Logo de The MedizineLogo de The Medizine

5 veces que el hip hop se unió a la perfección con instrumentos reales

Por Jon García / 01/04/2018
5 veces que el hip hop se unió a la perfección con instrumentos reales

Lo que a muchos no seguidores del hip hop les ha echado varias veces hacia atrás a la hora de acercarse a este género es que creen que es algo muy cerrado y predefinido, ya sabéis boom-baps y cacharros electrónicos. Pero eso es porque realmente no saben mucho del asunto. Lejos de artistas utilizando samples de guitarra o piano, aquí venimos a hablar de 5 ocasiones en las que los raperos decidieron dejar a un lado sus Akai para cantar rodeados de instrumentos reales, como cualquier banda al uso. Eso sí, sólo hablaremos de algunas de aquellas veces en las que todo surgió de la mejor forma posible.

Un pequeño regalo para aquellos a los que les gusta nadar más fuera que dentro del rap, y encima con un detalle vital. Mucho se habla de que en España siempre vamos 5 o 10 años por detrás, pero la verdad es que existen grandes ejemplos de este rap con instrumentos bien hechos en nuestro país. Atentos.

5. «Kase. O Jazz Magnetism»

¿Quién iba a ser si no? El rey de reyes en España se aventuró hace ya 7 años a cumplir uno de sus sueños personales. Kase. O -fan confeso del jazz desde siempre- reclutó a los chicos de Jazz Magnetism para trabajar en un proyecto único.

En «Kase. O Jazz Magnetism» encontramos diversas versiones de temas clásicos del rapero de Violadores del Verso pero interpretadas con instrumentos reales. Por supuesto, todos los tracks están repensados, regrabados e incluso corregidos. El resultado final fue una pequeña joya bastante a tener en cuenta, además fue algo que prácticamente no se veía en España (casi ningún ejemplo se me viene a la mente, excepto ocasiones contadas).

Lejos de hacer el tonto, Kase probó una vez más por qué es considerado uno de los raperos más versátiles y simplemente mejores de la historia del género en nuestro país. Supo sumarse al trabajo de sus compañeros perfectamente y nos quedó un disco remember de lo más musical y cuidado.

4. N.E.R.D. con «In Search Of…»

Pharrell Williams, además de ser un genial cantante, músico, diseñador, escritor, productor… (damn son, where did you find this?) tiene alma de frontman. Pocas personas puedan sacarle algún «pero» a su carrera en solitario, pero N.E.R.D. es un proyecto en paralelo que ha mantenido bien vivo desde el año 1999.

Formada por Pharrell, Chad Hugo y Shay Haley, esta banda con origen en Virginia lleva casi dos décadas ofreciéndonos música para disfrutar con todos los sentidos. Entre los géneros que más han ensayado encontramos el hip hop alternativo (por bandera), el funk rock, rap rock o incluso rock alternativo. «In Search Of», álbum debut de N.E.R.D., quizás es en el que los sonidos característicos del rap estaban más presentes, todo ello sin abandonar el piano, la batería, la guitarra, el saxofón, el bajo, otro tipo de percusiones… ¡Y todo hecho entre los tres únicamente!

Su último lanzamiento ‘No One Ever Really Dies’ ha virado drásticamente hacia todos esos géneros de los que hablábamos, formando una amalgama de sonidos muy diferentes. En él encontramos colaboraciones de Future, André 3000, Kendrick Lamar, Gucci Mane y otros a los que se suma Ed Sheeran. El hip hop vuelve a estar muy presente en sus planes.

3. Chaman & Black Jackets en ‘Poética’

Si eres amante de la escena underground nacional, y especialmente de la madrileña, seguro que has tenido en tu cabeza desde la adolescencia canciones de Chaman. Ese joven artista que a veces se acompañaba de cantantes como Charlie, Nasta o Crema (ahora C. Tangana) y que siempre traía frases que te dejaban la cabeza destrozada. Canciones como ‘Por Siempre’ o ‘De Ayer a Hoy’ son inamovibles en la lista de mejores tracks lanzados en España, es así.

El joven Chaman creció y maduró mucho, y terminó tomándose la música algo más en serio, buscando precisamente crear algo desde la pureza. Encontró la fórmula junto a la agrupación Black Jackets, formada por 10 músicos que aportaron su enorme grano de arena al proyecto con sus guitarras, percusiones de batería, platillos, bajo, piano… ¡Una de esas bandas que no cabe en el escenario!

‘Poética’ nos dejó un proyecto de 10 cortes en los que volvimos a escuchar al Chaman de siempre, narrándonos sus vivencias y guiándonos un poco en nuestro camino en la vida pero con una musicalidad a veces pobre en el rap común.

2. Outkast en ‘Stankonia’

André 3000 y Big Boi, componentes de Outkast, siempre fueron jodidamente diferentes al resto. Siempre estuvieron por encima y siempre pareció que todo lo ajeno les daba bastante igual, una agrupación diferente dentro del rap. Aunque sí que es cierto que contaron con producciones en las que no sólo descubrimos instrumentos reales, bien conocido es su gusto por los pianos, las guitarras y un buen puñado de instrumentos.

Precisamente ‘Stankonia’ ha sido considerado desde hace más de 18 años uno de los álbumes de culto dentro del hip hop. En él encontramos un amplio despliegue de flows por parte del dúo junto a producciones que surgieron de una buena mezcla entre producción clásica en el hip hop e instrumentos.

Cuando el material es bueno poco hay que decir acerca de él, es mejor escucharlo.

1. The Roots en ‘Game Theory’

La banda de rap instrumentada por excelencia. Habéis gozado con todos sus álbumes, con sus recopilatorios, posteriormente disfrutando de ellos en vivo durante los ‘The Tonight Show’ de Jimmy Fallon. The Roots está formada por 11 miembros que han sacado adelante un proyecto en el que ya no participan otros 12 miembros que conformaron su historia.

Liderada por Black Thought y Questlove, miembros fundadores, esta agrupación con origen en Philadelphia lleva 14 discos a sus espaldas y se encuentra preparando el siguiente, que debería ver la luz en 2018. Entre todos ellos encontramos canciones producidas con Akais, bases únicamente trabajadas con instrumentos reales -la gran parte de ellas- y cualquier otra forma de música inimaginable. The Roots son el ejemplo perfecto de MÚSICOS, y rinden totalmente homenaje a la palabra y a la profesión. Sus cualidades para improvisar, conjuntándose a la perfección entre ellos sin necesidad de medir palabra, resulta algo mágico.


La importancia de las raíces hispánicas y latinas en el rap actual de Estados Unidos, es evidente. Te lo explicamos.