Logo de The MedizineLogo de The Medizine

5 razones para volver a oir ‘Reasonable Doubt’ de JAY-Z

Por JD Romero / 13/05/2020
5 razones para volver a oir ‘Reasonable Doubt’ de JAY-Z

Hoy en día JAY-Z (nacido como Shawn Corey Carter en 1969) es un icono tan grande que casi forma parte del imaginario pop.

Su inmensa discografía, sus negocios, las empresas que lo patrocinan (y las que patrocina), sus colaboraciones con la ONU o con su propia mujer (la diva pop más grande del mundo) casi han desdibujado en nuestra memoria algunos de sus mejores trabajos iniciales, como aquel maravilloso ‘Reasonable Doubt’ de 1996.

Y es que, aunque hoy Carter es un símbolo que ha transgredido al rap, a veces se nos olvida que es autor de uno de los mejores discos de hip hop de los noventa. Cosa que se dice rápido pero que es tremendamente complicado lograr.

El primer (y mejor) disco de JAY-Z

No en vano, para la mayoría de gente los años noventa (sobre todo a mediados) fueron la edad de oro del rap.

Una época en la que coincidieron los mejores rappers de la historia (Notorious BIG, 2Pac, Nas, Rakim, Method Man o Ice Cube) junto a los mejores productores (DJ Premier, Large Professor, Dr. Dre, RZA o Pete Rock) en el momento más competitivo a nivel musical de la historia del género. La tormenta perfecta para los mejores discos de rap de todos los tiempos.

Es por ello que hoy en The Medizine nos gustaría daros 5 razones para desempolvar el ‘Reasonable Doubt’ de JAY-Z y darle una escucha, y es que nunca es tarde para volver a un verdadero clásico en que cada canción casi parece mejor que la anterior.

Las letras

¡Suscríbete a The Medizine TV!

JAY-Z no quería conformarse con ser uno más, de modo que (además del clásico y previsible vacile) sacó tiempo para la crítica. En ‘Reasonable Doubt’ (y a lo largo de sus canciones y skits) vemos como Carter habla sobre las actitudes de los de su raza, como el hecho de no comportarse adecuadamente en ciertos lugares públicos.

Una cuestión que lejos de traerle críticas le hizo ser respetado por parte de los del negocio, que veían como alguien se atrevía a salirse de la zona de confort y contar lo que para él eran una serie de verdades necesarias.

El modo de rimar

¡Suscríbete a The Medizine TV!

No nos engañemos, la carrera de JAY-Z ha sido larga y satisfactoria, pero en ningún LP ha rimado tan bien como en su disco de debut. L

as pausas, las entonaciones, el modo de acelerar las rimas y como encajaban sus raps en cada beat demuestran con creces que -en cuanto a raps- que Jay nunca se superó a si mismo como lo hizo en ‘Reasonable Doubt’.

Los beats

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Con producciones de pesos pesados como DJ Premier o DJ Clark Kent, el sonido de ‘Reasonable Doubt’ era y es representativo de lo mejor del rap de los noventa.

Samples bien elegidos y montados, cajas y bombos señalados y bajos graves, el sonido característico de su época pero en una representación de beats que superaba a la media, cosa que no es fácil de conseguir.

El principio de la historia

¡Suscríbete a The Medizine TV!

‘Reasonable Doubt’ es un álbum notable como muchos otros, pero aparte de eso fue el comienzo de algo mucho más grande. El inicio de una leyenda de la música, de los negocios y de la manera de entender la vida y los retos personales que tuvo en este álbum su semilla principal.

Sin la autoconfianza que significó el disco para Carter, su carrera no hubiera sido tan grande, longeva y ecléctica a todos los niveles.

Las colaboraciones

¡Suscríbete a The Medizine TV!

JAY-Z tenía claro que venía a hacer historia, y por lo tanto las colaboraciones debían ser de acorde a ello. Es por eso que en «Reasonable Doubt» encontramos nada más y nada menos que a Notorious BIG, Mary J. Blige o Foxy Brown o lo que es lo mismo: nombres propios que vendrían a hacer historia dentro del rap y del R&B.


Si eres fan de ‘Reasonable Doubt’ te gustará nuestro artículo sobre el clásico «Set it Off»