Conoce a G4SHI: de no hablar inglés a ser la nueva estrella de Brooklyn

Uno puede ganarse un reconocimiento a base de tener buena visión comercial y saber qué necesita el mercado y cuándo hay que sacarlo, o también puede hacerlo a base de labrarse un estilo y una identidad únicos que le permitan alcanzar la cima por sus propios méritos. Este es el caso de G4SHI, tiempo atrás conocido como The Kid Gashi, y pronunciado «Gashi», como si el “4” fuese una “A”.

Este joven asentado en Nueva York desde el ’98 creció y viajó durante su infancia por África y Europa. Sus padres fueron refugiados de Kosovo, y entre sus idas y venidas -y huidas- terminaron encontrando cobijo en la famosa ciudad de la Estatua de la Libertad, donde nuestro protagonista pudo empezar a tomar contacto con la cultura hip hop y la fuerte escena underground inherente al ambiente neoyorquino de aquellos años.

G4SHI

El nuevo mundo

Cuando tus padres huyen intentando encontrar cobijo en un país más en calma que el originario, sentirse cómodo en la ciudad de destino puede ser una tarea complicada. G4SHI llegó a la escuela en Nueva York sin apenas saber hablar inglés, pero con las ganas y la ambición para no dejar que eso supusiera una barrera para él. Posiblemente sus primeras inmersiones en el mundo del hip hop tenían mucho que ver con las salidas que hacía con su hermano cuando todavía divagaban por Europa: bailaban juntos en la calle para conseguir algo de efectivo que luego le daban a sus padres para que pudieran comprar comida.

A los 10 años y estando ya en NYC conoció a su amigo Melvin, el cual tenía un hermano gemelo. Gashi contó en 2015 en una entrevista a The Hundreds cuáles fueron realmente sus primeros pasos dentro de la escena hip hop, incentivados por este par de hermanos:

Ellos hacían freestyle y un día uno me tiró, pero como yo no hablaba inglés fluido no pude contestarle. Pero me fui a casa y me escribí algo y cuando fue el momento perfecto, se lo solté. Todo el mundo se volvió loco y me encantó ese sentimiento. Después de eso empecé a hacerlo en cada colegio, primaria, institutos, simplemente vacilar a la gente, llegaba y les tiraba durante el descanso para la comida o el recreo. Me gustaba hacerlo porque era realmente entretenido.

América terminó siendo la famosa tierra prometida que este nacido en Libia y su familia andaban buscando, y a pesar de que el mismo G4SHI no se considera simplemente un producto de Brooklyn, sino de la convergencia de lugares y culturas que ha mamado, no hay duda de que para hacer una buena inmersión en el hip hop no podría haber acabado en un país con mejores condiciones para ello. Ya metido en el hervidero de creatividad que siempre ha representado la ciudad de Nueva York, los caminos artísticos empezaron a abrir sus puertas para esta joven promesa.

G4SHI

‘Last of a Rare Breed’

Antes de conformarse como el artista que es y evolucionar su nombre artístico a G4SHI, Larry (nombre real) solía ser conocido bajo el nombre de The Kid Gashi. Ni corto ni perezoso, en su primera mixtape oficial ya consiguió colaboraciones de artistas de la talla de Nipsey Hussle o French Montana. ‘Last of a Rare Breed’ -algo así como “El último de una extraña -excepcional- estirpe”- salió a las calles en 2011 y consiguió sorprender a una buena cantidad de público con la versatilidad vocal y lírica del joven Gashi. En este proyecto encontramos reflejada la forma de entender la vida de este artista: alguien que ha luchado duro por llegar lejos y que a raíz de sus propias experiencias entiende que prácticamente nada es imposible.

Don Cannon, productor de grandes como Big Sean, J. Cole, Drake o Kendrick Lamar, por nombrar sólo unos cuantos, fue el encargado de hostear este trabajo junto a DJ Benzi, así que si tenías alguna duda sobre las capacidades del asentado en NYC, igual te ayuda saber que ya desde sus inicios tenía gente importante custodiando y apoyándole en su carrera.

Evidentemente los temas que más hype consiguieron fueron sus colaboraciones con Nipsey y Montana, pero otros éxitos como ‘Coulda Shoulda Woulda’ merecen la misma e incluso más atención que los primeros. Poco a poco y a base de esfuerzo G4SHI ha conseguido crear su propio estilo personal más allá de los padrinos que haya podido encontrar en su carrera musical.

