‘The War Report’ de Capone-N-Noreaga: o cómo embotellar la crudeza del barrio

Desde los años setenta hasta finales de los noventa, la ciudad de Nueva York fue algo mucho más complicado que esos relucientes súper edificios de hormigón y cristal que vemos en Manhattan. Bandas, drogas, tiroteo, pobreza, cupones de comida, viviendas protegidas… Los habitantes del Bronx, Queens, Staten Island, Harlem o Brooklyn sobrevivían como podían mientras en las postales para los turistas se ofrecía una imagen que desde luego poco tenía que ver con la realidad de la mayoría de la población.

A eso hay que sumarle las características de la ciudad: grandes bloques, muchísimo frío en invierno y una calor insoportable en verano, y el hecho de que sea una isla. Esa sensación de estar en una cárcel, de que no hay nada más allá. De ahí que el sonido de la Nueva York en su momento álgido (de finales del noventa y tres al noventa y siete aproximadamente) sea oscuro, triste, sucio y repetitivo, ¿no era acaso así el tipo de vida al que estaban condenados a vivir?

Capone-N-Noreaga: hablando sobre la otra cara de Nueva York

Y si hablamos de Capone-N-Noreaga nada puede ser más literal. Los dos miembros del grupo se conocieron en 1992 mientras trabajaban en la cocina de la cárcel y poco a poco empezaron a hablar de hacer algo más serio al salir de allí, mientras aprovechaban todo ese tiempo que te brinda la penitenciaría para escribir y rimar.

Unos años después -en 1997– aparecería ‘The War Report’, el álbum debut de la banda, un disco con las características sonoras que hemos descrito un poco más arriba y que hacia que estos dos desconocidos se colaran a codazos entre una serie de artistas de la costa este más que reconocidos. Nas, Jay-Z, Wu-Tang Clan, A tribe called quest, Fat Joe y una inmensa lista de raperos y bandas más que asentadas.

Debido a que Capone aún estaba en la cárcel cuando el disco salió, Tragedy Khadafi (propietario del sello discográfico que lanzó el álbum) aparece en más de la mitad de las canciones, siendo algo así como un tercer miembro no oficial. El disco obtuvo unas criticas excelentes e incluso cierto tirón comercial, aún tratándose de un trabajo de todo menos accesible. El sueño de esos dos jóvenes que se conocieron pelando patatas en la cárcel era ahora una realidad tangible.

Producido por pesos pesados como Charlemagne, DJ Clark Kent, el propio Khadafi, Buckwild, Lord Finessse o Marley Marl (ahí es nada), el disco es como coger un trocito de la Nueva York de aquel momento y meterlo en una botella, tan descriptivo como esclarecedor. Triste pero enérgico, agridulce pero potente.

Algunos highlights de ‘The War Report’

‘Bloody Money’, ‘Stick You’, ‘Iraq’, ‘Live On, Live Long’, ‘T.O.N.Y. (el famosísimo single), ‘Channel Ten’, ‘Halfway Thugs o ‘Illegal Life’, el larga duración está repleto de pequeñas obras maestras que todavía hoy suenan tan lóbregas como actuales, tan representativas como desesperanzadoras. Un disco gris entre disparos y sirenas de la policía, como una película de Spike Lee sin autoindulgencia y con toda esa crudeza que da la realidad.

‘The War Report’ es la obra maestra de unos Capone & Noreaga que nunca superaron ni en solitario ni en el resto de discos como grupo. Uno de los mejores álbumes de la historia de la Costa Este y -en un escalafón no muy amplio- también de la historia del hip hop. La dureza de sobrevivir en los bloques de ladrillo, los bancos del parque y las canchas entre trapicheos y tiroteos enfrascada en un disco magnífico y atemporal a reivindicar siempre.


Este disco es antiguo ya e igual lo tendrás algo quemado, ¿pero has escuchado el que acaba de estrenar T-Pain? ¡Seguro que te flipa!

1 1551389865 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Octavian, Skepta y Michael Phantom mueven el cuello con el clip de 'Bet'
Anterior → La Zowi disfruta de todo tipo de lujos en 'No Lo Ves'