Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Hablamos con el hombre que ha coleccionado todas las pegatinas de Supreme

Por Rodri García-Avello / 29/05/2020
Hablamos con el hombre que ha coleccionado todas las pegatinas de Supreme

Seguramente Supreme sea la marca de skate mejor posicionada hoy en día. Sus colecciones duran suspiros por la cantidad de demanda y la escasa oferta, y los artículos con su nombre multiplican su valor en las reventas. Y una de las cosas que han acompañado desde el inicio y ha sido parte fundamental de la historia es, por supuesto, su logo.

Hablamos del logo rectangular de fondo rojo y letras blancas que al segundo marca la firma de la mayoría de prendas y accesorios de los que hablamos. Cuando Supreme no era más que una tienda de  skate desconocida en Nueva York, los dueños optaron por darse a conocer de la manera más barata y eficaz que había: repartir pegatinas a cascoporro y reventar la ciudad de ellas.

Libro Supreme

Desde entonces el logo empezó a ser reconocido, y de ahí a convertirse en un símbolo, un punto en común para los jóvenes que compartían una cultura. Cuando el logo se fue popularizando, comenzaron a llegar las variaciones y las colaboraciones. La marca crecía y ya no bastaba con un logo negro, uno rojo y algunos más.

Ahí apareció el juego, la idea de ir variando cosas en el logo, hacerlo especial. Cada vez que se sacaba una colección nueva de ropa, venía acompañada de pegatinas a juego. El resultado es un revoltijo de colores e ideas, cada una con su historia; el cóctel perfecto para que haya más de un coleccionista detrás de conseguirlas todas.

Y así es como llegamos hasta nuestro protagonista, Niklas H., más conocido como Nik, quien ha conseguido recientemente terminar de coleccionar todas las pegatinas de Supreme basadas en el logo y sus variaciones. Desde 1994, las pequeñas tiradas de cuando no les conocía ni su madre, hasta las historias más sonadas como las de Louis Vuitton o el «Fuck Bush», pasando por colaboraciones con Three 6 Mafia o Comme des Garçons.

El famoso logo rectangular en 130 versiones distintas

En el libro podemos encontrar todas las pegatinas, cada una con información como el año de publicación y algunos párrafos contando la historia de la colaboración o de las circunstancias que las hacen únicas.

Hemos tenido la ocasión de hablar con el autor y que nos contara de primera mano sus impresiones y el proceso de reunir todas las pegatinas de Supreme.

Libro Supreme

¿Cuándo empezaste esta colección y cuánto tardaste en acabarla?

Empecé esta colección hace 7 años, comprando algunas pegatinas de forma ocasional. La verdadera cacería comenzó alrededor de 2016 y la he acabado de completar a principios de este año.

¿Las tienes todas?

Tengo todas las lanzadas por Supreme en formato logo rectangular, además de algunas muestras de fabricación, taras y ediciones sólo para amigos y familiares.

¿Por qué Supreme?

Lo que hace que la marca sea tan especial, para mí, es la gran cantidad de colaboraciones y el uso de imágenes y diseños de disciplinas distintas como el arte, la música y la moda. Creo que Supreme ha unido a grupos de diferentes edades y culturas al acercar a los jóvenes a, por ejemplo, el arte. Todas esas pegatinas están simplemente hechas para ser coleccionadas.

¿Cómo fue el proceso de coleccionarlas, tenías una lista e ibas a por ellas?

Al principio no tenía una lista, iba comprando las que me gustaban y fui consiguiendo más y más hasta que iba completando sets y temporadas. Ahora desde luego que la tengo, las dos últimas páginas del libro son una lista de verificación, donde puedes ir viendo el progreso de tu colección.

 ¿Cómo has ido encontrándolas? 

Las pegatinas vienen de todas partes del mundo, principalmente Europa, EEUU y Japón. La mayoría de coleccionistas se ayudan entre ellos a buscar y comprar las que necesitan. Otra cosa que me encanta de este hobby es que he hecho un montón de amigos alrededor del mundo gracias a estos intereses similares.

Libro Supreme Louis Vuitton

Creo que Supreme ha unido a grupos de diferentes edades y culturas al acercar a los jóvenes a, por ejemplo, el arte. Todas esas pegatinas están simplemente hechas para ser coleccionadas.

