La guía del Trap, para que tus colegas ya no hablen sin tener ni puta idea

El tiempo pasa demasiado rápido. El próximo día 11 de enero ‘Trap or Die’, aquella mixtape de Young Jeezy que estuve petando cuando era poco más que un preadolescente y de la que mi colega Chris encontró una copia original en una gasolinera de Texas, habrá cumplido ya 11 años desde su lanzamiento. Sí, más de una década. Esto me llevó a plantearme muchas cosas sobre el fenómeno Trap y su concepción errónea durante estos últimos años, manchado especialmente por su influencia en la «música electrónica». Hagámosle la pregunta a Google a ver qué pasa.

Lo primero en aparecer cuando tecleas “¿Qué es el Trap?” es un artículo llamado ‘Hablemos de TrapMusic’, en el que, bueno, se dicen cosas como que es Southern Rap con toques de Dubstep y Rave, que Tupac y Biggie fueron sus pioneros (¿estamos todos locos o qué?), que tuvo su origen en el sur de USA con Gucci Mane, Jeezy o Waka Flocka (la única verdad de todo el escrito, y a medias) y ya llega mi parte favorita: “La primera canción emblemática y que puso en el mainstream el aire Trap fue ‘Hard In Da Paint’ de Rick Ross”. ¡Bravo!

Ya que blogs, revistas y webs de referencia nacional la cagan semanalmente hablando de Trap, te dejamos a continuación la guía definitiva para que tus colegas se paren a leerla por un momento, y dejen de hablar de Trap sin tener ni puta idea.

Orígenes

Intentar poner una fecha concreta a un género musical es como creer en Adán y Eva y negar que el hombre venga del mono, pero si tuviéramos que atribuirle un cumpleaños al Trap ese sería el año 2003, cuando T.I. regresaba al mercado tras su debut en ‘I’m Serious’ con su segundo álbum, ‘Trap Muzik’. Es aquí cuando aparece por primera vez la palabra Trap en la historia del Hip Hop mainstream. Influido por UGK, 8Ball & MJG o Master P, que varios años antes ya hablaban a lo grande de la venta de drogas, cocinar crack, y todo lo que ese mundo conlleva, Tip reunía estos conceptos bajo el concepto de «Trap».

Portada del 'Trap Muzik' de T.I. que vió la luz en 2003

Portada del ‘Trap Muzik’ de T.I. que vió la luz en 2003

No se trataba de un sonido, sino de una temática que, con independencia del tipo de beats en el que el de Bankhead rapease, estaba marcada por las barras que lanzaba retratando el día a día desde los ojos de un drug dealer. Como detalle, no nos podemos olvidar que DJ Toomp ya se anticipaba, casi año y medio antes de la salida del trabajo, con la producción de ‘24’s’, a pesar de que tan sólo se tratase de una pincelada en un disco que nada tenía que ver con el sonido que hoy en día conocemos.

‘‘We Trap Or Die Nigga’’

T.I. había dejado claro en 2003 en qué consistía esto del Trap pero nadie suponía lo que aún estaba por llegar. Con CTE prácticamente recién formado, Kink B (uno de los mejores amigos de Young Jeezy) aceptaba ser el CEO de aquel sello en sus inicios y se reunía con el primer productor que formaría parte de él: Shawty Redd. Es aquí cuando nos encontramos ante el mayor punto de inflexión del género.

Estamos en enero de 2004 y el productor comienza a trabajar codo a codo con Jeezy en lo que posteriormente sería ‘Tha Streets Iz Watchin’. En el tracklist ya estaban algunos de mis récords favoritos como ‘Over Here’ o ‘Air Forces’, que posteriormente se incluyeron también en su siguiente mixtape ‘Trap Or Die’, e incluso en la edición deluxe del álbum debut de Snowman ‘Let’s Get It: Thug Motivation 101’, el cual ha cumplido una década este mismo año.

