Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Historia del rap: los mejores discos dobles de todos los tiempos

Por JD Romero / 17/06/2020
Historia del rap: los mejores discos dobles de todos los tiempos

Fue progresivo, pero llegó un momento en la segunda mitad de los noventa en que el rap era tan fuerte (y la mayoría de sus discos garantizaban una calidad tan alta) que se podía ofrecer más y la gente seguiría consumiendo. Es decir: si vendías un disco doble la gente pagaría más y a la vez el público obtenía más canciones de su artista o grupo favorito. Todos contentos, especialmente los dueños de los sellos.

Aunque no fue el primero, esa especie de moda comenzó cuando Tupac grabó suficiente buen material (entre permisos de la cárcel) como para pagar de una vez la fianza que Suge Knight había adelantado para que saliese de la cárcel.

Un Pac en estado de gracia y unos productores en idéntico momento artístico hicieron que el álbum («All Eyez On Me») se vendiese como churros. Y allá que descubrieron el resto de sellos discográficos que podían hacer lo mismo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pero no valía con cualquiera. Para que los fans pagasen casi el doble por música se debía de tratar de grupos (o emcees) que realmente merecieran la pena, y de esa manera algunas bandas y rappers históricas editaron maravillosos discos dobles en una época, todos casi seguidos.

Así que hoy en The Medizine os traemos los mejores discos dobles de la historia del rap. Una serie de álbumes de unos pesos pesados que un día decidieron que tenían mucha música que ofrecer de una sola vez… y de camino llenar un poco más sus cuentas bancarias, o las de sus herederos.

2Pac – ‘All Eyez On Me’ (1996)

Muy probablemente el primer disco que se nos viene a la mente cuando pensamos en un álbum doble de rap.

Tupac pagó el dinero de adelanto de su fianza a Suge Knight con este trabajo y de camino nos regaló uno de los mejores L.P.’s de hip hop de todos los tiempos. Se ha escrito ya todo sobre «All Eyez On Me», pero es que es una obra maestra.

The Notorious BIG – ‘Life After Death’ (1997)

Con Biggie recién fallecido, Puff Daddy (ahora P. Diddy) decidió sacar casi todo el material que Christopher Wallace había estado grabando. Y el resultado no podía ser mejor.

Puede que Smalls hubiese estado tirando un poco más hacia el mainstream, pero seguía rapeando como Dios.

Wu-Tang Clan – ‘Wu-Tang Forever’ (1997)

Tras «Enter The Wu-Tang», parecía que los neoyorkinos no podían dar más de sí mismo, pero si lo hicieron.

Los beats mantenían el nivel, los raps eran aun mejores y no había concesiones a la comercialidad. Otra obra maestra en forma de doble álbum.

Bone Thugs n’ Harmony – ‘The Art Of War’ (1997)

Casi de un día para otro, Bone Thugs n’ Harmony estaban colaborando con lo más granado del rap de Estados Unidos, de hecho lo hicieron tanto con Pac como con Biggie.

La prueba de ese apetito que había por el grupo fue este notable doble disco en el que encontramos lo mejor de esta personalísima y curiosa banda.

Outkast – ‘Speakerboxxx / The Love Below’ (2003)

Desde el ghetto de Atlanta a las listas de ventas, Outkast llegaron a ser uno de los grupos más populares de Estados Unidos.

Y la prueba fue este experimento (notable) en que cada uno tenía un disco entero a su disposición. Magia y talento para dos culos inquietos de la industria musical.