Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Exagente del FBI confirma a Suge Knight tras la muerte de Biggie

Por JD Romero / 01/06/2021
Exagente del FBI confirma a Suge Knight tras la muerte de Biggie

El asesinato de Notorious BIG ha sido uno de los casos no resueltos sobre los que han corrido más ríos de tinta de las últimas décadas. Y no solo por tratarse de uno de los mejores artistas de rap de todos los tiempos (para muchos simplemente el mejor) sino por haber existido todo tipo de trabas en la investigación. Exacto, medio Departamento de Policía de Los Ángeles estaba comprado por Death Row Records.

¿Estuvo Suge Knight detrás de la muerte de Biggie? Este exagente del FBI lo tiene claro

Aunque hay diferentes vías de investigación fiables, la que más se repite acaba de ser confirmada por el exagente del FBI Phil Carson a un medio tan serio y respetable como el New York Post . De hecho, estas han sido las palabras exactas:

«Todas las evidencias apuntan a Amir Muhammad. Él fue quien apretó el gatillo. Hubo muchos otros que ayudaron a orquestar el asesinato y que le hicieron apretarlo»

El exagente del FBI trabajó en el caso durante más de dos años y pudo observar la investigación policial, a la que se refirió como «el mayor fracaso de la justicia en mis 20 años de carrera en el FBI». Carson también afirma que Muhammad siempre fue el principal sospechoso, alentado por Knight, aunque quedara libre de todos los cargos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

También menciona a otro habitual de la investigación: David Mack, un exagente de policía de la ciudad acusado de ser uno de los organizadores del crimen. Por si no fuese suficiente, Phil Carson también deja claro que el objetivo principal del asesinato era Puff Daddy (ahora Diddy) y no Christopher Wallace alias Notorious BIG.

Aunque no sea por este caso, lo cierto es que Marion «Suge» Knight (Compton, 1965) sigue en prisión y está condenado a nada más y nada menos que 28 años, por un caso de atropello mortal y huida sucedido en 2015. No deja de ser llamativo el hecho de que, aun habiendo pasado casi 25 años, nadie en la policía de Los Ángeles se atreva a ir de veras a por los culpables del -posiblemente- mejor rapper de la historia.