Nunca nada había sonado igual. La fusión entre Redd y Jeezy combinaba un sonido único con unas letras que retrataban perfectamente el punto de vista de un camello y cómo se gana la vida. Todo esto acompañado de un estilo de beats que podríamos definir como Southern pero con un toque muy distinto en su percusión y que originó la salida de la primera mixtape con un sonido 100% Trap. Catalogada por Complex como la cuarta mejor mixtape de la historia del Hip Hop, ‘Trap Or Die’ veía la luz el 11 de enero de 2005 y con ella Jeezy lo cambió todo en un momento. DJ Drama, aún sin tanto reconocimiento como hoy en día pero sí con mucho potencial de distribución en las calles, se unía a Jizzle para hacer que el trabajo llegase a los máximos oídos posibles. ‘We Tried To Tell ‘Em’ abría la tape y sonaban los primeros versos: ‘Here I stand, grown ass man, all by myself, grown ass man, a young nigga with some grown ass plans…”.  El escalofrío llegaba a todas las partes del cuerpo, e incluso el propio Drama reconoció media década después que era la mejor intro que jamás había escuchado.

: Shawty Redd, sin él el sonido Trap tal y cómo lo conocemos hoy en día no hubiera existido

Shawty Redd, sin él el sonido Trap tal y cómo lo conocemos hoy en día no hubiera existido

Más allá del mixtape game y de Snowman junto al negro-blanco de Philly, la verdadera expansión del movimiento llegó cuando Jeezy lanzó el vídeo-single de ‘Trap Or Die’ junto a Bun B en las últimas 16 barras y un discurso inicial de Shawty Redd. “Last time I checked I was the man on the streets”. Aquel estribillo te tocaba en lo más profundo si eras de las calles o te hacía sentirte como si pertenecieses a ellas cuando escupía ese “We trap or die nigga” sobre los potentes 808’s y el hithat que Shawty Redd se colocó como una simple línea constante durante todo el beat.

‘Trap Or Die’ era el verdadero Trap. Música con un sonido totalmente único para gente que está buscándose la vida en la calle y Jeezy tenía lo que hacía falta para asentar un subgénero tan basto: credibilidad, mayormente proporcionada por su conocida afiliación con BMF (Black Mafia Family, no ‘Blowin Money Fast’), organización criminal a la que cinco años después Rick Ross vanagloriaba en el famoso single al que los más perdidos califican como máxima aspiración del Trap.

“Listen to this track b*tch”

drumma-boy-interview4

Shawty Redd nunca paró como productor, no sólo de Trap, sino de otros estilos, hasta llegar a convertirse en productor multiplatino con su single con Snoop Dogg ‘Sensual Seduction’ entre otros éxitos. Es por eso por lo que en apenas dos años el liderazgo en la producción de Trap pasó a manos de Drumma Boy .

Ese chaval flaco de Memphis con pantalones anchos que parecía limitarse a pasar horas en el estudio escuchando lo que Snow y Shawty Redd cocinaba, resultó ser productor y de los buenos. ¿Quién no ha escuchado e imitado alguna vez un Ayeeeeee Boy o su clásico “Listen to this track b*tch” ?

Drumma Boy para la portada del segundo número de The Medizine, en 2011

Drumma Boy para la portada del segundo número de The Medizine, en 2011

Drumma no sólo produjo gran parte del tercer álbum de Jeezy ‘The Recession’, sino que también fue responsable de la mitad de los ritmos en el disco de Rocko, ‘SelfMade’, y aquí es obligatorio detenernos.

Podríamos decir que Rocko (The Don para los amigos) le dio un toque más agradable a esto del Trap en uno de los álbumes de Hip Hop que más he escuchado. En él estaban ‘Umma Do Me‘, aquel ‘Hustle Fo’ con Lloyd o el inmortal ‘Tomorrow’. Un sonido más simpático que el Trap anterior aunque manteniéndolo gangsta. Pero, ¿qué pasa cuando llegas al bonus track del disco y descubres que el gosthwriter de Rocko en ese trabajo era Future y dejaba constancia ‘Trap Party’?  El tío ya venía dando caña en la sombra desde hace mucho. Mucho antes del ‘Aint No Way Around It’, mucho antes de ‘Racks’, o mucho antes de que Young Thug, Rich Homie Quan, o más bien la mitad de los artistas con los que todo el mundo flipa hoy en día le copiaran esos flows desgarrados y a golpes.

