«The toys that made us»: juguetes, marketing, negocios y puñaladas en Netflix

Por regla general, Netflix suele acertar en los proyectos a los que da luz verde. Pero bien es cierto que cuando se anunció que se estaba trabajando en «The toys that made us» (una serie documental sobre la historia de los juguetes más populares y vendidos de la historia), nos quedamos un poco descolocados.

Sabemos que cada día llegan propuestas más complejas y minoritarias, pero aún así no sabíamos hasta dónde tendría interés saber todos los entresijos de aquellas figuras de acción o juegos con los que jugábamos en la infancia.

Pero vista la primera temporada (en la que se habló de Star Wars, He-Man, Barbie y los G.I. Joe) descubrimos que no podíamos habernos equivocado más. Esperamos con ansia la segunda, que llegó con la historia de Lego, Transformers, Hello Kitty y Star Trek, y la tercera, que es la que hoy nos ocupa y que acaba de estrenarse en la plataforma.

Los entresijos de «The toys that made us»

Y nos equivocamos, porque la nostalgia y el recuerdo de momentos mejores (normalmente asociados a la infancia) sigue siendo algo demasiado fuerte e intenso dentro de nosotros, incluso cuando tendemos a desdeñarlos.

Y por muchas más razones, ya que «The toys that made us» es mucho más que un viaje por nuestra niñez: las historias tras las franquicias de juguetes más populares de todos los tiempos empiezan con un maravilloso proceso creativo, son seguidas por magníficas ideas de marketing y comunicación, continuadas por gestiones empresariales y, normalmente, culminadas con puñaladas traperas del máximo nivel.

Llegados a un punto casi primerizo, no se trata de robots que se transforman en coches o de muñecas rubias estilizadas, sino de un negocio multimillonario.

¿Por qué ver «The toys that made us»?

Los temas tratados en la recién estrenada tercera temporada no podían ser más llamativos: las Tortugas Ninja, las figuras de wrestling (centradas principalmente en las de la WWF, ahora WWE), Power Rangers y My Little Pony -cuya compañía (Hasbro) que tiene la propiedad de Death Row Records, by the way-.

Cuatro pesos pesados de la historia de la industria juguetera con cifras magistrales: solo en 1990 se vendieron más de cien millones de tortugas ninja, por poner un ejemplo. Y de nuevo comenzamos con los patrones en común: un proyecto creativo que empieza con un pequeño contrato que triunfa y acaba generando un impacto mundial en millones de niños y haciendo multimillonarias a varias personas y empresas.

Es especialmente llamativa la historia de las figuras de wrestling, en las que hubo tantas traiciones, ofertas, contraofertas, negociaciones y empresas involucradas, que daría para una serie de libros de terror.

Es por eso que esta serie se ha convertido en una de nuestras favoritas de la actualidad, ya que posee el compendio perfecto entre diversión, recuerdos de la infancia y aprendizaje máximo sobre negocios y publicidad.

Si crees que «The toys that made us» es una serie de documentales blancos de Netflix sobre lo bonito que es desarrollar juguetes, estás muy equivocado. Cada capítulo está lleno de lecciones sobre arte, ventas y negocios y resulta tan abrumador como productivo. Eso sí: nunca volverás a ver esos juguetes de tu niñez que puede que aún tengas en la repisa de la misma manera.


Si eres fan de Star Wars, seguro que te interesa saber un poco más sobre «The Mandalorian».

1 1573934565 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Escucha "EVERYBODY'S EVERYTHING", el disco póstumo de Lil Peep
Anterior → Todo lo que necesitas saber sobre el beef entre Lopes y Delaossa