Logo de The MedizineLogo de The Medizine

¿Hizo bien o mal «El Príncipe de Bel-Air» al hip hop?

Por JD Romero / 11/04/2021
¿Hizo bien o mal «El Príncipe de Bel-Air» al hip hop?

A comienzos de 1989, el manager musical Benny Medina (que había trabajado nada más y nada menos que bajo las órdenes de Berry Gordy, de Motown) tuvo la idea -junto a su socio Jeff Pollack- de hacer una serie basada en su vida.

Medina se crió en un barrio pobre del Este de Los Ángeles, pero conoció a una familia blanca y rica de Beverly Hills que, con el tiempo, lo acabaron invitando a vivir con ellos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aunque la estructura básica de «The Fresh Prince of Bel-Air» es esa, Medina decidió cambiar a la familia blanca por una negra en la historia, porque ya se habían hecho suficientes series en el pasado en las que una familia caucásica adopta a un chico negro. Y el resto es conocido: con la producción ejecutiva y la música del legendario Quincy Jones, la serie se convirtió en una de las más exitosas de todos los tiempos.

Curiosamente, Will Smith dudaba de si debía aceptar el papel cuando Benny Medina se lo ofreció en un descanso de «El Show de Arsenio Hall». Smith (que ya era conocido en todo el país por su grupo junto a DJ Jazzy Jeff) alegaba que jamás había actuado antes.

¿Podríamos decir que «El Príncipe de Bel-Air» hizo más bien que mal al hip hop?

Solo unos meses después, Smith leyó el guion delante de Quincy Jones en una fiesta en casa del productor y esa misma noche firmó el contrato.

No deja de ser llamativo que Smith fuera tan reacio a firmar, cuando ha acabado estando nominado a los Óscars de la Academia y se ha convertido en uno de los mejores actores del mundo. Ironías de la vida.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Como saben, la serie se acabó convirtiendo en una de las más exitosas en todo el mundo. Prácticamente cualquier persona de cualquier país de este nuestro planeta sería capaz de decir el nombre de varios de los protagonistas e incluso varios capítulos que recuerde con una sonrisa en la cara.

En plena era de las series (con el apogeo de las plataformas digitales) ninguna tiene tanto impacto global como el que tuvo en su día «El príncipe de Bel-Air». Bien es cierto que hoy hay tantas opciones, que ese mismo impacto se diluye.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Y, quizás, ese fue el gran problema de la serie con el paso del tiempo. La influencia de Smith y de su figura fue tan mayúscula que, de momento, todos los adolescentes del mundo querían vestirse así. Y no hay nada malo en ello, si no fuese porque el hip hop es una cultura mucho más compleja y completa que eso.

En la serie, se reduce el hip hop a una manera de ser alternativa y subversiva y apenas hay momentos para hablar de la música, su historia, su espíritu combativo. Sí es cierto que hay muchos momentos acerca del racismo y las diferencias sociales, pero siempre van unidos a una visión más global de la sociedad, no al hip hop.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Incluso cuando Smith aparece con una chaqueta de cuero de Malcolm-X, se transmite desde un punto de vista frívolo.

Bien es cierto que el rapero y actor interpretaba a un adolescente y que los acercamientos a casi todo en esa edad son muy superficiales, pero podría haberse utilizado al resto de actores adultos para introducir un poco de información acerca de ciertas cosas que son, básicamente, la historia de los afroamericanos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Por otro lado, el tono tan sencillo y accesible (por mucho que critiquemos que podía haber sido aderezado con más respeto por el hip hop) hizo que millones de personas en todo el mundo se interesaran por el rap.

No sabemos cuántos de ellos seguirán oyendo e interesándose por el género y cuántos lo dejaron a los tres días, pero es cierto que lo expuso de la más grande de las maneras.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Es por ello que, incluso reconociendo que la serie es brillante, divertidísima y con cierto mensaje social, algunas veces tenemos sentimientos encontrados hacia ella. Por un lado mostró al mundo que había un género llamado rap que iba a conquistarlo todo, por otro lado quizás lo hizo de una manera superflua y casi ridícula.

La genialidad de los guiones y el carisma de los actores hizo que pasáramos por alto ciertas cosas que siempre han estado sobrevolando la serie. Y, como no hay nada más enriquecedor y completo, sencillamente abrimos debate.