Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Lil Wayne gana un juicio de 20 millones de dólares

Por JD Romero / 16/10/2021
Lil Wayne gana un juicio de 20 millones de dólares

Cuando uno sube arriba, todo es más fácil y todo más difícil. Tus relaciones son de acorde a tu status y la gente que llama a tu puerta te ofrece tratos mejores, pero también quien quiere tumbarte lo hace por temas (y cantidades) más fuertes. Y si no que se lo digan al icónico Lil Wayne, que acaba de ganar un juicio por nada más y nada menos que 20 millones de dólares.

Todo viene de atrás, como es lógico. En 2005, el abogado Ronald Sweeney comenzó a trabajar para Lil Wayne y llegó (según él) a una serie de acuerdos: 10% de la venta de los masters de sus grabaciones, 17% de las comisiones generales relacionadas con los negocios y acuerdos del día a día y otra serie de cuestiones.

La relación de ambos comenzó cuando Sweeney le ayudó a negociar su contrato con Cash Money Records, asegurando la vuelta a Wayne sus derechos por publicidad y por sus giras, que estaban en propiedad del sello. Poco a poco, Sweeney comenzó a proyectar que era el manager del artista, cuando en realidad ese rol pertenecía a Cortez Bryant desde siempre.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Una pequeña gran victoria para Lil Wayne, que se acaba de ahorrar 20 millones de dólares

Pues bien, según numerosos medios , un juez de la Corte Federal de California ha tumbado por completo la demanda de 20 millones de dólares que Sweeney había realizado contra Wayne. Tanto es así que ha desechado el caso, es decir: ni siquiera ha llegado a haber juicio.

Eso sí, es una noticia relativamente positiva para Wayne. El juez ha decretado que el caso no puede ser juzgado en el estado de California porque la residencia más estable de Lil Wayne es en Florida, mientras que su abogado suele operar en la ciudad de Nueva York. Es por ello que la demanda se podría realizar en otro estado, si a Sweeney le queda energía y dinero para seguir haciéndolo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

La versión del rapper de todo esto (y es que siempre hay que oír las dos partes de una historia) es que Ronald Sweeney solo fue uno de sus abogados, y nunca un manager. También que el letrado infló sus porcentajes durante años y años, siendo conocedor de las cifras con las que se movía Wayne.

No cabe duda de que esta pequeña gran victoria es una buena nueva para el artista, uno de los mejores rappers de todos los tiempos y un tipo al que la vida le suele sonreír… Al menos en lo artístico, en lo musical y en lo económico.