Tupac vs. Biggie: ¿quién es el mejor de todos los tiempos?

Foto de portada: Al Pereira/Michael Ochs Archives/Getty Images

Aunque las prematuras muertes de Tupac Shakur y Christopher Wallace aka Notorious BIG no hicieron sino amplificar el status de leyenda de ambos, está claro que ya en vida todo el mundo sabía no sólo que eran los mejores rappers de su tiempo, sino que trascenderían como dos de los mejores de la historia.

Pero para juzgarlos antes debemos tener algo claro: la discografía de Tupac es mucho más extensa que la de Biggie, empezando por su aportación en Digital Undergound y siguiendo por su maravillosa discografía en solitario. BIG en cambio solo editó dos discos y uno solo en vida, frente a los cinco en solitario de Shakur, uno de ellos póstumo y bajo el pseudónimo de Makaveli.

¿Cómo se compara a dos leyendas?

Aún así, ambos tienen varios nexos en común. La manera en que fluyen sus rimas sobre el ritmo prácticamente no ha sido superada y sus habilidades como storytellers son igualadas por muy pocos, eso unido a la sabia elección de bases instrumentales para sus álbumes acabaron convirtiendo sus trabajos en históricos y esenciales para el género.

Escuchar hoy casi cualquier tema de estos dos rappers sigue siendo una experiencia maravillosa y atemporal, cosa que no se puede decir de todos los artistas.

Siendo objetivos y si pormenorizamos, Tupac utilizaba mayores recursos estilísticos que Biggie en sus letras, pero también era más extremo y dual en sus canciones. Shakur era capaz de decir una cosa y justo la contraria en el mismo álbum, Biggie mantenía mayor coherencia en ese aspecto aunque su lenguaje era casi por completo el de la calle.

En ese aspecto se notaba que Shakur era un tipo más leído y cultivado. En los primeros discos de Tupac se le veía mucho más influenciado por la poesía y luego iría transformando sus letras en ‘Thug Life’ casi puro y duro.

Tupac ha influenciado a muchísimos grandes de esta época, empezando por Kendrick Lamar y siguiendo por J.Cole o Meek Mill, por no mencionar a iconos como Eminem.

Cuando Biggie irrumpió en escena no sólo pudo poner a la costa este al nivel de la oeste, sino que sus habilidades como maestro de ceremonias elevaron el nivel general de lo que era el rap hasta aquel momento, siendo una tremenda influencia para Jay-Z, Lil Wayne o Jadakiss, entre muchos otros y otras.

Pero si hablamos de música, Tupac lo tuvo un poco más fácil para llegar a más gente. Si bien la temática de Tupac solía dividirse entre estilo de vida gangsta y mensaje social, la música que solía elegir era más comercial y musicalmente accesible que la de Biggie. Pero no solo porque fuese una decisión personal, sino porque así era el sonido west coast de la época a grandes rasgos.

Luces y sombras de Pac y Biggie

Si bien en ‘Ready to die’ encontramos un par de cortes comerciales, la mayoría del álbum es bastante más underground a nivel musical, tirando de samples, bajos, cajas y bombos agresivos. ‘Life After Death’ (segundo disco de Biggie) si es más comercial que el primero, viéndose claramente influenciado por el sonido de otros artistas de Bad Boy Records que estaban teniendo bastante éxito en la época de un modo mucho más enfocado al gran público.

Es cierto que el legado de Tupac es mayor, al tener una discografía más grande. Sin embargo, no debemos olvidar que Notorious BIG fue considerado uno de los más grandes de todos los tiempos sólo con su primer disco, algo tremendamente meritorio.

Wallace mejoró los skills, las pausas y el flow más tranquilo y Tupac era mucho más emocional. Biggie incluía más humor y Pac era serio en sus lyrics. También es cierto que Shakur era capaz de tocar temas más universales como el racismo o el machisimo mientras que Smalls era casi estrictamente callejero: ventas de drogas y trapicheos, robos y vida en el barrio.

Si una cosa queda clara es que tanto Tupac Shakur como Notorious BIG tienen cualidades de sobra para que cualquiera sea considerado el mejor de la historia.

Pero como todo en la vida, es una calificación subjetiva, y al final se trata de con cual de los dos estilos empatizas más, e incluso del momento en que oigas a cada uno.

Curiosamente, y aún siendo cada uno el máximo representante de cada costa, ambos nacieron en Nueva York aunque sólo Biggie (al quedarse allí durante toda su vida) llevaba ese sonido en su ADN musical.

Diferencias y similitudes en dos grandísimos rappers que se fueron demasiado pronto y cuyas carreras podían haber seguido aportando música maravillosa durante años. Entonces, ¿cuál es el mejor de todos los tiempos? Esa respuesta depende de ti, querido lector.


También míticos del rap-game, los Wu-Tang Clan. ¿Aún no has visto el documental «Of Mics and Men»?

1 1561914815 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente "The Last OG": más ghetto y gentrificación de la mano de Tracy Morgan
Anterior → Bryson Tiller: "Me arrepiento de usar mi nombre real en los escenarios"