Primeras impresiones de la cuarta temporada de «Rick & Morty»

En 2013, y cuando ya creíamos (ilusos de nosotros) haberlo visto todo en cuanto a series de animación, nos llegaba «Rick & Morty» de la mano de Justin Roiland y Dan Harmon y bajo la supervisión de Adult Swim.

La serie rompía todos los esquemas que habíamos visto hasta el momento en tal nicho, siendo una especie de mezcla entre lo mejor de «Los Simpson», «Padre de familia», «Futurama» y, sobre todo, la mejor literatura y cine de ciencia ficción.

La imprevisibilidad, el desarrollo de los personajes, los giros en el guión, los diálogos y las constantes y continuas referencias a lo mejor de la sci-fi hicieron que la serie rápidamente calara en personas de todo el mundo y se convirtiera en algo así como un instant classic. Ver un capítulo de «Rick & Morty» se convierte en una experiencia especial: nunca sabes qué diablos va a pasar ni cómo ni cuándo ni con quién o quiénes.

«Rick & Morty» es maravillosa e imprevisible

De ese modo, Roiland y Harmon revolucionaban un nicho ya supuestamente revolucionado, dejándonos claro que no estaba todo ni mucho menos inventado. «Bojack Horseman» es otra maravillosa y agridulce prueba del nivel actual de la animación adulta. Quizás no debemos elegir entre ambas series, sino compaginarlas: el compendio perfecto.

Y como suele pasar con estos productos de tantísima calidad, la espera entre temporada y temporada se hace eterna, y es en esos huecos cuando buscamos sustitutos que a menudo nos dejan a medias y nos hacen valorar aún más la producción cuya nueva season anhelamos.

No hay mal que por bien no venga. Pero como decía Skeletor en la película de «Masters del universo»: «Todo le llega al que sabe esperar».

Y la cuarta temporada de «Rick & Morty» nos da justo lo que buscábamos, o incluso va más allá. Esa locura salida de las mentes de sus guionistas y creadores avanza en una serie de capítulos sublimes, aun cuando creíamos que el nivel no se podía mantener. Increíble pero cierto.

De momento vemos influencias de «Star Wars», «Watchmen» o «La mosca», entre muchas otras, que unidas al universo particular de la serie de animación hacen que cada capítulo se pase volando. No solo con entretenimiento, sino también tan rico en matices e influjos varios. En esta cuarta temporada incluso hay un capítulo que se permite ser agridulce.

«Rick & Morty» consigue lo imposible y es mantener un nivel creativo y calidad que estaba en la estratosfera. Por ahora la cuarta temporada lo mantiene y eso es tanto que, muy probablemente, nos ratifica en la idea de que estamos ante la mejor serie de la animación del momento y una de las mejores de la historia. Y que dure mucho, mucho tiempo.


Puedes echarle un ojo aquí a todas nuestras recomendaciones de series y películas.

1 1580049882 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente 'Dr. Birds' de Griselda Records: un must para los amantes del rap
Anterior → Burna Boy, Jeremih y Serani montan su propia fiesta en 'Secret'