Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Repasamos la historia de los Jackson: del maltrato a la leyenda

Por JD Romero / 23/02/2020
Repasamos la historia de los Jackson: del maltrato a la leyenda

Cuenta la leyenda que el patriarca de los Jackson (el temido Joe) trabajaba en dos turnos, y mientras estaba en el de noche, su hijo Tito aprovechaba para coger su guitarra e intentar aprender. Joe Jackson se sacaba otro dinero extra tocando con un grupo amateur llamado «Los Falcons» y siempre estuvo frustrado porque nunca llegó lejos en ese mundo.

La cosa es que el padre no sabía que su guitarra estaba siendo tocada por nadie, hasta que un día volvió a casa, vio una cuerda rota y soltó toda su ira sobre Tito.

Y al progenitor no se le ocurrió otra cosa que decirle al hijo que, ya que había deteriorado parte de su modo de pagar las facturas, tenía que demostrarle qué sabía hacer con el instrumento. Y ahí llegó la sorpresa.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Del enfado a la sorpresa

Tito llamó a sus hermanos y reconocieron que no era un solo hijo el que había estado haciendo música por la noche, sino que mientras uno tocaba la guitarra, el resto (a excepción de Michael y Rebbie, que eran muy pequeños) cantaban y bailaban. Al hacerle la demostración al padre quitando los muebles del salón, Joe vio potencial y dinero en aquella escena, y ya nada volvió a ser lo mismo.

Lo curioso es que esa misma noche y en ese momento, un pequeñísimo Michael pidió a su padre poder ser parte del grupo, a lo que Joe Jackson respondió que era demasiado bebé para estas cosas. Quién podría pensar que a priori estaba negando su sueño al artista más completo y reconocido en décadas.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pasaron las semanas y llegó la fiesta de fin de curso del colegio al que asistían en Gary (Indiana), una de las localidades más pobres de Estados Unidos, dicho sea de paso. Y el pequeño Michael vio en aquello una oportunidad de oro, pidió a su maestra de primaria poder cantar en la fiesta de fin de curso y no solo quedó primero, sino que tuvo a todo el auditorio levantado aplaudiendo durante minutos y minutos. Había nacido una estrella.

Michael levantó a todo un auditorio siendo casi un bebé

El propio abuelo de Michael reconocía no haber podido parar de llorar mientras su nieto interpretaba el clásico ‘Climb Every Mountain’ con un desgarro, una pasión y una profesionalidad inusuales para un niño que jamás había estudiado música ni canto.

Como era de esperar, el padre lo vio claro y el pequeño Michael (que levantaba cuatro palmos del suelo) pasó a ser el cantante del grupo, en sustitución de Jermaine, que era varios años mayor que el futuro rey del pop.

Ya como The Jackson Five, los chicos se presentaron a todos los concursos habidos y por haber, hasta acabar escalando y llevándose el primer premio en el prestigioso teatro Apollo de Harlem. Era cuestión de tiempo que alguien gordo del negocio los viera, y ese alguien fue Bobby Taylor de los Vancouver, que los presentó directamente en Motown (la discográfica de música negra más importante de la historia).

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Berry Gordy, el propio dueño de la compañía, se negó a verlos en directo porque no creía en los esfuerzos extra que había que hacer para que unos niños triunfaran, pero Susanne Depasse (una de las directivas) los grabó en vídeo y le envió a Gordy la cinta. El ejecutivo los fichó enseguida.

Y el resto es historia. Fueron el primer grupo cuyos cuatro primeros discos fueran número uno, Michael Jackson fue el artista más joven en cantar en la gala de los Óscar, el primer grupo afroamericano en hacer una gira en México, tuvieron su propia serie de dibujos animados, su propia marca de cereales y literalmente no podían salir a la calle por las hordas de fans.

Y todo eso siendo niños que iban al colegio.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

De las horas extra y la pobreza al mayor grupo infantil de la historia

Los Jackson Five no solo son el grupo infantil más exitoso de la historia, sino que su legado musical es inmenso y casi inabarcable. Cambiaron de discográfica, pasaron a llamarse «The Jacksons» y su éxito siguió adelante.

Todos los hermanos (y hermanas) sacaron discos en solitario y todos tuvieron cierto reconocimiento y ventas. Con respecto a Michael no hay mucho que añadir.

Artista con mayor participación activa en campañas benéficas de la historia (más de 500 millones de dólares donados), artista con más singles número uno en Estados Unidos, único artista en la historia en ser número uno en las décadas 60, 70, 80, 90, 2000 y 2010, artista con más número uno (17), artista más rico de la historia (7.250 millones de dólares), artista vivo o muerto mejor pagado de todos los tiempos y álbum musical más vendido de la historia, entre muchos otros récords.

Nombrar todos los récords de Michael es apabullante

Quien iba a decir que aquella guitarra que cogía Tito a escondidas por la noche iba a dar para tanto. A veces cuando el destino quiere enseñarnos algo no parará hasta conseguirlo, y la historia de la familia Jackson es la prueba de ello.

Se suele hablar mucho de legados, pero pocos se pueden acercar al de estos niños que nacieron en la ciudad más pobre de Estados Unidos y acabaron siendo la familia más famosa del mundo.


De los pocos consuelos que nos quedan tras la muerte de Pop Smoke es imaginarnos que, sea donde sea que ha ido, tal vez se haya encontrado allí con Michael Jackson y tantos otros increíbles artistas.