Logo de The MedizineLogo de The Medizine

La madre de Pop Smoke podría reunirse con el asesino de su hijo

Por JD Romero / 06/06/2021
La madre de Pop Smoke podría reunirse con el asesino de su hijo

No hace mucho, descubríamos que el asesino del rapper Pop Smoke tenía solo quince años, aunque había varios implicados.

Una noticia que nos entristecía por partida doble: primero por recordarnos la incesante violencia casi inherente al rap (o a la pobreza, no es momento de entrar en el eterno debate), y segundo porque no hay mayor prueba de que algo va mal en la sociedad que un chico de quince años dedicándose a matar a gente por unas joyas. Absolutamente deprimente.

Y la cosa es que el nombre de Pop Smoke ha vuelto a colocarse en todos los titulares, y por una noticia bastante llamativa. Hace solo unos días que el Daily News publicaba que la madre del rapero fallecido estaba considerando reunirse con uno de los supuestos asesinos de su hijo.

El asesino de Pop Smoke quiere reunirse con la madre del rapero en privado

De hecho, el abogado del supuesto asesino comunicaba lo siguiente:

«La familia de mi cliente me ha pedido contactar a la familia de la víctima para que puedan hablar de manera privada. Espero tener noticias de la familia pronto»

La madre del artista (maestra de profesión) ha contestado que necesita algo de tiempo, pero no ha descartado la opción. No sabemos si la reunión que ha querido concertar el abogado del supuesto asesino será para pedir perdón o para negar las acusaciones. Eso es una cuestión que sabremos tras la polémica reunión, si es que acaban saliendo los detalles de la conversación.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Como saben, Pop Smoke fue fatalmente asesinado en febrero de 2020 por unos asaltantes que entraron a la casa que tenía alquilada, con la intención de robarle sus joyas, especialmente su reloj de la marca Rolex. Tras un forcejeo, uno de los delincuentes disparó al artista en el costado, acabando con su vida.

Estaremos atentos a esta conversación entre la madre del fallecido y uno de sus supuestos asesinos. Un gesto de redención -suponemos- que quizás logre apaciguar un poco el sufrimiento del asaltante, pero que no logrará lo más importante: que Pop Smoke vuelva a respirar, como el resto de nosotros.