Rocko y Future, quien fuera su protegido, en la alfombra roja de los BET Awards 2011

Rocko y Future, quien fuera su protegido, en la alfombra roja de los BET Awards 2011

Drumma heredó aquel concepto musical creado por Shawty Redd y lo llevó a otro nivel. Sin él nunca hubieran visto la luz temas como ‘Put On’ o ‘Amazin’, por lo que la contribución de mi productor favorito al género resulta totalmente decisiva dentro de su evolución.

¡So Icy! Brrr

Volviendo al 2005, mientras Young Jeezy trabajaba en el despegue de su carrera paralela con Boyz N Da Hood unidos a Bad Boy South (visto lo visto Diddy también quiso sacar su tajada), Gucci Mane debutaba en mayo de ese mismo año con ‘Trap House’. En aquel trabajo ya encontramos una versión más joven del actual icono de Atlanta Zaytoven, haciendo sus pinitos a los ritmos. Mención especial al hit más conocido de todo el disco: la colaboración con Jeezy en ‘Icy’, que aunque retumbó en todos los clubs del sur de USA desembocó en un enfrentamiento entre Snowman y GuWop que aún a día de hoy sigue sin cicatrizar al 100%, y que incluso llegó a acabar con la vida de algunas personas. Un pedazo de récord, por no hablar de ’ Black Tee’ junto a Bun B, Lil Scrappy, Young Jeezy, Killer Mike y Jody Breezy. ¿Quién los viera juntos ahora, eh?

Gucci Mane como modelo de LRG para su Holiday Lookbook en 2012

Gucci Mane como modelo de LRG para su Holiday Lookbook en 2012

Pasaron los años y pese a que Gucci continuó lanzando discos no volvió a tocarnos fuerte hasta finales de 2009 con ‘The State vs Radric Davis’, tras haber llamado nuestra atención con su ‘Cutting Off Fingerz’ en el EP ‘Murder Was The Case’ de ese mismo año. Todavía recuerdo un viaje a Zaragoza en el coche de mi colega Eddie petando ese álbum a morir, en diciembre, con la versión filtrada de dos o tres días antes. Los más nostálgicos miramos aquel disco y recordamos ‘Bingo’ o ‘Lemonade’, pero en aquella época lo flipábamos con ‘Stupid Wild’ o ‘I Think I’m in Love’ con el que daban ganas de agarrar a tu chica y llevártela al fin del mundo.

Si crees que te mola el Trap ‘The State Vs Radric Davis’ es una joya digna de tener en tu estantería, en la que Gucci pulía por fin su peculiar flow y ponía sobre la mesa todo lo necesario para empezar a hacer de BrickSquad un imperio. El mismo álbum en el que vimos la primera gran aparición de Waka Flocka en ‘Bingo’, tan solo unos meses antes de su banger ‘Oh Let’s Do It’ y su posterior y famosísimo remix con Diddy, Rick Ross y Gucci Mane.

Mientras tanto GuWop, siguió a lo suyo (colaboración con Mariah Carey incluida) hasta cederle una diversificación de su sello a Waka con Brick Squad Monopoly. Ahí fue donde se fichó a dos eternos como Slim Dunkin (R.I.P.) y D-Bo y desde donde se lanzaron los discos ‘Georgia Most Wanted’ o ‘Ferrari Boyz’ hasta que años después pasó a pertenecer sólo a Waka Flocka tras su enemistad con Gucci.

Gucci Mane junto a toda su gente de 1017 Brick Squad

Gucci Mane junto a toda su gente de 1017 Brick Squad

A día de hoy, al margen de sus problemas legales, Gucci Mane destaca por continuar lanzando mixtapes para sus incondicionales y, lo que es más importante, su gran papel impulsando la carrera de artistas de Atlanta, unas veces con más éxito (Rich Homie Quan o Young Thug) que otras (Young Scooter o Peewee Longway).

“I am the Futuristic Trap, Ain’t I?”

roscoe dash

La expansión del Trap fue tan sumamente grande que en torno a 2010 el propio subgénero del Rap había creado otro subgénero dentro de sí mismo: el Futuristic Trap.

