Logo de The MedizineLogo de The Medizine

El asesino de Pop Smoke tenía solo 15 años: todos los detalles

Por JD Romero / 08/05/2021
El asesino de Pop Smoke tenía solo 15 años: todos los detalles

Pop Smoke (cuyo nombre real era Bashar Barakah Jackson) fue asesinado en su propia casa de Los Angeles en febrero de 2020.

Ese día, el mundo quedó en shock: acababa de morir a tiros otro de los raperos que estaba destinado a hacer historia. Casi como un trágico déjà vu, la historia se volvía a repetir en el hip hop.

¿Quién fue finalmente el asesino de Pop Smoke?

Pop falleció tras recibir dos disparos en la casa que alquilaba en Hollywood Hills. Según el forense del Departamento de Medicina del condado de Los Angeles, el artista moría por el disparo que había recibido en el torso.

La razón del asesinato no era otra que robarle las joyas, especialmente el Rolex con diamantes incrustados, entre otras piezas.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Si toda la noticia relativa a su temprana muerte ya es lo suficientemente trágica, más aún es con lo que ahora sabemos.

Y es que hace solo unas horas que se acaba de saber que el encargado de apretar el gatillo y acabar con la vida del popular artista tenía solo quince años. Exacto, el asesino era un adolescente.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Parece que el culpable ha admitido los hechos durante una entrevista grabada por su compañero de celda en un centro de detención juvenil. De hecho, el detective Carlos Camacho (encargado del caso) declaraba lo siguiente:

«El culpable ha admitido que disparó a la víctima un total de tres veces con una Baretta de 9 milímetros»

El supuesto asesino también admitió que al entrar al domicilio del artista le pidieron las joyas, entonces hubo una confrontación con Smoke y le dispararon en tres ocasiones.

El detenido reconoció haberle disparado en el torso y también que usaron máscaras, guantes y un escáner de la policía para intentar evadir las investigaciones posteriores.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Parece que poco a poco se va aclarando la muerte de uno de esos artistas que estaban llamados a situarse en el trono de todo un género.

Si atendemos a todas las características del caso, lo cierto es que es bastante triste. No solo el asesinato de un rapper tan joven y talentoso, sino el hecho de uno chico de solo quince años no tuviera otra cosa mejor que hacer que robar y asesinar a otro ser humano.

Como siempre, la realidad supera a la ficción y estamos en un mundo loco de remate.


Hablando de Pop Smoke, no te pierdas nuestra opinión de «Boogie», la película en la que aparece.