Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Cheech & Chong: Los verdaderos pioneros del cine de fumetas

Por JD Romero / 24/08/2020
Cheech & Chong: Los verdaderos pioneros del cine de fumetas

Aunque puede parecernos algo relativamente fresco y novedoso, lo cierto es que el cine de fumetas es de todo menos actual, y de hecho tiene a sus dos mayores estrellas en dos tipos que lo fueron todo en los años setenta. Ha llovido ya desde entonces y quizás deberían ser más recordados fuera de Estados Unidos y Canadá, hablamos de Cheech & Chong.

La historia de estos dos tipos fue la de dos humoristas, Richard «Cheech» Marin (1946) y Tommy Chong (1938) que comenzaron en clubes con su humor sobre fumetas que no se enteraban de nada para luego dar el salto a las grabaciones (vinilos y cassettes) y, por último, Hollywood.

De los monólogos sobre fumetas a Hollywood

Lo que comenzó como una frikada (al estilo de «Dolemite») acabó en nada más y nada menos que diez largometrajes como dúo. En ellas llevaban a la gran pantalla sus personajes ficticios sobre hippies fumados y perezosos, que conectaban con la parte más gamberra de Estados Unidos y parte del resto mundo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Tanta es la influencia de los dos comediantes que una de las giras más importantes de la historia del rap («The Up in Smoke Tour», con Dr. Dre, Ice Cube, Snoop Dogg, Eminem y muchos más) tomó su nombre de la primera cinta del dúo, datada en 1978.

Cheech & Chong son uno de esos claros ejemplos (al estilo de Bud Spencer y Terence Hill) de cine repudiado por la crítica profesional pero amado, aceptado y respetado por las masas.

Cheech & Chong: repudiados por la crítica y amados por el público

La vida fílmica de ambos humoristas fue corta pero intensa, con diez películas desde el 78 al 85, siendo luego descartados al pasarse la moda del mundo hippie (ya desfasado) y por la madurez de muchos de sus fans, que pasaban a otras cosas. Pero tanta es su influencia que incluso en «Los Simpson» o «Padre de familia» han dedicado parcial o completamente capítulos a las cintas de estos dos tipos.

Su filmografía es gamberra, malhablada, sencilla y efectiva. No pretendían cambiar el mundo del cine y eso hicieron: una serie de películas para pasar un buen rato que, curiosamente, siguen funcionando a día de hoy.

No solo como excusa para echar unas risas con cine de baratillo, sino como radiografía de otro tiempo y otro modo de entretenimiento.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Si lo tuyo es la marihuana quizás deberías empezar a prestar atención a alguna de las películas de este dúo. No solo te valdrá para reírte (que siempre hace bien) sino para demostrarnos que ni somos tan modernos, ni tan subversivos, ni tan gamberros, ni tan revolucionarios.

Coge el papel, la hierba, el mechero y enciende tu pantalla LED.


Pero si lo tuyo es el cine más serio, echa un vistazo a nuestro artículo sobre «Carlito’s Way».