fbpx

¿Hasta qué punto puede ser Cardi B la nueva Nicki Minaj?

Desde que Internet está en la mayoría de hogares del primer y segundo mundo y más concretamente desde la proliferación de las redes sociales tanto para uso personal como para uso informativo, el auge y caída de ídolos es cada vez más efímero. La rapidez en las comunicaciones hace que toda la información nos llegue mucho antes, pero a su vez que sea más caduca y haya que construir continuamente iconos, informaciones, tendencias, modas y memes que vayan a la velocidad con la que los internautas los devoran y luego los desechan, creando una especie de monstruo al que alimentar constantemente.

Cuando apareció Nicki Minaj en escena (nacida en diciembre de 1982 en Puerto España, Trinidad y Tobago) alrededor de 2007, parecía que el hip hop mainstream había encontrado una nueva reina. Y es que Nicki tenía ciertas similitudes con Lil Kim y Foxy Brown, los mayores símbolos del hip hop femenino de corte accesible de las últimas décadas. Nicki no sólo sabía rapear, sino que también era una chica exhuberante y sexy con lo que las comparaciones no tardaron en aflorar. Podríamos hablar también de Lauryn Hill pero quizás la ex de los ‘Fugees’ se sitúa mucho más dentro del hip hop soul, con influencias mucho más clásicas.

Con sus tres primeras mixtapes el hype no pudo ser mayor y Minaj acabó firmando por Young Money Entertainment, además de colaborar con artistas de la talla de Mariah Carey, Kanye West, David Guetta, Will.i.am o Usher. Por si fuese poco, sus tres álbumes de estudio hasta la fecha (especialmente los dos primeros) no pudieron ser más exitosos.

Pero el triunfo de Minaj no es casualidad, ferviente admiradora de Foxy Brown y Jay-Z, en numerosas ocasiones ha reconocido cómo estudiaba sus técnicas para rimar y el propio Ice-T dijo que ella era algo así como una Busta Rhymes femenina. El status reciente de Nicki Minaj no pareció alegrar a artistas como Lil Kim, que en diferentes ocasiones ha declarado que la de Trinidad y Tobago la imita.

Pero pasaron los años e irrumpió en la escena Cardi B, una artista del Bronx (cuyo nombre es una abreviatura de Bacardi, su antiguo apodo) con un pasado turbulento entre pandillas, violencia doméstica y cierta fama como stripper. A finales de 2017, firmaba con Atlantic Records, tras haber llamado la atención de la discográfica con sus dos mixtapes anteriores y con su primer sencillo ‘Bodak Yellow’ conseguía el número uno en el Billboard, sus siguientes singles y colaboraciones también tuvieron una gran recepción por parte del público, además de estar en boca de todos de un año para otro.

En Cardi B encontramos de nuevo claras influencias de Foxy Brown y Lil Kim, cierta agresividad en la manera de rapear y una actitud absolutamente sexy y descarada, lo que a su vez hace que la comparemos continuamente con Nicki Minaj. Aunque parezca que el tiempo pasa volando, la ex de Meek Mill y Nas (aunque esto segundo nunca se ha confirmado 100%) lleva ya diez años de éxitos y parece que Cardi B viene empujando con una fortaleza como pocas mujeres en los últimos años, cosa que puede hacer temblar el trono de Nicki.

Si atendemos al modo de rimar podemos decir que la habilidad de Cardi es inferior, pero si juzgamos por todo lo que hoy en día hace de un artista un éxito (actitud, vídeos musicales, habilidad en las redes sociales…) la cosa es más subjetiva. Por un lado Minaj tiene cuarenta millones más de seguidores que Cardi en Instagram y por otro la del Bronx tiene diez años menos de edad y mucho tiempo por delante. Queda claro que la batalla acaba de comenzar y el trono en teoría sólo puede ser para una. Y vosotros, ¿con quién os quedáis?


La que tiene bien claro por quién se decanta entre Cardi B o Nicki Minaj es Bhad Bhabie, y además lo ha confesado sin cortarse un pelo.

1 1524178213 1519776000
Compartir
Tweet