Logo de The MedizineLogo de The Medizine

¿Es la misoginia parte inseparable del hip hop? Pasado, presente y futuro

Por JD Romero / 15/09/2020
¿Es la misoginia parte inseparable del hip hop? Pasado, presente y futuro

No hace mucho que el músico (extremadamente talentoso) Aloe Blacc (California, 1979) declaraba algo así como «La misoginia siempre formará parte del hip hop», como era lógico y previsible, aquel titular se extendió por numerosos medios de comunicación y dio lugar -o debería haber dado- a un intenso debate.

Se trata de la eterna controversia y contradicción dentro del rap. Por un lado es un género musical que representa a las minorías, a los más desfavorecidos y por lo tanto congenia con las ideologías más progresistas, por utilizar un término concreto y definido.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pero por otra parte puede ser misógino, machista y tremendamente materialista y superficial. Vivimos en un mundo lleno de contradicciones y el rap no iba a ser de otro modo.

¿De dónde viene realmente el machismo y la misoginia en el rap?

Es complicado dilucidar de dónde viene todo esto. Primero la historia del ser humano ha sido abierta y explícitamente misógina, cosa que en teoría está cambiando, y por otra la vida en los barrios más desfavorecidos, la necesidad de tener que buscarse la vida desde muy temprana edad y las situaciones de injusticia y desigualdad acaban creando una especie de ira que se puede reflejar de muchas maneras. Una de ellas mediante el desprecio al sexo femenino.

Lo vemos cada día y es extrapolable a casi cualquier sociedad. Cuanto más difícil y lleno de frustraciones ha sido el pasado de alguien, más dado es a culpar al prójimo: ya sea a la mujer, al de otra raza, al de otra religión o al que tiene otra tendencia sexual. El odio simplemente es una expresión del miedo y los miedos e inseguridades se suelen formar en la infancia.

Pero, ¿justifica esto la misoginia en el hip hop? Rotundamente no. Cualquier movimiento o género musical debe estar obligado a evolucionar y cambiar para mejor, no solo al ritmo y la velocidad de los tiempos, sino incluso más rápido: convirtiéndose así en algo que genera metamorfosis y evoluciones positivas.

De todas maneras, y siendo honestos con la realidad, no es que haya una especie de postura común el respecto. Siempre ha habido artistas masculinos que se han quejado al respecto de esta especie de postura casi común. Y por, supuesto, mujeres artistas que han ido empoderando cada vez más, hasta el punto de tener una voz igualitaria (o superior) a la de esta especie de macho alfa que parece hijo de otro tiempo del que hoy hablamos.

Claro ejemplo de ello podrían ser Cardi B Megan Thee Stallion con su reciente ‘WAP’, un tema que ha traído tantos aplausos como críticas, y es que parece que a mucha gente aún le molesta ver a las mujeres tomar el control de su cuerpo, su sexualidad y sus vidas en general.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aunque en realidad, no es nuevo que ha habido voces masculinas discordantes y reflexivas sobre el trato que se le da a las mujeres (no solo en la cultura hip hop, sino en cualquier aspecto de su vida). Rescatamos como ejemplo un trozo de estrofa de la icónica ‘Keep Ya Head Up’ de Tupac:

«And since we all came from a woman
Got our name from a woman and our game from a woman
I wonder why we take from our women
Why we rape our women, do we hate our women?
I think it’s time to kill for our women
Time to heal our women, be real to our women
And if we don’t we’ll have a race of babies
That will hate the ladies, that make the babies
And since a man can’t make one
He has no right to tell a woman when and where to create one
So will the real men get up
I know you’re fed up ladies, but keep your head up»

¡Suscríbete a The Medizine TV!

La cuestión aquí es que la música urbana se ha reducido a su mínima expresión musical y lírica. Se ha acentuado su mensaje misógino, su fuerza musical y la simpleza de sus letras, con el consabido apoyo de aquellos/as que dominan el mundo, que lógicamente lo prefieren así.

Una música dominante que no invita a la reflexión, sino al placer momentáneo y superficial es una posición bastante cómoda para los autores y también para los que viven de la política, que tienen uno (o muchos) problemas menos, al tener a una sociedad que no se plantea nada.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pero el hip hop debe ser un referente positivo, como lo ha sido para otras cuestiones en las que ha sabido hacer levantarse de su silla a muchas personas de todo el mundo.

No vale decir eso de «el rap y la misoginia siempre irán de la mano», sino más bien algo como «debemos trabajar cambiar eso, empezando por el hip hop y luego por el resto del mundo». Y es que como decía Michael Jackson en ‘Man in the Mirror’ : «Si quieres que el mundo sea un lugar mejor, primero mírate en el espejo y luego cambia».