Celebramos 25 años disfrutando de ‘Illmatic’ de Nas

Cuando pensamos en ‘Illmatic’, se nos vienen a la cabeza una serie de cuestiones: Nas, rimas fluidas, bases inmejorables y la ciudad de Nueva York en los 90’s.

Y es que a veinticinco años de su salida a la venta no sólo lo tenemos tan interiorizado que forma parte de nuestras vidas, sino que esa distancia y la objetividad que marca el tiempo nos han hecho valorarlo neutralmente y darle el sitio que se merece de una forma honesta.

Uno de los mejores discos de la historia del rap

A un gran disco de rap le exigimos una serie de cosas: buenas instrumentales, buenos raps y buenas letras (no sólo haya un buen estilo a la hora de rimar, sino también que haya un nivel en lo que se dice).

Y puede que ‘Illmatic’ fuese el primer disco en contener esas tres cuestiones elevadas al máximo y de “profesionalizar” el rap, entendiéndolo como uno de los primeros álbumes del género en ser situado junto a los mejores discos de la historia en listas de todas las músicas.

Del álbum y su leyenda se ha escrito casi todo: que sorprendía el nivel cultural de Nas con diecisiete años, que sus raps eran mejores que de aquellos que le doblaban la edad, que Columbia Records puso toda la carne en el asador y contrataron a los mejores productores de la ciudad (DJ Premier, Large Professor, L.E.S., Pete Rock y Q-Tip) y que desde su salida supuso un antes y un después en la historia del hip hop.

Nas, por su parte, se instauró en la historia como uno de los mejores MC’s de todos los tiempos desde su álbum de debut, ahí es nada.

¿Por qué seguir volviendo a este disco 25 años después?

Oír ‘Illmatic’ a día de hoy sigue siendo una experiencia absolutamente gratificante por varias cuestiones.

La primera, que llama la atención es que auú siendo hijo de los noventas y con alguno de los los tics de la época, el álbum más que eso es un compendio de lo mejor del rap clásico de modo atemporal: los raps nos están sobreactuados, las cajas, bombos y bajos no son exagerados, no se abusa de los scratches y las letras aguantan el paso del tiempo entre metáforas, referencias culturales y paralelismos.

El disco de debut de Nas es una carta de amor y odio a la ciudad de los rascacielos y más concretamente al barrio de Queens, ese que ha parido a algunos de los mejores rappers de la historia y que mucha gente obvia por no estar tan a la moda como Brooklyn, ni tan característico como Harlem, ni tan sonado como el Bronx ni por parecerse a ese Disney para turistas en que se ha convertido el centro de Manhattan.

Darle al play a ‘Illmatic’ y cerrar los ojos es teletransportarse a esa Nueva York de hace dos/tres décadas entre trapicheos, sirenas de policía, zapatillas de basket, amigos entrando a prisión, canchas de baloncesto y bancos en los parques.

Son muchos los secretos por los que el LP ha mantenido sus status durante tanto tiempo y uno de ellos es la máxima “calidad en vez de cantidad”.

Columbia Records (Sony Music) empleó la misma táctica que en ‘Thriller’ de Michael Jackson: se graban muchas canciones de la máxima calidad posible y luego se seleccionan unas pocas, que son las que verán la luz. De esa manera, el disco es breve pero sobresaliente de principio a fin, dando lugar un hit tras otro y a un álbum redondo y adictivo en que nada parece fallar.

Incluso el orden del tracklisting es inmejorable y casi inalterable.

Un ejemplo inmejorable de rap clásico

El éxito y reconocimiento de ‘Illmatic’ (recuerden que en su día más que un súper ventas fue muy aclamado por la crítica) está mucho más allá del talento para escribir y rimas de Nasir, sino en una estrategia para conseguir un producto maravilloso e inolvidable donde nada queda al azar.

Si la base instrumental no era magnifica quedaba fuera y si la letra no era sobresaliente, no entraba en el álbum. Un ejército de All Stars se encerró en Chung King Studios, D&D, Battery Studios y Unique Recording Studios con un propósito, y esa meta se cumplió.

¿Es ‘Illmatic’ el mejor disco de la historia del rap? Eso está en cada uno y es tan personal como subjetivo. Lo que no cabe ninguna duda es que en aquel momento subió el listón y tras sus salida todos los rappers (con un mínimo de aspiraciones) se pusieron las pilas, que es un disco al que no le falta ni le sobra nada y que convirtió a un jovencísimo Nas en leyenda vida desde el día uno.


También estamos celebrando los 35 años desde la salida de ‘Legend’, de Bob Marley y The Wailers. Pásater por aquí para ver el nuevo vídeo de ‘Satisfy My Soul’.

1 1556488902 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Lil Xan y Kidd Keo anuncian un nuevo tema juntos en Instagram
Anterior → #LoMejorDeLaSemana: Aleesha se abre paso en la escena nacional