No podemos decir que durase mucho, ni que la mejor música del mundo viniera de su mano, pero es un must citarlo para comprender la enorme extensión e influencia que generó el Trap durante aquellos años. Apostando por un sonido más fiestero, futurista y amistoso que sus referentes anteriores, una cantidad enorme de productores y artistas se ganaron un hueco en la escena que desembocó en la aparición de gente como Roscoe Dash, Travis Porter, J. Futuristic, Yung LA o beatmakers de la talla de Marvelous J o K.E On The Track, sin el que nada de esto hubiera sido posible.

Roscoe, el tipo de la purpurina en el pelo, la forma en la que lo reventó con apenas dos singles tras ‘Demolition 2020‘ le llevó a ser el hombre-colaboración por unos meses, estando en la mitad de álbumes en 2010 (llegaron a existir borradores de temas suyos con David Guetta). Aunque el despegue de Travis Porter y Roscoe fue exactamente al mismo tiempo por culpa de ‘All The Way Turnt Up’ (canción que fue lanzada junto a Soulja pero creada con Travis), Roscoe Dash fue quien pegó primero y a quien aún a día de hoy situaría como imagen viva de este movimiento.

Letras medio tarareadas, repeticiones de palabras, un Trap evolucionado con un sonido mucho más alegre y el principal concepto: somos tan buenos y gastamos tanta pasta que solo de pensarlo resulta estúpido. Ellos mismos llamaban a su música «estúpida» por esta misma razón si alguna vez te has preguntado que querían decir con eso de ‘stupid houses’ o ‘stupid chains’.

[do action=»video-youtube»]LgqakMaiw0s[/do]

En la actualidad, por suerte o desgracia, no queda apenas nada de esto. A Yung LA le partió la cara Alley Boy y lo puso en WorldStar acabando con su carrera, Roscoe es ahora ghostwriter en G.O.O.D Music y  J Futuristic continúa lanzando mixtapes sin mucho éxito. Tan solo Travis Porter ha sabido mantenerse a flote con singles como Ayy Ladies junto a Tyga, aunque sin tener ese gancho que arrastraban años atrás.

Evolución y últimos años

En cinco años Gucci Mane, T.I. y Jeezy habían asentado las bases del Trap en cuanto a su concepto lírico y musical, por lo que el género no tardó en expandirse más allá de Atlanta y en sumar nuevos adeptos a sus filas. En 2010 cuando Lex Luger entró en escena, con sólo 19 años y un talento muy limitado -pero resolutivo- el joven productor se colaba entre los hombres de confianza de Waka Flocka y le brindaba el ritmo de ‘Hard In Da Paint’ para su álbum debut. El resultado de todo esto es historia.

Los interminables remixes para el single de moda no tardaron en aparecer, y Lex Luger, un chaval que producía simplemente con un ratón y Fruity Loops, fue reclutado al poco tiempo por Rick Ross para su ‘B.M.F.’ o por Kanye y Jay-Z en ‘H.A.M.’, consiguiendo que todo el mundo quisiera copiar el sonido. Todo aquello que habían comenzado a orquestar años atrás Shawty Redd, Drumma Boy o Zaytoven en el sur de Estados Unidos comenzaba a propagarse para convertirse en algo global.

[do action=»video-youtube»]n2MVzP4MaJ0[/do]

Fue precisamente en este momento cuando bajo la influencia de Luger el sonido del Trap empezó a oscurecerse. Todo aquello que previamente habíamos escuchado a Gucci, Yeezy o Rocko empezó a mutar a los mandos del cofundador de 808 Mafia y nuevamente supuso otro punto de inflexión, en un género que una vez más tuvo otro hijo llamado Drill, esta vez en Chicago. Lex, sin saber reciclarse y en un mercado de fast food music, pasó en apenas medio año de tener un gran reconocimiento a convertirse prácticamente en un chico del montón dedicado a colocar dos o tres ritmos por mixtape.

Un día estás arriba y al día siguiente nadie se acuerda de ti, pero este bajón de Luger supieron aprovecharlo (y para bien) gente como Sonny Digital o Mike WiLL Made It entre otros.

