Logo de The MedizineLogo de The Medizine

La historia de «Pimp My Ride», el legendario programa conducido por Xzibit

Por JD Romero / 17/04/2021
La historia de «Pimp My Ride», el legendario programa conducido por Xzibit

MTV (siglas de «Music Television») era en sus inicios un canal sobre clips musicales, aunque poco a poco se fue convirtiendo en una especie de mezcla ecléctica en la que caía de todo. De hecho, ellos fueron unos de los muchos causantes del boom de los realities hace casi dos décadas, una moda que -con sus altos y bajos- aún sigue.

Pero uno de los programas más exitosos de la historia del canal tenía poco que ver con la música y mucho con los coches. Hablamos de «Pimp my Ride», el icónico programa en el que un taller arreglaba tu desastroso coche y hacía que éste acabara valiendo más que tu propia casa.

¿Cómo empezó y acabó «Pimp my Ride» de Xzibit de la MTV?

El show fue creado por Bruce Beresford-Redman, un autor de otros realities de éxito que estuvo especialmente inspirado cuando creó «Pimp my Ride».

Por cierto, comentar que Beresford estuvo en prisión en México por matar a su esposa Mónica, aunque eso es otra historia que da para otro artículo por sí mismo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Como saben, el show iba de una persona anónima (normalmente del estado de California) que tenía un coche completamente destrozado y llamaba al programa para que se lo arreglaran. Si esa persona era elegida (es decir: si su coche era lo suficientemente cutre), Xzibit aparecía por su casa y se llevaba el coche a que lo arreglaran y tunearan.

Lo interesante del programa no solo era que trabajaban en el coche, sino que lo customizaban con todo tipo de cosas de acorde a los gustos personales del dueño. Por supuesto, una de las mejores cosas del show era cuando el propietario del coche veía esta nueva versión de su auto plagada de detalles increíbles.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

West Coast Customs era el taller encargado de hacer el trabajo durante las cuatro primeras temporadas, mientras que en las tres siguiente se encargó Galpin Auto Sports (para las temporadas cinco y seis). No hace falta decir que el trabajo de estos tipos era absolutamente maravilloso y lleno de detalles.

Una de las grandes razones para ver «Pimp my Ride» era el carisma de Xzibit. Una leyenda del rap de la costa oeste que llenaba la pantalla con su sola presencia y que contaba con una risa contagiosa. Era usual ver a invitados del mundo de la música, aunque el de ‘At the Speed of Life’ tenía suficientes recursos personales como para no necesitarlos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Por supuesto, el show contó con sus controversias. Muchos de los propietarios de coches que fueron seleccionados han declarado que les pedían que arañaran y destrozaran el coche aún más cuando eran elegidos por el canal. Tampoco es algo que nos sorprenda, y es que por poco que sepamos del mundo de la televisión, uno se imagina que la realidad es así.

Con sus pros y sus contras, el éxito del programa fue instantáneo y a escala mundial. Las audiencias fueron bestiales (especialmente en las primeras temporadas) e incluso hubo versiones nacionales en Reino Unido, Brasil, Indonesia y los Países bálticos. Casi nada.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Como todo en la vida, «Pimp my Ride» tuvo un principio y un final. Tras la quinta temporada, la audiencia empezó a acusar cansancio. Lo que en inicio era una idea novedosa y original, comenzó a volverse rutinario, además de la sensación de que ya se había hecho todo lo posible e imaginable a los coches.

Aun así, «Pimp my Ride» representa la segunda época dorada de la MTV en todo el mundo (la primera fue con Michael Jackson y su ‘Thriller’) y la prueba de que la televisión puede dar mucho de sí cuando hay suficiente talento creativo tras ella.

Como todos los clásicos acaban volviendo, igual pronto vemos una nueva y actualizada versión de este programa, hoy convertido en leyenda de la televisión.