Logo de The MedizineLogo de The Medizine

La historia de la grabación entre Michael Jackson y Biggie Smalls

Por JD Romero / 09/12/2020
La historia de la grabación entre Michael Jackson y Biggie Smalls

En 1994, Michael Jackson era la mayor estrella del mundo, así había sido desde muchos años antes y así sería hasta su fallecimiento. Pero en ese año (e intentando que los medios no lo supieran) estaba grabando un nuevo álbum. No en vano, su disco anterior -el magnífico ‘Dangerous’– databa de 1991 y sus fans se merecían un nuevo trabajo del rey.

Aquel fue un fantástico año para el rap . Artistas que luego serían legendarios como Nas, Biggie Smalls u OutKast habían hecho sus magníficos debuts y estaban convirtiendo al hip hop en un fenómeno global con sus habilidades para rimar y contar historias. Pero sólo uno de ellos convertiría el mayor sueño de su infancia en realidad: hablamos de Biggie Smalls.

Todos querían grabar con Jackson, pero solo algunos como Biggie lo consiguieron

‘Ready to Die’ de Notorious BIG había sido uno de los discos más aclamados del año y él (junto a Puff Daddy) estaban en todas partes. Sonaban en la radio con singles como ‘Juicy’ o ‘Big Poppa’ pero tenían la credibilidad de las calles por el resto del L.P., en el que se hablaba de la vida en el barrio, los trapis, las familias monoparentales y todas las vicisitudes de crecer en Bedford-Stuyvesant (Brooklyn) a lo largo de los ochenta y los noventa.

La cuestión es que Michael Jackson estaba al tanto en el rap (solo había que oír ‘Dangerous’, que era prácticamente un disco de New Jack Swing) y quería al mejor. Y el mejor, bajo su punto de vista, era Biggie en aquel momento.

De ese modo, los agentes del rey del pop llamaron a los de Christopher Wallace, este no dudó en aceptar la propuesta y se presentó en el estudio el día y a la hora que habían acordado.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

El productor Dallas Austin (creador de la música de la canción) y el ingeniero de sonido John Van Nest han narrado como Biggie llegó al estudio al mismo segundo que estaba citado, es decir: no se retrasó ni un sólo minuto. Biggie era un personaje bastante imponente y popular en aquel momento, aunque también reconocen que en todo momento se mostró agradable, humilde y educado.

Lo llamativo de su llegada es que lo primero que hizo fue preguntar «¿puedo conocer a Michael?», a lo que Austin respondió que creía que sí.

Biggie no tardó en pronunciarse sobre lo importante que era para él desde su infancia y la ilusión que tenía por conocerlo, aunque el productor y el ingeniero de sonido le dijeron que lo primero era grabar su rap.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Notorious grabó el rap y lo clavó a la primera y Austin y Van Nest quedaron impresionados. De hecho, le dijeron que lo grabarían una vez más por seguridad pero que había estado inmejorable a la primera toma. Tanto es así que esa primera grabación es la que aparece en el álbum. Estaba claro que Smalls sabía lo que hacía y que Jackson había llamado al tipo adecuado.

Fue en ese momento cuando comunicaron que Biggie había terminado. Entonces, la seguridad de Michael entró en la sala de grabación para asegurarse de que sólo estaban ellos tres y tras ello fueron a por el rey del pop. Cuando llegó, Notorious BIG casi rompió a llorar y empezó a contar a Jackson cuanto significaba aquello para él. Según el productor y el ingeniero, Wallace se liaba con sus propias palabras debido al nerviosismo mientras Jackson le agradecía todas aquellas frases.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Entonces, Michael pidió escuchar el rap y tal como terminó dijo que le había encantado y quiso oírlo una vez más. En ese momento agradeció a Notorious haber aceptado grabar aquello y haber volado para hacer la canción. El rapero pidió poder hacerse una foto con Jackson, salió de la habitación y todos quedaron bastante impactados del efecto que tenía Jackson en la gente: podías ser el rapero más inmenso (física y musicalmente) y gangsta, pero todos acababan viniéndose abajo y reconociendo su admiración al conocerlo.

Un año después, aquella canción salió incluida en el álbum ‘HIStory’ y se llamó ‘This Time Around’. El tema hablaba sobre los problemas acarreados de ser rico y famoso en Estados Unidos y la paranoia que ello suscita, algo que Biggie supo captar en su letra magníficamente. No en vano, fue asesinado a tiros dos años después de aquella histórica grabación.

Podemos decir que desgraciadamente Notorious sabía de lo que hablaba.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Han pasado los años y tanto Michael Jackson como Biggie no están ya entre nosotros. Una triste realidad que nos muestra como la construcción narrativa del icono parece cimentarse siempre de la misma manera. Hay quien dice que si tu legado es eterno nunca te irás del todo y, en ese caso, estos dos artistas irrepetibles que un día se juntaron están más vivos que nunca.