Logo de The MedizineLogo de The Medizine

El lío entre JAY-Z, Damon Dash y Roc-A-Fella se hace aún más grande

Por JD Romero / 22/06/2021
El lío entre JAY-Z, Damon Dash y Roc-A-Fella se hace aún más grande

Hace solo unos días publicábamos la noticia de la demanda de Roc-A-Fella Records (a través del abogado Alex Spiro) a Damon Dash. La historia podía parecer normal, si no fuese porque Dash es uno de los cofundadores de la discográfica, lo que hacía que este suceso tuviera un inmenso extra de surrealismo.

Al parecer, Dash -con gravísimos problemas financieros desde que dejara de ser socio de JAY-Z en los negocios- había intentado subastar ‘Reasonable Doubt’ (ya saben, el álbum de debut del señor Carter) en NFT . Todos los medios indicaban que el abogado de Roc-A-Fella había conseguido parar la subasta, ya que el empresario no es el propietario del álbum ni posee los derechos de ninguna de las maneras.

Los problemas entre Damon Dash y JAY-Z se hacen aún más grandes y complicados

Pero hay un giro en la historia que la hace aún más rica y compleja si cabe. Un nuevo artículo del portal TMZ sugiere que Damon Dash está intentando vender su parte de Roc-A-Fella. Como saben, la discográfica fue fundada por tres personas, con lo que está dividida en tres partes iguales.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

El artículo de TMZ dice lo siguiente:

«Damon Dash nos ha comunicado que la demanda está llena de inexactitudes, y que no es el álbum lo que está intentando vender, sino su parte íntegra de Roc-A-Fella Records. De hecho, Dash reconoce que en marzo de este mismo año, JAY-Z intentó comprar su parte de la compañía, pero que el precio que le ofreció era inaceptable, así que está buscando a un comprador por su propia cuenta.»

Dash fundó la hoy legendaria discográfica en 1995 junto a JAY-Z y Kareem «Biggs» Burke. Bajo el paraguas de la compañía se editó a artistas como JAY-Z, Kanye West, Cam’ron, Jadakiss o NORE, de los icónicos Capone-N-Noreaga. Es decir: que el valor del sello discográfico debe ser bastante, más aún con sus propios artistas convertidos hoy en iconos.

Tendremos que ver en qué acaba todo esto, pero una cosa parece clara: a pesar de que Damon Dash no está en su mejor momento económico, lo cierto es que no va a aceptar cualquier cantidad por su parte de la empresa. Y es que el que tuvo, retuvo… y si por algo es conocido Dash es por ser un tipo con un talento nato para los negocios.


Esta no es la única batalla legal que está teniendo JAY-Z: también tiene un frente abierto contra el fotógrafo Jonathan Mannion.