fbpx

Hablemos de política: ¿cómo Kanye West terminó apoyando a Trump?

Artículo co-escrito por JD Romero y Miguel M. Benito Lázaro


Hay que ser valiente para posicionarse políticamente si eres una celebridad. Básicamente, porque al hacerlo ya tienes a una gran cantidad de gente en contra, y si eliges a una figura polémica, esa oposición puede ser mucho más alta, al menos en percepción. Cuando se trata de ponerse a favor de Donald Trump siempre es más de lo segundo.

El polémico empresario que heredó una ingente cantidad de millones de dólares de su padre (un constructor de casas para clase media) y que fue capaz de multiplicar esa cifra por diez se ha ganado una legión de enemigos por todo el mundo. En parte por su personalidad, popularizada a través de unos mass media que adoran las audiencias que les da el Trump, showman y celebrity.

Pero los que le odian tienen dos razones fundamentales: su errático comportamiento -unas veces premeditado, otras no- va en contra de los intereses de las grandes corporaciones propietarias de esos medios, y porque al llegar a la Casa Blanca ya siendo millonario resulta complicado de comprar, condicionar y casi asesorar, para bien y para mal.

kanye trump - Hablemos de política: ¿cómo Kanye West terminó apoyando a Trump?

Por su parte, puede ser difícil entender por qué Kanye West defiende a Donald Trump en vez de a Hillary Clinton, aunque esto tampoco tiene a priori mucho sentido (aunque Jay-Z y muchos otros lo hicieran), pues lo lógico es que se pusieran de parte de Bernie Sanders. West tiene tres características que podemos ver claramente; un talento descomunal para la música y las artes en general, un coeficiente intelectual bastante alto y una percepción de sí mismo aun más grande de lo que es.

De esa manera, cada vez que Kanye hace algo, hay que pensar seriamente si no es justo lo que quería directa o indirectamente. Al fin y al cabo estamos todo el tiempo hablando de él y, del mismo modo, cuando quiere desaparecer lo hace y de forma exitosa, como cuando se autoexilió a Wyoming.

La relación entre Kanye y el Presidente Trump

Pero vayamos al principio. Justo en el clímax de la mala prensa contra Trump (al poco de ganar las elecciones), Kanye West apareció con el recién estrenado presidente de Estados Unidos, lo cual le generó bastante polémica. Unas críticas con poco sentido si lo pensamos fríamente, ya que su amistad venía de antes.

Después de eso ha habido diferentes fotografías juntos y la polémica se acrecentó cuando vimos a West con la famosa gorra roja de ‘Make America Great Again’ en fotos con el republicano y sin él.

Por si fuese poco, Kim Kardashian West apoyó públicamente a Trump y se reunió con él para pedir el indulto de Alice Marie Johnson, una mujer de sesenta y tres años encarcelada sin libertad condicional por un delito de drogas de hace más de veinte años. A pesar de todas las críticas que recibe Kim K, se le dio el indulto a la condenada y consiguió algo que muy pocos logran: que Trump sea flexible con según qué cuestiones.

Sabemos que históricamente los artistas de hip hop y R&B se han posicionado mucho más al lado de los demócratas que de los republicanos. Desde Michael Jackson, Stevie Wonder a JAY-Z o John Legend y lo son por razones relativamente obvias: los demócratas son levemente más sensibles con las minorías al estar más cercanos a la izquierda.

Aunque de un tiempo a esta parte, el partido demócrata ha sido el tonto perfecto para las grandes corporaciones y lo que llamamos poderes en la sombra: candidatos con un carisma destacado que encandilaban a las masas mientras acudían a shows de televisión y se hacían ver como plenamente empáticos. Caso de Bill y Hillary Clinton o de Barack Obama, que si bien intentó algunas mejoras sociales no dudó en seguir conflictos bélicos, aunque si es cierto que su lucha cambió en modo y forma: menos uso de efectivos y más uso de drones y de la CIA.

La eterna lucha demócratas vs. republicanos

A pesar de todo, del lado de los demócratas hemos visto a Kendall Jenner, Lady Gaga, Robert DeNiro, Kerry Washington, Kareem Abdul Jabbar, Jay-Z, Beyoncé, Julianne Moore, Pharrell Williams, Katy Perry, John Legend, Cher, George Clooney, Matt Damon, Jennifer Lopez, Russell Simmons o Steve Harvey y del lado republicano a Jon Voight, Gene Simmons, Stacey Dash, Clint Eastwood, Kid Rock, Mike Tyson, Stephen Baldwin, Dennis Rodman o Hulk Hogan, aunque algunos de ellos han apoyado a Trump pero no al partido en el pasado, es decir, apoyan al candidato.

Pero si hacemos un análisis superficial, lo lógico para un artista de hip hop es apoyar a los demócratas más que a los republicanos por cuestiones raciales y sociales, y de ahí lo llamativo del apoyo de West a Trump. Sabemos que el músico no es precisamente tonto y eso nos hace replantearnos una serie de cosas: si quiere que hablemos de él o si sencillamente puede pensar que los Clinton son lobos con piel de cordero. Y aún así, se hace complicado por las maneras de Trump y su poco tacto con casi todo.

Cabe pensar que West apoya a Trump por las mismas razones por las que el republicano ganó las elecciones: una parte de Estados Unidos piensa que su país ha perdido en la globalización y que el establishment de Washington les ha fallado; que es necesario alguien como el magnate que no se acomoda a eso ni necesita venderse porque ya es millonario, alguien que piensa y habla por el hombre común.

Establishment, globalización y políticas sociales

Quizás West empatiza o comparte ese punto de vista. De hecho, a Hillary Clinton el apoyo del Hollywood mainstream le perjudicó, porque refuerza la idea de que los artistas son una élite cultural que no comparte las preocupaciones del estadounidense medio: a Hollywood la globalización le ha ido bien, pero no al resto.

Ya sabemos que Hillary tuvo críticas de sectores más identificados con Bernie Sanders (como por ejemplo Susan Sarandon) que opinan que los Clinton son mucho más peligrosos que Trump, aunque nos vendan con bastante éxito lo contrario. Por otro lado, sabemos que los Clinton hubieran mantenido los esfuerzos de apertura con Cuba y con Irán, pero también que es más intervencionista en conflictos bélicos como Siria.

Queda claro que la política en USA es un terreno pantanoso y que Kanye West ha sido bastante valiente al posicionarse. Si bien podemos estar de acuerdo o no con él, sabemos que su postura no parece haberle hecho muy bien mediáticamente en un país (y en el resto del mundo) en que las televisiones, radios, periódicos, revistas y webs están en su gran mayoría con los Clinton.

El tiempo dirá si West tenía o no la razón y aún así todo será bastante subjetivo, y vosotros ¿qué pensáis?

parodia - Hablemos de política: ¿cómo Kanye West terminó apoyando a Trump?

Parodia de la relación West-Trump en Saturday Night Live!


Puedes consultar todos nuestros artículos de opinión desde aquí.

1 1543833869 1519776000
Compartir
Tweet