Logo de The MedizineLogo de The Medizine

¿Por qué hay que ver «En busca de la felicidad» una vez al año?

Por JD Romero / 06/03/2021
¿Por qué hay que ver «En busca de la felicidad» una vez al año?

La vida puede ser a veces demasiado jodida. Es capaz de arrastrarte por el barro y apenas dejar que te levantes a respirar, pero siempre -o casi siempre- hay un mínimo lugar para la esperanza, y a eso es a lo que se agarra el ser humano. Y gracias a esa mínima luz a la que aferrarse, hemos visto a lo largo del tiempo magníficas historias de superación, de tesón, de lucha y de creer en uno mismo, incluso cuando nadie más lo hace.

«En busca de la felicidad» es uno de los grandes ejemplos de largometrajes que narran justo ese viaje vital desde el subsuelo hasta lo más alto. Con la diferencia de que la película protagonizada por Will Smith y dirigida por Gabriele Muccino (y estrenada en 2006) no solo está basada en hechos reales, sino que su protagonista está vivo y coleando.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«En busca de la felicidad» es una película para animar el espíritu

Hablo de Chris Gardner (Milwaukee, 1964), el tipo que pasó de las deudas, ser abandonado por su mujer en su punto más bajo, dormir en un baño público y criar a su hijo mientras dormía en la calle (que en la realidad tenía catorce meses, no cinco años como en la cinta) a aprobar el examen para ser broker y acabar con una fortuna de sesenta millones de dólares.

Han oído bien.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Es por eso que uno debe ponerse de vez en cuando «The Pursuit of Happyness» (el título original del largometraje), especialmente en esos momentos en que un está en la mierda, discúlpenme la expresión.

Porque a veces es bueno recordarnos a nosotros mismos como tocar fondo es la única manera de volver a empezar, de rebautizarnos y de construir esa narrativa mental interior en la que el fracaso y el rechazo construyen nuestros cimientos para llegar arriba.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Y no vamos a engañarnos, a la película de Muccino (basada en la autobiografía de Gardner, más recomendable aun) se la ha tachado de neoliberal y de pro capitalista.

Es cierto que hay un claro mensaje de que con esfuerzo y tesón todo se puede conseguir (y eso puede ser un poco relativo e incluso manipulador), pero también es verdad que la cinta no tiene tapujos en mostrar como una persona educada y trabajadora puede acabar durmiendo en los servicios del metro. Las dos caras de la misma moneda.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Sea como sea, el film (al que hemos tomado menos en serio de la cuenta por su propio éxito comercial y reconocimiento) es un buen ejercicio de cine, pero también sirve para recordarnos algo tan básico como que otros han estado peor —anímica, social y económicamente— y han conseguido darle la vuelta a la situación.

Y eso (más allá de lecturas políticas un poco forzadas y obsesivas) no se nos debería olvidar nunca.