es fácil.

Y es que producciones como «Black-ish» ya lo intentaron, pero son tan políticamente correctas y planas que acaban por aburrirnos.

«The Neighborhood» es volver a las series de afroamericanos de los noventa

A pesar de su propuesta cómica y comercial, «The Neighborhood» presenta el pensamiento de gran parte de los negros sobre los blancos y viceversa y lo hace de un modo literal y explícito.

Obviamente, encuentra puntos en común para potenciar la unidad y la lucha contra los prejuicios pero es una propuesta tan honesta y valiente (dentro de su imagen relativamente accesible) que es sencillamente maravillosa.

Ya sabes, si estás [email protected] de que cada capítulo de tu serie favorita dure sesenta y minutos y echas de menos los entretenimientos francos y de calidad de los viejos tiempos, «The Neighborhood» es tu serie. Ahora búscala en tu plataforma y [email protected] al barrio… de nuevo.


Si quieres algo un poco más en las alturas, tienes que ver “Soul Plane”tienes que ver “Soul Plane”.

1 1583668036 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Historia del rap: los mejores beats de RZA (Parte 1)
Anterior → "McMillion$" o cómo estafar millones a la cadena de hamburgueserías más grande del mundo