Logo de The MedizineLogo de The Medizine

«Little Monsters»: no estaba aún todo visto en cuanto a zombies

Por JD Romero / 20/08/2020
«Little Monsters»: no estaba aún todo visto en cuanto a zombies

Aunque para hablar de las primeras narraciones de zombies o muertos vivientes tenemos que remontarnos a algunas mitologías de Haití, Brasil e incluso El Congo, lo cierto es que la mayor parte del mundo no empezó a hablar sobre ello hasta que George A. Romero estrenó «La noche de los muertos vivientes» en 1968. Antes de hablar de «Little Monsters», conviene repasar un poco la historia.

De algún modo (o mejor dicho, de casi todos los modos), el cineasta de apellido castizo sembró las bases y las reglas que todo el mundo utilizaría (y darían por sentadas) en la mitología.

Desde entonces, y ha llovido bastante desde el estreno de aquella película, cada año no faltan una buen número de largometrajes sobre muertos vivientes, a los que se suman series, cómics, videojuegos, juegos de mesa, libros y casi todo en lo que uno quiera pensar. Los zombies forman tanta parte de nuestra vida como los súper héroes, la aventura épica, la ciencia ficción o cualquier otro género.

Zombies y humor en «Little Zombies»

Por alguna razón, las películas de zombies suelen funcionar. Suponemos que el hacer grandes matanzas de muertos vivientes nos despierta esa adrenalina necesaria y además podemos estar tranquilos de que no estamos usando nuestro tiempo de ocio en ver cómo matan humanos.

Más bien, en ver cómo matan algo que una vez fueron humanos. La sangre, la acción y el gamberrismo es algo que asociamos al género, por eso en los últimos años (bueno, en realidad desde los ochenta con la magnífica «El regreso de los muertos vivientes») ha habido un buen compendio de filmes que unían la comedia al género zombie.

Y la última en unirse a esa llamativa mezcla es «Little Monsters», dirigida por el australiano Abe Forsythe (responsable de «Down Under») y protagonizada por un reparto tan ecléctico y peculiar como Lupita Nyong’o, Alexander England y el cargante Josh Gad. Podríamos decir que se trata de una más, pero desde luego recoge con honor el testigo de las dos geniales partes de «Zombieland».

¡Suscríbete a The Medizine TV!

«Little Monsters» mezcla esa combinación entre humor y zombies y pasa la prueba con soltura, basándose en unos protagonistas carismáticos y en unos chistes no tan manidos como cabría esperar de una idea ya más que explotada.

La cinta narra cómo tres personas bastante diferentes entre sí deben unirse para proteger a los niños de un colegio de un repentino brote de zombies. No inventan la rueda, pero tampoco es cien por cien más de lo mismo.

Zombies, humor, niños… y Lupita Nyong’o

Los momentos genéricos de film de muertos vivientes se unen a cómo los adultos de la película deben intentar blanquear y dulcificar la situación a los menores, y es justo en ese punto en que la producción llega a ser notable.

Una cinta que podría ser divertida y que encuentra sus mejores momentos en esas situaciones, que nos recuerdan -salvando las distancias- a «La vida es bella» de Roberto Benigni. Repito, salvando las distancias.

«Little Monsters» es una nueva vuelta de tuerca al género zombie, lo suficientemente gamberra como para contentar a los fans del género y los suficientemente buenista como para acabar teniendo cierto éxito en la plataforma en la que se acabe estrenando. Si lo que buscas es noventa minutos de abstracción y entretenimiento, «Little Monsters» es la película que debes ver en el cine… Mientras sigan abiertos.


Si estás aquí porque lo tuyo es el terror, echa un vistazo a nuestro artículo sobre «Territorio Lovecraft».