Por qué tienes que ponerte al día en la serie de 50 cent (‘Power’)

Cuando Curtis Jackson aka 50 Cent anunció que estaba ideando y produciendo una serie sobre los trapicheos en la ciudad de Nueva York, tuvimos sentimientos encontrados. Por un lado no sabíamos si 50 tenía conocimientos y cultura cinematográfica como para echarse a las espaldas un proyecto de tal envergadura.

Y es que desde Los Soprano y The Wire en HBO, el mundo de las series cambió por completo. Si antes eran -en la mayoría de ocasiones- un entretenimiento vacío para pasar el rato ahora se trataba de un ejercicio cinematográfico al que le exigimos lo mismo o más que a los largometrajes que vemos en el cine.

Pero ‘Power’ se estrenó hace ya tres temporadas y menuda nuestra sorpresa. Unos guiones hilados a la perfección, historias que encajaban como un puzzle, actuaciones memorables, una fotografía exquisita, una banda sonora genial y una fotografía magnífica. Para los productores y creadores de la serie lo fácil hubiera sido tirar por el camino fácil y accesible de ‘Empire’ o ‘The Get Down’, pero no.

‘Power’ es cruda, dura y oscura. Aunque tiene momentos para el relax -por aquello de que cada capítulo respire-, no olvida la realidad de la historia que cuenta: trapichear o vender drogas a gran escala está muy alejado del glamour que nos venden en la mayoría de series y largometrajes, y si bien te hará ganar dinero, igual puede que no compense por la absoluta ansiedad que puede generarte o porque puedes acabar con un tiro entre ojo y ojo.

Y es por esa razón por la que funciona tan bien. ‘Power’ traslada a nuestras pantallas de forma realista y en tono de grises todas esas historias que hemos escuchado en los discos de Mobb Deep o Capone & Noreaga. La Nueva York más sucia, oscura y peligrosa que se aleja de la artificialidad que es ese Disney World en miniatura llamado Times Square.

Una serie notable en sus tres temporadas, sincera y callejera, en las que todos sus elementos están medidos y estudiados para ser un producto de calidad con más pretensión de tener cierto poso ante un público maduro que a los críos. La serie está llamando fuera de USA menos la atención de lo que se merece pero se nos antoja imprescindible. Pónganse al día y lo agradecerán.


Puede que también te interese: 4 ghetto películas que ver ahora en Netflix España.

Compartir
Tweet
Comentarios (1)