Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Conor McGregor la vuelve a liar en la rueda de prensa previa al UFC 205

Por Jon García / 11/11/2016
Conor McGregor la vuelve a liar en la rueda de prensa previa al UFC 205

La cosa está que arde más que nunca. Si recientemente pudimos ver a Conor McGregor enfrentarse a Nate Diaz lanzándose botellas, el asunto está comenzando a irse de las manos. La previa del UFC 205 ha logrado generar una gran tensión en el ambiente y, después de las latas de Monster, esta vez hemos visto volar sillas.

Un mes atrás McGregor fue sancionado con 150.000 dólares de multa y 50 horas de servicios comunitarios por su lanzamiento de botellas. Ahora, a escasas horas de disputar uno de los combates más importantes del año, la cosa parece haber ido a más.

Todo empezó cuando McGregor entraba tarde -y chulo, como siempre- a la rueda de prensa previa al combate. El luchador se acercaba bailando hasta la mesa de su oponente Eddie Álvarez y le arrebataba su cinturón:

Siento llegar tarde, simplemente ¡no me importa una puta mierda!

En el momento en el que Eddie entraba a escena, rápidamente se hizo paso como un huracán y robó a McGregor su cinturón de campeón. Ambos luchadores comenzaron a enfrentarse, siendo separados por el presentador para que el conflicto no fuese a más.

Mientras que el irlandés optó por sentarse y continuar la rueda de prensa, Álvarez tomó su silla y se la lanzó a su rival, provocando que los nervios de éste se disparasen y arremetiese como una furia contra él. El presentador, nuevamente, logró detener una pelea entre ambos y evitó que McGregor lanzase la silla de vuelta a su oponente.

Estoy bien, estoy bien.
Me pregunto cuánto me costaría esa silla.

Cartel informativo de la pelea.

Cartel informativo de la pelea.

Al ser preguntado por las polémicas declaraciones de Álvarez, en las que aseguraba estar avergonzado de los irlandeses -siendo él medio irlandés- porque McGregor les representase, el rey de la polémica en las artes marciales no se cortó un pelo en su respuesta:

Me importa una mierda lo que diga Eddie, ¡los irlandeses estamos de vuelta y vamos a tomar Nueva York!
Me encanta Nueva York, ¡soy un puto chulo vistiendo un abrigo de visón blanco! Y sin mí toda esta mierda apesta.

Ha quedado más que claro que McGregor sabe cómo aumentar el hype antes de una pelea. ¿Logrará hacerse con los dos cinturones? Es algo que por el momento nunca se ha hecho, por lo que McGregor podría convertirse en leyenda este mismo sábado.