Mike WiLL Made It y Miley Cyrus posando posando para el fotógrafo Terry Richardson

Mike WiLL Made It y Miley Cyrus posando posando para el fotógrafo Terry Richardson

La legión de productores que Atlanta estaba dando al Hip Hop allá por 2011 era interminable, pero sin duda Mike WiLL sabía cómo destacar sobre el resto. El beatmaker es el último –y más completo- en nuestra lista en aportar su granito de arena a esto del Trap y el primero en sobrepasar comercialmente los límites del género dentro del Hip Hop, ocupando otros como el Pop o el R&B (ya sabéis, Miley Cyrus y todo eso). Más allá de comenzar produciendo para Gucci Mane o OJ da Juiceman entre 2007 y 2009, Mike WiLL dio el salto dos años después fuera del estado de Georgia con ‘Tupac Back’. Desde entonces los créditos musicales del productor no han parado de crecer, destacando éxitos de la talla de ‘Mercy’ de Kanye West, ‘Bugatti’ de Ace Hood, ‘Turn On The Lights’ de Future o ‘No Flex Zone’ de Rae Sremmurd, entre otros.

[do action=»video-youtube»]bbEoRnaOIbs[/do]

Expansión global del Trap

Desde ‘Hard In Da Paint’ de Waka o ‘H.A.M.’ de Kanye West y Jay Z las tendencias dentro del Hip Hop no han hecho más que cambiar y deformarse para convertirse en algo supuestamente nuevo como si de un reciclaje musical se tratara.

[do action=»video-youtube»]UtoHI0JEfDg[/do]

Esto es también lo que le ha pasado al Trap, cuyos sonidos más característicos y especialmente sus inconfundibles percusiones han hecho que otros géneros como el Pop o la música Electrónica se apoyen en parte de su estructura. No es que nadie esté en contra de esto, es más, personalmente diría que me agrada ver cómo máquinas que han perdido la cuenta de cuántas veces han sido productores platino como Max Martin, Dr. Luke o Rick Rubin sean los que les digan a Lady Gaga o Beyoncé que su música debe amoldarse a otras tendencias con un ‘Jewels & Drugs’ o un ‘7/11’. Pero esto es algo que tiene que ser reconocido.

Rihanna presentando por primera vez 'Bitch Betta Have My Money' en los iHeartRadio 2015

Rihanna presentando por primera vez ‘Bitch Betta Have My Money’ en los iHeartRadio 2015

Por poner algunos ejemplos de esa influencia muchas veces desconocida de la que hablo, sin el Trap NUNCA hubiéramos visto a Rihanna en tanga en el videoclip de ‘Pour It Up’ o presentando su ‘Bitch Better Have My Money’ saliendo de un helicóptero en los iHeartRadio. Tampoco hubiéramos visto a Katy Perry en una final de la Super Bowl sacando su lado más «malo» con su aclamado ‘Dark Horse’, un tema que más bien parecía salido de la inolvidable mixtape ‘Rubba Band Business’ de Juicy J en 2010. Qué curioso que sea él y no otro el elegido para colaborar en el single, ¿eh?

[do action=»video-youtube»]iiXOyOQJd30[/do]

Que algunos DJs y productores comenzaran a experimentar hace unos pocos años fusionando las baterías del Trap y música Electrónica bajo lo que actualmente se denomina EDM y que esto, tristemente, termine siendo el Trap tal y cómo la Wikipedia lo define no significa que realmente lo sea. Ni Diplo ni Baauer (desde mi respeto y admiración) son los padres de un estilo musical que comenzó gestándose en las calles de Atlanta cocinando crack y que ha acabado influyendo en todos los estilos musicales renovables comerciales. Podrán ser, muy legítimamente, los padres de un género (como sea que quieran llamarlo) surgido de la combinación de esa influencia y la Electrónica, pero no del Trap.

La verdad tenía que llegar algún día y aquí está. We Trap or die.

1448488796 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios (6)
← Siguiente Jay Rock - Traffic Jam (Easy Bake Remix) (Feat. Kendrick Lamar & SZA)
Anterior → Rome Fortune - Dance