¿Cuál te costó más y cómo la conseguiste?

La más difícil de conseguir fue la última que me faltaba: la FasTrack negra de 1994. Sabía que alguien la había vendido hace años y (comprensiblemente) no quiso decir quién la compró, así que seguí buscando, estuve durante casi dos años y medio buscando sólo esa pegatina. Un día, un amigo mío de Singapur estaba ordenando su colección ¡y me mandó una foto de la que estaba buscando! Compró exactamente esa pegatina hace años a través de un amigo en común y había olvidado que la tenía.

¿Cuál es tu historia favorita de una pegatina?

Sobre la historia de una pegatina en sí, sería la del set de Playboy. Muchos conocen la historia de la colección inspirada en Louis Vuitton que Supreme lanzó en el 2000. A Louis Vuitton no le gustó nada así que enviaron una orden de cese y desista a Supreme, que obligó a quitar esos productos del mercado. Lo que mucha gente no sabe es que Supreme tenía otro lote de pegatinas planeado con unos iconos y unos colores similares, pero añadiendo el conejito de Playboy. No era una colaboración oficial con Playboy y, debido a la experiencia reciente, Supreme nunca lanzó las pegatinas. En su lugar, la regalaron a amigos y familia, asi que al final acabaron llegando a los coleccionistas igualmente.

Si tuvieras que quedarte solamente con una, ¿cuál sería?

Es una pregunta y una decisión difícil. Creo que me quedaría con la Jackson Pollock de 1999, porque es mi diseño favorito.

¿Cuál es la más cara? ¿Cuánto te costó?

Las más caras fueron las FasTracks y UltraBaks de 1994. Están impresas en el papel de una imprenta local de Nueva York, donde pone el nombre en el reverso, ¡son imposibles de encontrar hoy en día! No hay mucha gente que mantenga una pegatina de skate durante 26 años en perfectas condiciones. Los precios son básicamente lo que el vendedor tenga en mente. No puedo decir lo que pagué pero fue un número de cuatro cifras por cada una de ellas…

Supreme libro detalle

¿Cuándo decidiste hacer un libro de tu colección? ¿Indagabas en las historias antes de decidir hacer el libro?

Siempre me interesaron las historias detrás de las pegatinas, algunas veces conocía la historia incluso antes de tener la pegatina. Creo que es una gran parte de todo esto, y hace a la colección muy interesante. ¡Después de hacer la colección abrí una cuenta de Instagram para archivarlas y compartirlas con los demás! Unas semanas más tarde algunas personas me preguntaron por qué no hacía un libro de ello, ¡así que eso mismo fue lo que hice!

¿Tienes planeado hacer algo además del libro, como una exposición?

No tengo ningún plan por el momento, pero estoy en contacto con algunas galerías alrededor del mundo sobre una exhibición de la colección.

Tu libro es el volumen 1, ¿podemos asumir que habrá ediciones futuras?

¡Exacto! Lo llamé «Vol.1: Boxlogo Stickers» para dejar abierta la posibilidad de hacer un segundo libro sobre las pegatinas que no vienen en formato logo rectangular. Estoy ya en contacto con otros colegas coleccionistas que se centraron en este tipo de pegatinas, asi que estamos planeando trabajar juntos en el volumen 2.

Libro Supreme

¿Cómo comprar el libro?

Si vosotros también sois unos locos de Supreme y os flipan las pegatinas o el diseño gráfico, podéis comprar el libro a través de la página web que Nik ha creado para ello. Si no habéis podido aguantar y habéis entrado en su Instagram , ya habréis visto el enlace.

Del libro existen dos versiones: la estándar es en formato A5 de tapa blanda y la podéis conseguir por 13.90€, mientras que si queréis un producto de mayor nivel, tenéis una versión premium, en formato A4 de tapa dura por 25.90€.

Un homenaje a la marca americana. La creatividad y la fuerza contenida en un logo rectangular que se mantiene el mismo cada vez que cambia, mientras va pasando a través de mil fuentes de inspiración.


El pepino del día ha sido la publicación del tema de Rosalía y Travis Scott, ¿qué haces que no lo estas escuchando ya?