“Quién me hizo”

Tenemos que remontarnos hasta julio de 2013 para encontrar el primer videoclip subido a la cuenta de G4SHI en YouTube. A día de hoy, ‘Who Made Me’ todavía no ha conseguido sobrepasar el millón de visitas, pero uno solo tiene que darse un paseo por los comentarios para ver que son muchos los usuarios que han dado apoyo al joven de ascendencia albana desde su periodo más iniciático. Algo que también podemos apreciar a raíz del feedback de los oyentes es su sorpresa al descubrir la cara de Gashi: es un rapero blanco. El de ‘Last of a Rare Breed’ habló sobre ello con Artsy Magazine y nos sirve de paso para darle sentido al título de su primera tape:

Es casi una ventaja para mantenerlo real, porque no soy simplemente blanco, soy de una “estirpe excepcional” (rare breed). No soy solo un chico blanco normal, ¿sabes? No puedo decir eso, como si no supiera quién soy. Eso es lo que me lleva a autodenominarme un “weirdo” -rarito-, porque para mí eso significa “edición limitada”. No se trata de qué pareces, se trata de quién eres.

Que ese escaso millón de visitas no te aleje de la oportunidad de disfrutar de este ‘Who Made Me’ codirigido por Jawney Quest y el mismo G4SHi: si la calidad de su material estaba a ese nivel cuatro años atrás, imagina lo lejos que ha evolucionado a día de hoy. Pero como siempre, mejor empezar a analizar a los artistas desde sus inicios si lo que quieres es entenderles de verdad.

Actualización: para nuestra desgracia, el vídeo fue eliminado/ocultado de YouTube el 13 de abril de 2017.

De este mismo año tenemos que destacar su mixtape “I’ll Be Right With You”, en la que Larry decidió trabajar con artistas que todavía no estuviesen tan metidos en el juego como los colaboradores de su primer proyecto. Su filosofía respecto a esto era bien simple: quería mezclarse con gente que subiera con él, no que estuviese ya arriba.

G4SHI

El juego del “4”

‘4Play’ salió en formato álbum
el pasado 2014 y servía para dejar claro que el número “4” (usado como una “a”) tiene una simbología especial para el rapero albano: su cumpleaños es el 4 de octubre, lucía ese número de dorsal cuando jugaba al fútbol en Massachusetts… Terminó haciéndolo parte de su identidad -de ahí G4SHI- e incluso le sirvió para crear un curioso juego de palabras con el título de su primer álbum de estudio: “4Play” puede leerse “A Play” (un juego), pero también “Foreplay”(juegos previos). En palabras del mismo artista:

Le llamé al álbum ‘4Play’, como “foreplay”, porque en el siguiente os voy a joder. Siento que la gente ha estado olvidándose de mí, pero ahora voy a llevar las cosas al siguiente nivel.

Quince tracks para descubrir la evolución creativa de G4SHI entre los que encontramos la participación de artistas incipientes todavía no reconocidos en el juego. Su unión con Vinny Cha$e en “I’ll Be Fine” nos volvía a dejar con las expectativas de lo más altas y la frustración de que la gente todavía no se había dado cuenta del enorme potencial del de ‘Last of a Rare Breed’.

Escaleras a la cima

Tras el relativo éxito de sus primeros proyectos, aunque ya habiéndose ganado cierto reconocimiento en la escena, a G4SHI sólo le faltaba subir las escaleras hacia la cima. Posiblemente con ‘STAIRS’, su último EP lanzado el verano de 2016, pretendiera dar el paso definitivo que le catapultara a la fama internacional, y es innegable la evolución en la calidad del rapero desde que empezó en la movida sin saber hablar inglés a finales de los noventa. Ninguna colaboración vocal aparece en este proyecto, pero meses antes de su lanzamiento Larry ya nos había deleitado con algunos adelantos para ir calentando motores con temas como ‘Switch Up’ o ‘Day Ones’.

Su último videoclip hasta la fecha ‘Jean Claude Van Damme’, también perteneciente a este proyecto, nos dejaba el octubre pasado con ansias de saber en qué nuevos proyectos estará trabajando el nacido en Libia. Su fuerza, estilo y frescura han ido calando poco a poco en la escena, y es por ello que ha estado de gira con grandes como Joe Budden, Rick Ross o Pusha-T.

¿Cuánto de lejos podrá llegar este joven nómada de la música que se resiste a etiquetar lo que hace bajo un sólo género? Nadie lo sabe, pero por si acaso no sabías de su existencia, ahora ya tienes algo nuevo que escuchar esta Semana Santa.

G4SHI

¿Cuándo un show en España?

Compartir
Tweet
Comentarios